Advertisement

Desde comediantes hasta estrellas del pop asumen cargos políticos con poca o ninguna experiencia

Desde comediantes hasta estrellas del pop asumen cargos políticos con poca o ninguna experiencia
Donald Trump, entonces productor de “The Apprentice” de NBC, en una ceremonia que lo honró con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en Los Ángeles en 2007, a la izquierda, y la estrella de Trump después de que fue vandalizada el mes pasado.

En términos generales, un prerrequisito para convertirse en un líder mundial es la experiencia política. Pero no siempre.

Durante años, los presidentes, primeros ministros y legisladores han venido de todos los ámbitos de la vida. En sus carreras anteriores, algunos eran músicos, atletas o celebridades, incluso comediantes.

Advertisement

Tomemos al ex presidente haitiano Michel Martelly (también conocido por su nombre artístico Sweet Micky). Durante más de una década, Martelly fue un cantante exitoso antes de convertirse en presidente en 2011.

Ciertamente, muchos actores han dado el salto a la política: la actriz británica Glenda Jackson, que sirvió en el Parlamento; Fred Grandy, ex congresista de Iowa mejor conocido como Gopher en "The Love Boat"; y George Murphy, un antiguo cantante y bailarín electo como senador de California en 1964. Cabe destacar que el ex actor de Hollywood Ronald Reagan se hizo con la presidencia en 1980, aunque para entonces tenía mucha experiencia política después de dos períodos como gobernador de California.

Advertisement

Y ahora, por supuesto, está Donald Trump, el empresario y estrella de "reality show" que nunca ocupó ningún cargo hasta que fue elegido presidente en 2016.

Aquí hay un vistazo a cuatro líderes actuales en el extranjero que comenzaron su carrera política de maneras no convencionales.

Eslovenia

El ex comediante Marjan Sarec fue nombrado primer ministro designado de Eslovenia, el 17 de agosto. Sarec, de 40 años, está programado para convertirse en el primer ministro más joven de la nación centroeuropea que también es la patria de la Primera Dama Melania Trump, según la agencia oficial de noticias STA.

Advertisement
Imran Khan habla en la Asamblea Nacional en Islamabad, Pakistán, el viernes. Los legisladores paquistaníes eligieron el viernes a la ex estrella de cricket y político de toda la vida como el próximo primer ministro del país.
Imran Khan habla en la Asamblea Nacional en Islamabad, Pakistán, el viernes. Los legisladores paquistaníes eligieron el viernes a la ex estrella de cricket y político de toda la vida como el próximo primer ministro del país.

Después de obtener un título en actuación en 2011, Sarec comenzó a trabajar para una emisora pública y luego como comediante para un programa satírico llamado "Radio Ga-Ga", donde se hizo conocido por su representación de varias figuras políticas eslovenas conocidas.

Más tarde, Sarec se convirtió en el rostro de un popular personaje de televisión de ficción, el de un anciano gruñón, antes de decidirse a emprender un camino diferente.

Obtuvo un gusto para la política alrededor de 2010 cuando se convirtió en alcalde de Kamnic, una ciudad en el norte de Eslovenia. Sarac formó su propio partido moderado, la lista Marjan Sarec o LMS, por sus siglas en inglés, cuatro años después. El novicio político causó una gran impresión cuando forzó una carrera cerrada en las elecciones presidenciales de 2017.

Pakistán

En sus primeros años, Imran Khan, el recién elegido primer ministro de Pakistán, fue un renombrado jugador de cricket, que lideró al equipo de su país a la victoria en la Copa Mundial de Cricket de 1992.

Marjan Sarec, recientemente nombrado primer ministro designado, durante la sesión inaugural del nuevo parlamento esloveno en la Asamblea Nacional en Ljubljana.
Marjan Sarec, recientemente nombrado primer ministro designado, durante la sesión inaugural del nuevo parlamento esloveno en la Asamblea Nacional en Ljubljana. (Jure Makovec)

Khan, de 65 años, proviene de una familia adinerada y estudió en una escuela preparatoria de élite en Lahore. Continuó sus estudios en la Universidad de Oxford, luego se unió al equipo nacional de cricket.

