Advertisement

Mariachis falsos abren fuego en la Plaza Garibaldi de la Ciudad de México, matando a cinco personas

Mariachis falsos abren fuego en la Plaza Garibaldi de la Ciudad de México, matando a cinco personas
Vista de la Plaza Garibaldi en el centro de la ciudad de México el 15 de septiembre de 2018, un día después de que hombres armados vestidos como músicos de mariachi mataron a cinco personas e hirieron a otras ocho. (Alfredo Estrella / AFP / Getty Images) (Getty Images)

Los asesinos llegaron en motocicletas a un emblemático lugar de la ciudad: Plaza Garibaldi, centro de la próspera escena musical de mariachis en la Ciudad de México, popular entre turistas y lugareños.

Estaban vestidos con chaquetas bordadas y pantalones de mariachi, pero no vinieron a tocar música.

Advertisement

Todos eran sicarios aparentemente profesionales disfrazados de mariachis.

Su asalto armado el viernes 14 de septiembre por la noche, frente a un restaurante de comida rápida en la bulliciosa Plaza Garibaldi, dejó cinco muertos, incluidas dos mujeres y ocho heridos, confirmó la policía el sábado. No había ningún indicio de si eran rivales de bandas, espectadores inocentes o alguna mezcla de ellos.

Advertisement

Un video de la plaza en el momento del ataque muestra a la gente tratando de escapar del sitio, normalmente festivo, cuando se escucharon varios disparos, silenciando los sonidos de la música.

La policía bloquea el acceso a la escena del crimen después de un tiroteo en la Plaza Garibaldi en la Ciudad de México el 14 de septiembre de 2018. (Associated Press)
La policía bloquea el acceso a la escena del crimen después de un tiroteo en la Plaza Garibaldi en la Ciudad de México el 14 de septiembre de 2018. (Associated Press) (Associated Press)

Los cinco asesinos, dijeron las autoridades, se alejaron rápidamente en motocicletas.

El audaz y aparentemente bien planificado ataque aturdió a una ciudad acostumbrada a la violencia, pero ahora en medio de las celebraciones anuales de la independencia.

Los asesinatos se produjeron una noche antes de que multitudes se reunieran en la plaza central de la capital o zócalo, el sábado, a poco más de una milla de Plaza Garibaldi para escuchar el tradicional grito del presidente: "¡Viva México!"

Advertisement

Según los informes, la presencia policial se vio reforzada en Plaza Garibaldi y sus alrededores tras los múltiples asesinatos del viernes.

Las autoridades no dieron ninguna motivación oficial para los asesinatos. La especulación de los medios se centró en una probable batalla entre cárteles de drogas.

La Plaza Garibaldi se encuentra a una milla del barrio de Tepito, un centro de tráfico de drogas, extorsiones y otras actividades ilícitas.

La ola de violencia del crimen organizado que ha golpeado muchas partes de México ha sido menos pronunciada en la Ciudad de México. Pero la capital ha visto recientemente un aumento en los homicidios y otros delitos.

El sábado, una cinta amarilla de la policía selló la escena de los tiroteos del viernes, frente a una tienda de alimentos en la planta baja de un edificio de dos pisos. El sitio está a pocos metros de la estatua de bronce del difunto Javier Solís, un popular cantante mexicano que se representa con un sombrero mexicano de ala ancha.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement