Advertisement

T-Mobile deberá pagar $40 millones por falsear llamadas

T-Mobile US Inc. pagará $40 millones de dólares para resolver las acusaciones por fingir que llamadas salientes sonaban en destino cuando, en realidad, ello no ocurría, anunció la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

T-Mobile admitió que violó la prohibición de insertar sonidos falsos y que no corrigió los problemas, indicó la FCC el 16 de abril, en un comunicado de prensa enviado por correo electrónico. La empresa telefónica informó que había inyectado falsos tonos de llamada en cientos de millones de comunicaciones, destacó la FCC.

Advertisement

Los problemas de concreción de llamadas parecen afectar principalmente las áreas rurales, donde operan compañías telefónicas regionales que cobran más a los operadores de larga distancia, como T-Mobile, que a las empresas en áreas urbanas y suburbanas, según la FCC.

Con los sonidos de llamada falsos, la persona que llama cree que el teléfono del receptor está sonando, pero en realidad no es así. Como resultado, quien llama puede colgar pensando que nadie está disponible para recibir la comunicación, lo cual le ahorra a T-Mobile las tarifas que debería pagar a la compañía local.

Advertisement

Las llamadas que no llegan a destino causan la pérdida de ingresos para las empresas rurales, impiden que los profesionales médicos lleguen a los pacientes en las zonas alejadas, incomunican a las familias y crean un potencial y peligroso retraso en comunicaciones vinculadas con la seguridad pública, precisó la FCC.

T-Mobile, con sede en Bellevue, Washington, afirmó en un comunicado enviado por correo electrónico que "la negligencia en el tono de llamada, que fue corregida en enero de 2017, fue involuntaria".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement