Advertisement

El oriundo de Orange County, Patrick Sandoval, trabaja por su sueño de Grandes Ligas con Angels

El oriundo de Orange County, Patrick Sandoval, trabaja por su sueño de Grandes Ligas con Angels

Ya lanzó para los Angels, a los ocho años.

Ya apareció en el Angel Stadium, como jugador de futbol americano.

Advertisement

Ya tiene un guion de cómo será su debut con los Angels, como un aficionado.

"Eso sería absolutamente un sueño hecho realidad", dijo Patrick Sandoval.  "Veo a la primera base y ahí está mi [amigo] Albert Pujols.  Sería una locura".

Advertisement

La fecha de canjes es acerca de que los equipos traten de encontrar sus mejores opciones.  De vez en cuando, son perfectos.

Los Angels intercambiaron el cátcher Martin Maldonado a Houston la semana pasada por Sandoval, un zurdo de 21 años que creció en Orange County y que fue protagonista en la secundaria de Mission Viejo.

Sandoval inició por primera vez en su nueva organización el 29 de julio y ponchó a nueve bateadores mientras que no permitió carreras en 4 2/3 innings con el Inland Empire contra el San José de la Class-A.

No pudo ser más firme, lo que fue notable para alguien que cuando se le dijo que sería canjeado a los Angles comenzó a temblar.

Advertisement

"Solo realmente emocionado", explicó Sandoval.  "Todo esto parece mentira".

Esto definitivamente es como se sintió para su madre, Robin, quien al escuchar las noticias, pensó que su hijo estaba bromeando.  Del otro lado de la línea, Patrick estaba seguro que ella estaba aguantando las lágrimas.

Pero pronto estaba Robin, justo antes de la media noche del canje, recogiendo a su hijo del aeropuerto de Ontario, llevándolo a casa para que durmiera unas horas y luego llevarlo nuevamente al Inland Empire a tomar el bus que lo llevaría a las 8 a.m. a San José.

"Tuvimos dos viajes en auto con muchas conversación", dijo Robin, "un par de abrazos y de regreso al camino".

Una madre llevando a su hijo para que pueda jugar béisbol, uno de los actos más originales y uno del que por lo que esta familia, gracias al canje, continua haciendo marcas de tiempo.

Aunque los Dodgers era el equipo que Sandoval gustaba desde niño, casa cada juego que atendió era en el Angel Stadium.

Clayton Kershaw se mantiene como su favorito para ver, Sandoval admitió que trata de canalizar la fuerza mental de Kershaw, la agresión que muestra al atacar a los bateadores.

Sandoval nunca vaciló en cuestión de señalar a su jugador favorito, aunque aún no sabe por qué le atrae el poderío de un primera base que, en su tiempo, jugaba con San Luis.

Advertisement

Cuando tuvo una asignación de un reporte de un libro en el tercer grado, Sandoval eligió la biografía de Pujols.  Él quería ser como Pujols que, en las ligas menores, le copió la postura en el bateo.

"Piernas separadas", dijo Sandoval.  "Brazos grandes, las manos moviéndose de arriba y abajo, solo rompiendo bolas, ¿sabes? Estaba muy metido, muy profundo".

Con tres años restantes en el contrato de Pujols después de esta temporada, la posibilidad de que Sandoval y él pudieran ser compañeros de equipo existe aún cuando todo parecía una fantasía.

Pero nuevamente, hay veces que se hacen negocios fríos en el béisbol que pudieran estar guiando esta historia.

Después del cajeo, el agradecimiento de Sandoval a los Astros en las redes sociales incluía una foto de él listo para lanzar una bola rápida, mientras vestía un uniforme de los Angels.

Bueno, tenía solo ocho años cuando esa foto fue tomada, y fue una coincidencia que su equipo resultó con ese nombre.

Pero ese también fue el primer año que Sandoval trató de lanzar, el talento que con 13 años de refinamiento le ha acercado aún más para vestir un uniforme genuino de los Angels en rojo.

También comparte una distinción con los miembros más queridos y recordados de este equipo en la historia de la franquicia.  Sandoval también celebró un campeonato en el Angel Stadium.

Él era un recibidor y un punter con el equipo de futbol americano de Mission Viejo en 2014, en un partido al que se le acreditó la razón de continuamente mantener la ofensiva de Vista Murrieta atrasada.

"Es realmente increíble", dijo Robin. "Pensar que él posiblemente tenga la oportunidad de jugar ahí en las Ligas Mayores, es una locura".

Desde que su hijo firmó con los Astros en 2015, Robin ha tenido la oportunidad de verlo jugar solo en dos ocasiones.  Eso cambiará, empezando este sábado, cuando Sandoval está programado para empezar por primera vez como titular por Inland Empire.

Él casi jugó para USC antes que Houston inesperadamente lo atrajera con un bono de $900,000 por solo firmar, un compromiso enorme para una selección de la onceava ronda.

Sandoval había comprado una laptop para la escuela y estaba a punto de explorar su afinidad para los Trojans, una atracción a la que asistía viendo los partidos de futbol americano en USC cuando era joven.

Pero todos los planes de Sandoval abruptamente cambiaron con una decisión significante de los Astros, no diferente a lo que pasó la semana anterior.

En lugar de estar en Potomac, Maryland, para dos encuentros consecutivos en la Carolina League, de pronto ya estaba en camino a casa en dos viajes largos en auto con su madre antes de seis horas en autobús que lo llevaría a un futuro más brillante.

"Sí, fue un viaje largo para mí", dijo Sandoval. "Pero tuve una sonrisa en mi cara todo el tiempo".

Advertisement
Advertisement