Khan cambió el enfoque del cricket a la filantropía y, finalmente, a la religión y la política en la década de 1990, cuando fundó el partido Tehreek-e-Insaf de Pakistán, o Movimiento por la Justicia, una marcada diferencia de sus años anteriores como un ídolo de las celebridades.

A medida que pasaba el tiempo, Khan comenzó a abrazar la política. A su vez, su llamado a prometer luchar contra la elite corrupta de Pakistán lo convirtió en una opción atractiva para los votantes hartos de la crisis económica del país. A fines de julio, su perseverancia valió la pena: el partido de Khan ganó casi el doble de escaños que el de su rival más cercano. Fue juramentado como primer ministro el sábado 18 de agosto.

Advertisement

Uganda

El político ugandés Kyagulanyi Ssentamu, más conocido por su nombre artístico Bobi Wine, comenzó a ganar dinero como cantante pop a principios de la década de 2000. Los ritmos del reggae influyeron en la música de Ssentamu, quien ganó varios premios por sus canciones. También estudió música, danza y teatro en la Universidad de Makerere.

La estrella del pop ugandesa Kyagulanyi Ssentamu, más conocido como Bobi Wine, saluda a sus seguidores poco después de prestar juramento como miembro del Parlamento en Kampala, Uganda.
La estrella del pop ugandesa Kyagulanyi Ssentamu, más conocido como Bobi Wine, saluda a sus seguidores poco después de prestar juramento como miembro del Parlamento en Kampala, Uganda. (Ronald Kabuubi)

El hombre, de 36 años, fue elegido al Parlamento en 2017, al reunir a los jóvenes votantes para exigir el cambio bajo el liderazgo fallido del antiguo gobernante Yoweri Museveni. Muchos partidarios incluso lo han instado a postularse para presidente en 2021.

Pero el futuro de Ssentamu como político parece sombrío.

Fue acusado el 16 de agosto en un tribunal militar por posesión ilegal de armas de fuego y por su presunto papel en atacar la caravana del presidente cuando estallaron los enfrentamientos en agosto. No se han tenido noticias de Ssentamu desde su arresto, y los activistas, preocupados por su seguridad, están exigiendo su liberación, de acuerdo con Associated Press.

Guatemala

Cuando Jimmy Morales se postuló para presidente en 2015, parecía tener pocas posibilidades de ganar. Seis meses antes de las elecciones, las encuestas indicaron que menos del 1% de los votantes lo respaldaban. Pero luego el apoyo a Morales se disparó, y ganó con alrededor del 70%.

Morales, un cristiano evangélico, tuvo un comienzo humilde. Uno de tres hijos, Morales nació en la ciudad de Guatemala en 1969. Cuando Morales tenía 3 años, su familia se mudó con familiares y comenzó a vender plátanos para ganar dinero después de que su padre murió en un accidente automovilístico.

Cuando creció, Morales ganaba dinero como comediante de televisión y personalidad televisiva en un popular programa llamado "Moralejas". A menudo interpretaba personajes que eran tontos y a veces fue criticado por su retrato de grupos marginados.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y su esposa, Patricia Marroquín, abandonan una catedral después de asistir a un servicio de Te Deum después de la ceremonia de inauguración del nuevo presidente de Paraguay.
El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y su esposa, Patricia Marroquín, abandonan una catedral después de asistir a un servicio de Te Deum después de la ceremonia de inauguración del nuevo presidente de Paraguay. (Favio Falcon)

Uno de los sketches más populares de Morales quizás haya sido el de un vaquero que se convierte en presidente, que prefiguró su futuro.

En 2011, Morales probó suerte en la política. Se postuló para alcalde en Mixco por el partido derechista Acción para el Desarrollo Nacional, pero quedó en tercer lugar.

Cuando se postuló para presidente, parecía una posibilidad remota. La elección se produjo después de la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, quien perdió su inmunidad de enjuiciamiento y vio una orden de arresto emitida para él en relación con un escándalo de corrupción.

Morales se aprovechó de ser un extraño político para conectarse con los votantes y realizó una campaña con la promesa de luchar contra la corrupción utilizando el lema "ni corrupto ni ladrón".

Terminó ganando de manera aplastante.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement