Advertisement

Policía de Glendale vinculado a la mafia mexicana y al crimen organizado armenio, según funcionarios federales

Policía de Glendale vinculado a la mafia mexicana y al crimen organizado armenio, según funcionarios federales
John Saro Balian, mostrado en 2006, después de convertirse en vocero del Departamento de Policía de Glendale. (Noticias de la comunidad de Times) (Los Angeles Times)

En 2015, un detective de narcóticos de Glendale avisó vía telefónica a los delincuentes, de un operativo en su contra, provocando que un delincuente de alto perfil buscado por las autoridades federales eludiera el arresto durante un mes, dijeron las autoridades.

También se sospecha que John Saro Balian colaboró con otros delincuentes para robar automóviles, presumiblemente para venderlos en el extranjero, y recibir dinero para cometer algún asesinato.

Advertisement

Al ser confrontado por agentes federales en cuatro entrevistas en el último año, las autoridades dijeron que Balian, de 45 años, mintió sobre sus vínculos con la mafia mexicana y el crimen organizado armenio en el sur de California.

"No estoy en la nómina de nadie", le dijo al Departamento de Policía de Los Ángeles y al FBI en una entrevista.

Advertisement

Ahora, el oficial que una vez se desempeñó como vocero del Departamento de Policía de Glendale, enfrenta hasta cinco años en una prisión federal. Los fiscales esta semana acusaron a Balian de hacer declaraciones falsas a investigadores federales, de acuerdo con una demanda penal presentada en el Tribunal de Distrito de EE.UU.

El ex jefe Randy Adams, izquierda, jura en una audiencia, incluido John Balian en el centro, en 2004. (Departamento de Policía de Glendale)
El ex jefe Randy Adams, izquierda, jura en una audiencia, incluido John Balian en el centro, en 2004. (Departamento de Policía de Glendale) (Los Angeles Times)

"El señor Balian se movió en círculos criminales y operó como si estuviera por encima de la ley al mentir repetidamente para ocultar su actividad delictiva", dijo en un comunicado Paul Delacourt, subdirector a cargo de la oficina local del FBI en Los Ángeles. "Sus supuestas acciones impidieron las investigaciones sobre crímenes violentos organizados y, en consecuencia, representaron una amenaza para la seguridad pública".

No está claro si Balian ha contratado a un abogado.

Balian fue identificado como una persona de interés por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Eurasia del FBI, que en 2016 estaba investigando lazos entre la mafia mexicana y el crimen organizado armenio.

Advertisement

Desde entonces, tres informantes confidenciales han descrito una serie de interacciones con el detective, conocido por ellos como "Saro", que se detallan en una declaración jurada de 47 páginas que respalda la denuncia. En algunos casos, Balian parece haber instigado enfrentamientos entre las dos partes, de acuerdo con los registros judiciales. Los investigadores corroboraron algunas de las historias de los informantes con registros de teléfonos celulares, informes policiales y entrevistas.

En un incidente, Balian presuntamente ofreció a un informante y un segundo hombre $ 100,000 para "asustar" al guardaespaldas de un empresario armenio en Commerce, lo que llevó a un tiroteo en julio de 2016.

Después del encuentro, el segundo hombre habló con el informante.

"Creo que lo herí", dijo, de acuerdo con la presentación. Más tarde, agregó: "Creo que lo maté".

El presunto tirador le dio la pistola al informante, quien dijo que le había dado la pistola a Balian, según el documento. No está claro si el guardaespaldas sobrevivió.

En un caso, ese mismo informante describió una situación en la que Balian ofreció un consejo sobre una redada contra pandillas, permitiendo que un objetivo superior, un miembro de la pandilla de Frogtown, huyera antes de que llegaran los agentes.

"Dígale a su niño que él es el número uno en la lista para mañana", advirtió Balian, según la declaración jurada. A los agentes les llevó otro mes arrestar al objetivo.

El informante también dijo que Balian le dio ubicaciones de cultivos de marihuana y almacenes de drogas, información que conocía como oficial, y le dijo que las ocultara o destruyera antes de que la policía pudiera ejecutar sus órdenes de registro, según la corte.

Advertisement

Balian también supuestamente lo instruyó a "dar golpizas" a ciertas personas para persuadirlos a pagar dinero. Los armenios no lo respetarían ni pagarían, le dijo Balian al informante, si no le tenían miedo, dice la denuncia.

Otro informante se reunió con Balian hasta 15 veces en 2015, y asegura que frecuentemente lo vio usando una placa y un arma. Esa persona admitió haber robado más de una docena de autos de alto valor para Balian y un socio de él, según la información.

Durante una búsqueda en el hogar de un tercer informante, los investigadores encontraron notas manuscritas en la basura haciendo referencia a "Saro" y posibles embarques de cocaína desde México. No está claro si se produjo una transacción y si Balian estuvo involucrado.

Las autoridades federales revisaron la casa Balian en Seal Beach el 15 de abril por la tarde, dijo una portavoz del FBI. Buscaban evidencia de extorsión, interferencia con el comercio por robo o extorsión y soborno, de acuerdo con la declaración jurada.

Los investigadores primero entrevistaron a Balian en abril de 2017. Les dijo que era un experto en la mafia mexicana cuando trabajaba para el Departamento de Policía de Montebello, por lo que solía "estar al tanto de las actividades de esos tipos".

Balian fue uno de los cinco oficiales armenios estadounidenses que demandaron a Glendale en 2010, alegando discriminación, represalias y acoso. La ciudad finalmente acordó resolver el caso, pagando $ 7,500 en honorarios de abogados de Balian, y depositando 250 horas de enfermedad y 50 horas de vacaciones en su banco de licencia.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement