Advertisement

El cuerpo de relevistas de Dodgers se desploma sin Jansen

El cuerpo de relevistas de Dodgers se desploma sin Jansen
Kenley Jansen (74) (John Amis / AP)

Cuando los Mets de Nueva York utilizaron su selección en el draft de expansión de 1961 en un cátcher, el mánager Casey Stenger explicó la razón.

"Tienes que tener un cátcher", señaló. "O vas a ver muchas pelotas pasar".

Advertisement

Lo mismo sucedió cuando los Marlins de la Florida seleccionaron a Bryan Harvey, proveniente de los Angels, en el draft de expansión de 1992. ¿Por qué debería un equipo, destinado a recibir una golpiza en su primer año, gastar en un cerrador de alto valor?

"Siempre que tienes una buena oportunidad de ganar un juego, no quieres desperdiciarla", dijo Rene Lachemann, el primer mánager de los Marlins a MLB Trade Rumors en 2017. "Sabíamos que solamente íbamos a tener la oportunidad en unos 60 partidos, así que más vale tener a alguien que pueda salvar esos juegos".

Advertisement

Eso nos trae un tema a la mesa en estos días, del cuerpo de relevistas de los Dodgers.

Aquellos Marlins sufrieron tantos derrotas por 8-3 y 9-3 que los jugadores ni se preocuparon de las derrotas en las que dejaron ir marcadores de 2-1. Los Marlins ganaron 64 juegos, Harvey salvó 45 de ellas, con un promedio de carreras limpias de 1.70.  Obtuvo votaciones para el Cy Young y para el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Pero este no es un equipo de expansión.

No hay nada más desmoralizante para un equipo de Grandes Ligas que dejar ir ventajas en los últimos innings. Ahí están los Dodgers ahora. No importa qué tan bravos sean los jugadores o lo que su mánager tenga puesto.

Advertisement

Por años, nos preguntamos si los Dodgers podrían perder a Clayton Kershaw o Corey Seager por semanas o meses, y en realidad sí pudieron solucionar esos problemas.

Perdieron a Kenley Jansen por una semana y todo se desplomó.

De una forma horrible, esto ilustra el camino que han tomado bajo Andrew Friedman, el presidente de operaciones de béisbol, y Farham Zaidi, el gerente general.

Las actuaciones de los relevistas han sido volátiles y los Dodgers ciertamente no han dudado al momento de mandar relevistas a las menores o quitarlos del roster totalmente, con la excepción curiosa hacia Pedro Báez y Chris Hatcher.

Los Dodgers quizá no se han dado cuenta de lo afortunados que han sido con Jansen. Desde que llegó al equipo como el cerrador en 2012 hasta mediados de agosto de 2018, solamente había estado en la lista de lesionados una sola vez: una lesión de pie en el primer mes de la temporada 2015.

No había tenido lesiones de hombro. No había tenido lesiones de codo. No se había perdido la carrera por el banderín de la división o en la postemporada.

Los Dodgers sobrevivieron a las lesiones de Kershaw y Seager debido a que planearon por avanzado después de sus lesiones.

Pero el cuerpo de relevistas de los Dodgers fue una casa de cartas que parecía haberse colapsado cuando Jansen fue removido de las tarjetas.

Advertisement

La solución podría haber sido el gastar dinero en relevistas, aunque los Dodgers tienen problemas debido al tope salarial, ya que evitaron pagar impuestos este 2018.

Pero los Rockies de Colorado gastaron $106 millones en relevistas en el invierno pasado: el cerrador Wade Davis, a los relevistas Jake McGree y Bryan Shaw. En la fecha límite de julio, los Rockies agregaron al relevista Seunghwan Oh.

Los Dodgers también gastaron en relevistas comprobados bajo el gerente general Ned Colleti, con contratos a largo plazo a excerradores como Brandon League y Brian Wilson. Los dos fueron dejados ir antes de que sus contratos se vencieran.

En la década previa, los Angels ganaron el Oeste de la Liga Americana cinco veces en seis años, pero fue debido a un hombre durable y confiable como Scot Shields. Pero héroes del octavo inning como Shields, Seunghwan Oh o Joe Smith son difíciles de encontrar, y difíciles de mantener, debido a que otros equipos los seducen  a la agencia libre con un papel de cerrador y dinero de cerrador.

Pero no todo está perdido en los Dodgers, aunque así pareciera cuando uno lee los foros en internet.  Los Dodgers entrenaron al fin de semana con dos juegos abajo del primer lugar en el Oeste de la Liga nacional, y Jansen podría regresar a finales de agosto.

Las voces por todos lados piden que Friedman y Zaidi sean responsables por la calamidad en la lomita. Desde luego que son responsables. ¿Quién más? (No digan Roberts, ya que Friedman y Zaidi proveen a los pitchers).

Pero, como ya saben, son estos los mismos hombres que llevaron a los Dodgers al Juego 7 de la Serie Mundial la temporada pasada. Esta temporada no ha terminado aún, y Friedman y Zaidi no están comprando sus trajes de baño para preparase para las vacaciones tempraneras.

Un juego podría hacer la diferencia.

El tiempo en el que el cuerpo de relevistas colapsó podría ser horrible para algunos ejecutivos, pero Friedman y Zaidi no son de ese tipo. Un día después que el cuerpo de relevistas dejaron ir un juego por séptima vez consecutiva, los fans recibieron invitaciones para renovar sus boletos de temporada, así como con sus recibos.

"Desde los momentos mágicos  en el campo con los Dodgers hasta las rivalidades ante los Gigantes, Cachorros y Yanquis en 2019, el Juego de Estrellas de 2020, es emocionante el estar en Dodger Stadium", dijo la carta. "No queremos que te pierdas lo que sigue".

Dejar al rival sin carreras en el octavo y noveno inning sería bueno para empezar.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement