Advertisement

'Nosotros somos los buenos': una multitud llega para escuchar el discurso de Trump en la convención de la NRA

'Nosotros somos los buenos': una multitud llega para escuchar el discurso de Trump en la convención de la NRA
Un hombre señala las armas que le gustan en el Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison en Dallas. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Se espera que el presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence sean oradores en la convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), poco después de que comience hoy viernes en Dallas.
La reunión anual atraerá a decenas de miles de miembros y simpatizantes.

Advertisement

Theresa Napolitano, una abogada, viajó desde Caldwell, N.J., con su hija de 9 años para asistir por primera vez. Ella estaba especialmente emocionada por la decisión de última hora de Trump de hablar.
"Veo lo que está haciendo por mi país", dijo Napolitano, de 48 años. "Apreciamos su apoyo".

Se espera que Trump se dirija a una multitud en un espacio que estará lleno a su máxima capacidad. La última reunión anual de la NRA del estado, en Houston en 2013, atrajo a más de 86,000 personas.

Advertisement

"Veremos si Dallas puede superar a Houston", dijo el jueves el portavoz de la NRA, Andrew Arulanandam, en el centro de convenciones del centro de Dallas. "La gente quiere a la NRA por lo que representa. Somos el principal grupo que defiende la libertad en este país. Cada vez más personas se están uniendo a la NRA. La gente se da cuenta de que somos los buenos".

Pero eso no es del todo cierto en Dallas, una ciudad en gran parte demócrata que ha sido perseguida por la violencia armada y que el concejal Dwaine Caraway había instado a la ANR a evitar.

Un póster con la cara de Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo de la NRA, dentro del centro de convenciones de Dallas. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times)
Un póster con la cara de Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo de la NRA, dentro del centro de convenciones de Dallas. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)


Caraway se unió a los manifestantes el jueves en el Ayuntamiento para planear mítines fuera del centro de convenciones. Dijeron que se espera que las protestas incluyan a familiares y compañeros de clase de los 17 estudiantes asesinados a tiros en febrero en su escuela en Parkland, Florida.

Caraway dijo a los manifestantes que tienen el poder de obligar a los funcionarios de la NRA a negociar medidas de control de armas.
"Ellos están cruzando la calle", dijo. "Pero deben escuchar nuestras voces. Deben estar en la mesa. No deben seguir siendo los 'bullies'".

Advertisement

Señaló que Dallas aún resiente el asesinato de un oficial de policía local, Rogelio Santander, de 27 años, en un tiroteo la semana pasada en un Home Depot. Otros oficiales recibieron disparos pero sobrevivieron.

"Todavía tenemos dos en el hospital con lesiones que amenazan su vida y que los afectarán el resto de sus días", dijo Caraway. "La gente no puede ir a Waffle House y desayunar sin recibir un disparo, no solo en Dallas sino en todo Estados Unidos".

Los manifestantes incluían pastores locales, activistas y familias. Una manifestante, Analese Briant Conway de 10 años, contó cómo un compañero de clase que la había intimidado amenazó con llevar un arma a su escuela en los suburbios de Dallas este año. Desde entonces, ella es educada en su casa.

"Estoy aquí para oponerme a la NRA y a los adultos que eligen sus 'juguetes' sobre mi cuerpo", dijo. "Sus 'juguetes' tienen derechos, pero ¿y yo? Las leyes y las malas políticas de la escuela hicieron que me sintiera insegura".

La tensión en la ciudad ha estado creciendo durante semanas por la reunión de la NRA, y con el anuncio de que Trump hablaría, algunos no pudieron evitar recordar el día más oscuro en Dallas cuando el 22 de noviembre de 1963 el presidente John F. Kennedy recibió un disparo mortal en el centro de Dealey Plaza.

Otros religiosos dijeron que la convención de la NRA provocó recuerdos dolorosos de la marcha de Black Lives Matter que ayudaron a organizar hace dos años durante la cual cinco policías locales fueron asesinados a tiros.

"Los oficiales fueron tiroteados en nuestras calles, la sangre corría por las calles del centro", dijo el reverendo Jeff Hood. "¿Y el presidente Trump va a venir a esta ciudad y hablar de armas, cómo si necesitáramos más personas que tengan armas de fuego? ... Es ese tipo de pensamiento, ese tipo de mentalidad, lo que llevó a la muerte de estos cinco oficiales en esta ciudad".

También se planean concentraciones en apoyo de la NRA fuera del centro de convenciones, dijeron activistas de los derechos para tener armas. La policía de Dallas y los ayudantes del alguacil se habían instalado frente al centro de convenciones el jueves.

Advertisement

"La gente seguirá el ejemplo de nosotros como agentes del orden público", dijo el sheriff del condado de Dallas, Marian Brown. "Parece que lo hemos planeado y si estamos tranquilos, ellos también lo estarán".

El juez Clay Jenkins del condado de Dallas, que recibió a un grupo no partidista de estudiantes locales que discutían la seguridad escolar antes de la convención, dijo que la ciudad no tiene miedo de convertirse en el centro del debate estadounidense sobre las armas. Señaló que las protestas después de los homicidios de la policía de 2016 seguían siendo pacíficas.

Los carteles en el centro de convenciones de Dallas indican que el Foro de Liderazgo está agotado. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times)
Los carteles en el centro de convenciones de Dallas indican que el Foro de Liderazgo está agotado. (Jay L. Clendenin / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement