Advertisement

El furor por las separaciones familiares forma parte del debate migratorio en la Cámara

El furor por las separaciones familiares forma parte del debate migratorio en la Cámara
El presidente de la Cámara de Representantes, Paul D. Ryan (R-Wis.), dice que no está de acuerdo con la política de dividir a las familias inmigrantes, pero que para corregir el problema es necesario legislar. (Bill Clark / CQ Roll Call) (Los Angeles Times)

Los republicanos de la Cámara de Representantes podrían movilizarse para limitar estrictamente la política de la administración Trump de separar a los niños de sus padres en la frontera bajo la legislación de inmigración que se espera sea considerada en la segunda mitad de junio.

Los demócratas, sin embargo, se oponen a otras partes del paquete legislativo y dicen que la administración podría poner fin a la política de separar a los niños de sus padres en cualquier momento, sin necesidad de una legislación adicional.

Advertisement

El presidente de la Cámara, Paul D. Ryan (R-Wis.), dijo el 14 de junio que no está de acuerdo con la nueva política de dividir a las familias inmigrantes. Sin embargo, estuvo de acuerdo con los funcionarios del gobierno en que la solución del problema requiere una legislación.

La nueva política de cero tolerancia de la administración, que exige el enjuiciamiento de las personas que llegan ilegalmente a la frontera, ha elevado el número de niños inmigrantes en albergues gubernamentales en los casi dos meses desde que comenzó. Eso ha provocado una protesta pública al darse a conocer las historias de niños que son arrancados de los brazos de sus padres.

Advertisement

"No queremos que los niños se separen de sus padres", dijo Ryan. "Creemos que debido al fallo del tribunal, esto requerirá un cambio legislativo", agregó, refiriéndose a un caso judicial de 1997 que limitó cuánto tiempo puede el gobierno mantener a los niños en centros de detención.

Los demócratas y otros opositores a la política de la administración actual, dicen que el caso no es la raíz del problema, señalando que la separación de familias fue la excepción, y no la regla, durante la mayor parte de dos décadas desde que el caso se resolvió a través del llamado Acuerdo de Flores. El acuerdo requería que el gobierno no separara a las familias que llegan juntas, y las administraciones anteriores no lo han interpretado de otra manera.

Anteriormente, los agentes fronterizos intentaron mantener unidas a las familias enviando a todos los miembros al mismo centro de detención familiar. Ahora, bajo la nueva política anunciada por el procurador general Jeff Sessions a principios de mayo, en la mayoría de los casos los padres son procesados, mientras que los niños son enviados por separado a un centro de detención.

La líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-San Francisco), cuestionó por qué los republicanos no han presentado una legislación si creen que es necesaria.

Advertisement

"Esto es terrible, esto no es la esencia de lo que es Estados Unidos, y esta es la política de la administración Trump", dijo, refiriéndose a las separaciones familiares. "La actitud despreocupada que están teniendo los republicanos sobre este tema es increíble. Ellos podrían detener todo esto en un momento".

Ryan negoció un acuerdo entre los republicanos de la Cámara de Representantes para votar la próxima semana sobre dos proyectos de ley de inmigración: una medida conservadora de línea dura y una alternativa que Ryan y otros líderes republicanos han estado negociando con las facciones republicanas de la Cámara. Incluso, los partidarios del proyecto de ley más conservador dicen que no es probable que pase el voto de la Cámara. No está claro si la propuesta del liderazgo republicano tampoco podrá pasar.

Los demócratas se han quedado fuera de las negociaciones, y el proyecto de ley, cuyo borrador fue publicado el jueves 14 de junio, contiene algunas disposiciones que consideran inaceptables. Otras partes de la medida promulgaría políticas que los republicanos conservadores han rechazado.

"No garantizamos que vaya a pasar", dijo Ryan. "Espero que esto sea aprobado. Creo que es una muy buena oportunidad. Creo que es un muy buen compromiso y esto puede convertirse en ley".

El proyecto de ley incluye: $ 25 mil millones para la seguridad fronteriza, incluido el dinero para comenzar a construir el muro fronterizo propuesto por el presidente Trump.

Incluiría una solución legal para los llamados Dreamers, jóvenes que llegaron ilegalmente a este país cuando eran niños. Su estado ha estado en el limbo desde que Trump ordenó el fin del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

El representante Jeff Denham (R-Turlock) confirmó que el proyecto de ley cubriría a unos 1,8 millones de Dreamers.

La versión actual de la ley proporcionaría a los Dreamers una visa que les permitiría, después de seis años, solicitar la ciudadanía.

Advertisement

Pero es probable que dos disposiciones conservadoras impidan que casi todos los demócratas, y quizás algunos republicanos moderados, apoyen el proyecto de ley.

La primera busca eliminar las visas de los Dreamers si el Congreso no aprueba el dinero para el muro fronterizo. La otro compensaría las visas para Dreamers recortando las categorías de inmigración legales ya existentes. Terminaría con la lotería de diversidad actual y eliminaría las visas de reunificación familiar.

Los proyectos de ley que habrían hecho recortes similares en la inmigración legal fracasaron a principios de este 2018 en el Senado, lo que sugiere que incluso si el paquete propuesto pasa por la Cámara de Representantes, tendría un camino difícil hacia la aprobación final en el Senado.

Otra disposición apunta directamente a la ley "santuario" de California que limita la capacidad de los sheriffs y los funcionarios de prisiones para cooperar con los funcionarios de inmigración.

El proyecto de ley permitiría a las víctimas y sus familias demandar a las jurisdicciones que no cumplan con las solicitudes federales para detener a un inmigrante ilegal para su deportación si la persona es puesta en libertad y luego comete una violación, asesinato o agresión sexual.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), ha dicho que el Senado considerará un proyecto de ley aprobado por la Cámara que el presidente apoye. Pero la aprobación en el Senado requeriría algún apoyo demócrata para cumplir con el límite de 60 votos para evitar una obstrucción. La Casa Blanca reiteró el jueves que si el proyecto de ley de la Cámara incluye todas las prioridades del presidente, lo respaldará.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, repitió en la sesión informativa del jueves la afirmación falsa del presidente de que la ley federal exige que la administración separe a los niños inmigrantes de sus padres y dijo que a Trump le gustaría encontrar una solución.

"La separación de las familias extranjeras ilegales es el producto de las mismas lagunas jurídicas que los demócratas se niegan a cerrar, y estas leyes son las mismas que han estado en los libros durante más de una década. El presidente simplemente las está haciendo cumplir", dijo Sanders.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement