Advertisement

¿Quién es Patrick Soon-Shiong, el nuevo dueño de Los Angeles Times?

Patrick Soon-Shiong's investment firm Nant Capital will pay nearly $500 million in cash for the Los Angeles Times and San Diego Union-Tribune.

Patrick Soon-Shiong, el empresario médico multimillonario y nuevo propietario de Los Angeles Times y el Union-Tribune, hizo su fortuna luchando contra el cáncer y poniendo su nombre en proyectos ambiciosos.

"¡Esfuérzate!", Dijo en uno de sus muchos mensajes inspiradores como "Dr. Pat" en Twitter. "Nadie más lo hará por ti".

Advertisement

Nacido en Sudáfrica de padres inmigrantes chinos, se graduó de la preparatoria a los 16 años y de la escuela de medicina a los 23 años. Ahora tiene 65 años y dirige una red de nuevas empresas de salud con y sin fines de lucro, entre ellas NantKwest en San Diego.

También es copropietario de Los Angeles Lakers, donde destacó en la cancha por abrazar a Kobe Bryant antes de cada juego. Fue asesor del vicepresidente Joe Biden en si iniciativa para el cáncer moonshotEl programa de noticias 60 Minutes lo describió en 2014 como un "genio".

Advertisement

Ha tenido reuniones con el presidente Donald Trump y el papa Francisco y está casado con Michele Chan, una ex actriz mejor conocida en los Estados Unidos por su participación en el programa de televisión MacGyver.

Se dice que es el médico más rico de Estados Unidos, con una fortuna estimada por Forbes en alrededor de 8 billones de dólares, no es ajeno a la controversia: demandas de accionistas, informes publicados de que sus fundaciones de investigación otorgaron subsidios para beneficio de sus negocios con fines de lucro, e investigadores que lo consideran más "mercader de bombo" que visionario.

Se enredó abiertamente con Michael Ferro, el presidente de Tronc, por el control de la compañía dueña de Union-Tribune y Los Angeles Times, entre otros periódicos. Soon-Shiong pagará alrededor de 500 millones de dólares por los dos periódicos.

Su interés en el periodismo se hizo público a mediados de 2016, cuando invirtió 70.5 millones de dólares en Tronc para ayudarlo a rechazar una oferta de compra de Gannett, pero él atribuye su interés por haber crecido en el apartheid de Sudáfrica.

Advertisement

"Creo que es fundamental para nuestra democracia y nuestra forma de vida que tengamos medios fuertes y vibrantes", dijo en un comunicado anunciando su compra, "y que continúe funcionando como el Cuarto Poder".

Sus planes para los periódicos no han sido anunciados, pero su historial sugiere una propiedad ambiciosa y con visión de futuro. "Él no es incrementalista", dijo el New York Times en un artículo de noviembre de 2015 sobre su participación la iniciativa de Biden para el cáncer moonshot.

Los padres de Soon-Shiong se mudaron a Sudáfrica después de la invasión japonesa en China durante la Segunda Guerra Mundial. Su padre era un herborista que inventó medicamentos para las personas que llegaban a su puerta con tos o fiebre.

"Me sentaba allí y veía toda esa actividad", Soon-Shiong dijo en una entrevista para el Museo Nacional de Historia de Estados Unidos en junio de 2016. "Creo que el trabajo de mi padre impulsó mucho de lo que hago hoy porque comenzó a influir en mi creencia de que tienes en el cuerpo humano la capacidad de protegerte de las enfermedades".

Formado como cirujano, comenzó a trabajar en 1983 como profesor asistente en la Facultad de Medicina de UCLA, donde más tarde dirigió el programa de trasplante de páncreas. En 1991, se fue para formar su propia empresa de biotecnología, donde desarrolló la droga contra el cáncer Abraxene y estaba en camino a una fortuna que una vez llevó a Forbes a llamarlo "el médico más rico de la historia del mundo".

Se separó de su compañía, vendió APP Pharmaceuticals por 4.6 billones en 2008, y luego, dos años después, vendió el negocio que incluía Abraxene por 4.3 billones a Celgene. Usó el dinero en una serie de nuevas empresas relacionadas con el cáncer.

"Me siento impulsado a encontrar una solución al cáncer en mi tiempo de vida", publicó en Twitter el año pasado.

Es presidente de NantWorks, una red de firmas con sede en Culver City que ha recaudado cientos de millones de dólares de inversores de todo el mundo. La compañía de San Diego, NantKwest, que tiene como objetivo utilizar el sistema inmunológico de una persona para combatir las células cancerosas, tuvo la mayor valoración en la historia de la biotecnología cuando se hizo pública en 2015.

Advertisement

Pero el precio de sus acciones pronto se desplomó y siguieron los juicios.

Otro proyecto, NantHealth, utiliza una tecnología llamada GPS Cancer que está diseñada para analizar los tumores de los pacientes y brindarles consejos sobre el mejor tratamiento. También ha visto caer sus acciones en medio de decepcionantes ventas y el escepticismo de otros investigadores sobre su utilidad. Se han presentado demandas de los accionistas.

"A la gente en el campo le preocupa que prometa demasiado y no ofrezca lo suficiente", dijo el doctor John Hamaka, director de información del Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston, dijo a la publicación de salud y ciencia STAT.

El año pasado, STAT informó que Soon-Shiong y su fundación donaron 12 millones de dólares a la Universidad de Utah para la investigación de enfermedades; la escuela usó el dinero y pagó 10 millones a NantHealth para análisis genéticos.

La compañía negó que la donación se basara en el regreso de la inversión y dijo que la universidad fue libre de seleccionar a cualquier compañía para los análisis.

La cantante Cher recientemente presentó una demanda contra Soon-Shiong alegando que la engañó para que vendiera acciones de Altor BioScience, una empresa farmacéutica con sede en Florida, a una fracción de su valor.

Un portavoz de Soon-Shiong dijo que la demanda no tenía mérito, y una persona no identificada cercana a la situación dijo que el doctor no sabía que Cher era accionista ni se acercó a ella para comprar una participación en la compañía, de acuerdo con Los Angeles Times.

Públicamente, al menos, Soon-Shiong parece no perturbado por las controversias. En un tweet con el hashtag SolveCancer, escribió, "a pesar de los detractores, los escépticos y los que dudan, estamos logrando un progreso increíble".

Wilkens escribe para el U-T.

Advertisement
Advertisement