Advertisement

Asia Argento, una voz importante de #MeToo es acusada de agresión sexual. ¿Qué significa para el movimiento?

Asia Argento, una voz importante de #MeToo es acusada de agresión sexual. ¿Qué significa para el movimiento?
La actriz y directora Asia Argento se convirtió en una voz destacada en el movimiento #MeToo después de acusar a Harvey Weinstein de agresión sexual. Ahora enfrenta cargos de su propio acusador. (Vianney Le Caer / Invision / Associated Press) (Associated Press)

Los dos encuentros tuvieron 16 años de diferencia, pero tienen sorprendentes similitudes. En ambos casos, un actor joven fue convocado a una habitación de hotel por una prominente figura de Hollywood con más del doble de su edad. Allí, alegan las víctimas, fueron persuadidos a irse a la cama y agredidos sexualmente.

En una historia, el presunto atacante es Harvey Weinstein. En la otra, es una de sus acusadores más vociferantes.

Advertisement

Asia Argento surgió como una poderosa figura en el movimiento #MeToo el otoño pasado después de decirle al New Yorker que durante el Festival de Cine de Cannes en 1997, Weinstein la invitó a su hotel, salió en bata de baño y la agredió sexualmente. En el festival de este año, pronunció un fuerte discurso sobre la experiencia.

"En 1997, me violó Harvey Weinstein, aquí en Cannes. Tenía 21 años. Este festival fue su coto de caza", dijo en declaraciones que provocaron vítores y aplausos.

Advertisement

Pero ahora, la actriz y directora de 42 años enfrenta sus propios problemas.

Ella es objeto de una investigación criminal y ha sido atacada por críticos que la califican de hipócrita después de que el New York Times informara el 19 de agosto, que recientemente pagó a un ex niño actor al que supuestamente agredió sexualmente en un hotel de Marina del Rey en 2013, cuando tenía 17 años. En California, la edad de consentimiento sexual es 18 años.

Los dos abogados que representan a Argento no han devuelto llamadas telefónicas o correos electrónicos en busca de comentarios.

Es poco probable que las acusaciones socaven el explosivo movimiento #MeToo, que según los investigadores ha expuesto, desde el otoño pasado, a casi 480 personalidades de alto perfil, de las cuales apenas una docena son mujeres, pero los expertos y activistas dicen que las afirmaciones contra Argento resaltan una verdad básica: muchas acusaciones de agresión sexual ocurren en el núcleo de dinámicas de poder injustas.

Advertisement

"La violencia sexual se trata de poder y privilegio. Eso no cambia si el perpetrador es tu actriz, activista o profesora favorita de cualquier género", dijo Tarana Burke, fundadora del movimiento #MeToo, en Twitter. "Mi esperanza es que a medida que se presenten más personas, particularmente hombres, nos preparemos para algunas conversaciones serias sobre el poder, la humanidad, el privilegio y el daño".

@AsiaArgento dijo en Twitter: Este es el discurso que escribí y hablo en voz alta esta noche en Cannes. Por todas las valientes mujeres que se adelantaron denunciando a sus depredadores, y por todas las mujeres valientes que se presentarán en el futuro. Obtuvimos el poder #metoo

The New York Times informó que en los meses posteriores a la acusación pública a Weinstein, Argento resolvió con $ 380,000, un intento de demanda por parte de Jimmy Bennett, quien en 2004 interpretó a su hijo en una película. Bennett ahora tiene 22 años.

El capitán del sheriff del condado de Los Ángeles, Darren Harris, dijo el 20 de agosto, que el departamento no había recibido un informe sobre el presunto incidente, pero que estaba tratando de entrevistar a las partes involucradas.

El alegato de una agresión sexual y el acuerdo de pago se presentan en documentos entre los abogados de Argento y Bennett que el periódico recibió a través de correos electrónicos encriptados de una fuente desconocida. El informe no declara que Argento hubiera admitido haber cometido ningún delito. El periódico citó tres fuentes anónimas como confirmación de la autenticidad de los documentos.

El 9 de mayo de 2013, Argento y Bennett, que en las redes sociales se han referido entre sí como madre e hijo, se reunieron para una reunión en el Ritz-Carlton en Marina del Rey. Argento publicó una foto ese día en la que mostraba cómo abrazó a Bennett y se refirió a él como "Mi hijo, mi amor", e incluyó el mes y el año de la reunión.

El informe del New York Times decía que la carta de intención de demanda de Bennett relataba el encuentro: llegó al hotel con un miembro de la familia, y Argento le pidió al familiar que se fuera. Cuando estaban solos, ella besó a la joven de 17 años, se quitó los pantalones y practicó sexo oral, y luego tuvo relaciones sexuales con él, según el documento citado por el periódico.

El abogado de Bennett, Gordon Sattro, emitió un comunicado diciendo que su cliente aún no tiene un comentario sobre el encuentro.

Advertisement

"Si bien nos damos cuenta de que el ciclo de noticias exige una respuesta inmediata, muchas veces las personas necesitan más de unos minutos u horas para responder", dijo Sattro. "Le pedimos que le brinde a nuestro cliente tiempo y espacio. Jimmy va a tomar las próximas 24 horas, o más, para preparar su respuesta. Le pedimos que respete la privacidad de nuestro cliente durante este tiempo".

Un abogado de Weinstein, mientras tanto, lanzó una declaración acusando a Argento de "un sorprendente nivel de hipocresía".

"La pura duplicidad de su conducta es bastante extraordinaria y debería demostrar a todos cuán mal se verificaron las acusaciones contra el Sr. Weinstein y, en consecuencia, hacer que todos nosotros hagamos una pausa y permitamos que prevalezca el debido proceso, no la condena por deshonestidad fundamental", declaración dijo.

La actriz Rose McGowan, otra líder del movimiento #MeToo, se distanció de Argento en una publicación en Twitter el lunes 20 de agosto.

"Conocí a Asia Argento hace diez meses. Nuestra similitud es el dolor compartido de haber sido atacadas por Harvey Weinstein", escribió. "Mi corazón está roto. Continuaré mi trabajo en nombre de las víctimas".

La asombrosa inversión de roles muestra cuán grande se ha vuelto el movimiento #MeToo, que podría dar la vuelta y apuntar a alguien a la vanguardia.

"Es una anomalía en un movimiento serio y profundo", dijo Davia Temin, una especialista en crisis que investiga el movimiento #MeToo. "Muestra que la historia se vuelve más complicada".

"Obtenemos historias fáciles sobre cómo un hombre le cierra la puerta a una mujer que es una joven profesional y le dice que si no lo hace, perjudicará su progreso... Este comportamiento es muy frecuente".

Genie Harrison, un abogado que representa a una de las acusadores de Weinstein, dijo que el abuso de poder nunca puede ser ignorado, incluso si el presunto delincuente es un líder #MeToo.

"Aunque parece incomprensible para las víctimas convertirse en victimarios, la historia y la narración de historias están repletas de ejemplos de esta transformación de roles", dijo Harrison. "Las víctimas necesitan apoyo y una terapia excelente para tener la mejor oportunidad de recuperación total y relaciones saludables, incluso con ellos mismos".

Daniel Medwed, profesor de derecho y justicia criminal en Northeastern University en Boston, dijo que a pesar del papel de liderazgo de Argento en #MeToo, el movimiento es mucho más grande que cualquier persona.

"Hay muchas otras voces fuertes que contribuyen al discurso", dijo Medwed. "El movimiento no puede descarrilar en esta etapa. Es algo que se viene gestando desde hace décadas".

Advertisement

Pero la situación de Argento podría llevar a las víctimas de acoso sexual a pensar dos veces antes de presentarse como un líder público en el movimiento, dijo.

"Con el poder viene la responsabilidad, y liderar este movimiento pone en riesgo más atención y escrutinio a su comportamiento", dijo Medwed. "Envía una señal de que si sales al frente del movimiento, todo lo que has hecho puede ser desenterrado".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement