Advertisement

El FBI y la Casa Blanca, en abierto conflicto sobre un memorándum republicano clasificado

El FBI y la Casa Blanca, en abierto conflicto sobre un memorándum republicano clasificado
Es probable que la disputa erosione la relación del presidente Trump con el director del FBI, Christopher A. Wray, a quien el mandatario designó el año pasado (Evan Vucci / Associated Press). (Associated Press)

En una extraordinaria ruptura pública con la Casa Blanca, el FBI advirtió este miércoles que tiene "graves preocupaciones" sobre la exactitud de un memorándum republicano en disputa acerca de la vigilancia secreta durante la campaña de 2016, que el presidente Trump prometió divulgar.

El FBI expresó que solo tuvo una "oportunidad limitada" de revisar el memo clasificado, de cuatro páginas y preparado por asistentes del representante Devin Nunes (R-Tulare), un aliado cercano de Trump que preside el Comité de Inteligencia de la Cámara.

Advertisement

"Como se expresó durante nuestra revisión inicial, tenemos graves preocupaciones sobre omisiones de hechos sustanciales que afectan fundamentalmente la exactitud del memorándum", resaltó la principal agencia del orden del país, en una declaración de dos párrafos.

El enfrentamiento público intensifica un amargo conflicto entre la Casa Blanca y altos funcionarios del Departamento de Justicia, quienes aprobaron la declaración del FBI, así como altos cargos de la comunidad de inteligencia, quienes previamente observaron que la publicación de la nota clasificada del partido republicano podría poner en peligro la seguridad nacional.

Advertisement

La advertencia del FBI -que Nunes calificó como "objeciones espurias"- aumenta las apuestas en la creciente iniciativa republicana por desacreditar la investigación penal dirigida por el fiscal especial Robert S. Mueller III para determinar si Trump o sus ayudantes colaboraron con la intervención rusa en la elección u obstruyeron la justicia.

Los líderes del FBI se han enfrentado con presidentes en el pasado, pero generalmente a puertas cerradas. Los historiadores se esforzaron este miércoles por encontrar un precedente al desafío público de la agencia a la Casa Blanca.

"Es como un cartel de neón que titila e indica 'Peligro, no te atrevas a hacerlo'", consideró Douglas Brinkley, profesor de la Universidad de Rice que estudia la presidencia. "Esto es una señal de guerra".

El FBI decidió hacer pública su postura después de que su director, Christopher A. Wray, y el vicefiscal general Rod Rosenstein, quien supervisa la investigación de Mueller, no lograron convencer a la Casa Blanca ni a los republicanos de la Cámara de que el memorándum del partido es engañoso y que su material secreto subyacente debe permanecer en secreto.

Advertisement

Wray pudo leer la nota clasificada en una sala protegida en la Cámara, el domingo, pero no se le permitió sugerir cambios, de acuerdo con dos funcionarios familiarizados con el proceso. También pidió presentar su caso en una sesión informativa privada con los miembros del comité de la Cámara, lo cual fue rechazado.

La declaración del FBI no se emitió a nombre de Wray sino del propio buró, un intento de defender una institución que Trump y sus aliados han señalado como parte de una conspiración del "estado profundo" entre funcionarios de seguridad nacional para derrotar al primer mandatario.

Trump ha señalado que la reputación del FBI estaba "hecha trizas", y reprendió públicamente al subdirector de la organización, Andrew McCabe, quien renunció el lunes antes de su planeado retiro. El mandatario también ha menospreciado en repetidas ocasiones al procurador general Jeff Sessions después de que el principal fiscal del país se recusó a sí mismo en la investigación de Rusia el año pasado.

Es probable que este choque erosione la relación de Trump con Wray. El presidente designó a este último como director del FBI después de despedir a James B. Comey, en mayo pasado, por lo que el mandatario luego manifestó como "esa cuestión de Rusia". La destitución de Comey provocó un alboroto nacional y derivó en el nombramiento de Mueller como fiscal especial.

A pesar de las preocupaciones de Wray sobre el memorando, el comité de la Cámara dirigido por el partido republicano votó el lunes para darlo a conocer. El comité votó en contra de la publicación simultánea de una refutación escrita de los demócratas, quienes afirman que el memo de los republicanos declara deliberadamente hechos erróneos con fines partidistas.

La decisión luego se trasladó a la Casa Blanca, y Trump le dijo a un legislador después de su discurso sobre el Estado de la Unión, el martes por la noche, que estaba planeando "al 100%" publicar el memo. El miércoles por la mañana, John F. Kelly, jefe de gabinete de la Casa Blanca, declaró en Fox News Radio que el documento "se dará a conocer bastante rápido, creo, y el mundo entero podrá verlo".

Según informes, la nota republicana afirma que el Departamento de Justicia informó erróneamente al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) para obtener una orden judicial secreta en pos de vigilar a Carter Page, un asesor en la campaña de Trump que tenía vínculos comerciales con Rusia, lo cual muestra que el FBI tiene parcialidad anti-Trump.

Lo que está en juego es si el FBI describió con precisión la información secreta del tribunal proporcionada por Christopher Steele, un exagente de inteligencia británico. Steele había investigado las conexiones de Trump con Rusia para Fusion GPS, contratada inicialmente por rivales republicanos y más tarde por demócratas para realizar investigaciones de oposición, y su archivo finalmente se filtró a los medios en un dossier ahora célebre.

Advertisement

Los demócratas y los funcionarios del orden sostienen que el memorándum del partido republicano, de cuatro páginas de extensión, "selecciona antojadizamente" la información de una solicitud mucho más larga al tribunal FISA. Esos documentos suelen tener entre 50 y 60 páginas, precisaron.

Nunes afirmó este miércoles que no está sorprendido de que el FBI quiera mantener el memo en secreto. "Habiendo obstaculizado los pedidos de información del Congreso durante casi un año, no es sorprendente ver al FBI y al [Departamento de Justicia] emitir falsas objeciones para no permitir que el pueblo estadounidense vea datos relacionados con abusos de vigilancia en estas agencias", expresó en un comunicado.

"Está claro que los altos funcionarios utilizaron información no verificada en un documento judicial para alimentar una investigación de contrainteligencia durante una campaña política estadounidense", dijo. "Una vez que salga a la luz la verdad, podremos comenzar a tomar medidas para desterrar el mal uso de nuestras agencias de inteligencia y los tribunales".

Nunes, quien trabajó en el equipo de transición de Trump y lo defendió cuando éste afirmó falsamente, el año pasado, que el expresidente Obama había montado "escuchas" en su contra, argumentó que el FBI ha tratado injustamente al actual primer mandatario.

Durante una audiencia a puertas cerradas antes de que el comité votara por la publicación del documento, el lunes, Nunes pareció descartar el permiso de que Wray u otros funcionarios del FBI se reúnan con ellos para expresar las preocupaciones de la agencia. "No vamos a ser informados por personas que están siendo investigadas por este comité", manifestó, según una transcripción de la audiencia que se dio a conocer este miércoles.

Nunes también eludió una pregunta de un miembro demócrata sobre si él o su equipo habían trabajado con la Casa Blanca para producir el memorándum. "Solo responderé, hasta donde yo sé, no", afirmó.

Advertisement

El representante Adam B. Schiff, de Burbank, el máximo puesto de demócrata en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, cree que Trump dará a conocer el documento. "Solo hay un criterio para el presidente", aseveró. "No es aquello de interés nacional, ni lo que interesa a la justicia, sino lo que le interesa a él, personalmente".

El martes, el presidente de la Cámara, Paul D. Ryan (R-Wis.), indicó que el memo de Nunes plantea "preguntas legítimas sobre si se violaron las libertades civiles de los estadounidenses", pero advirtió a sus colegas no usarlo para apuntar contra el fiscal especial. "Este es un asunto completamente separado de la investigación de Bob Mueller, y se debe permitir que ese proceso siga su curso", declaró Ryan ante periodistas el martes.

Sin embargo, algunos miembros de su caucus no han seguido su consejo. "Mi punto de vista es que este memorándum presenta los hechos reales, de que la investigación de Mueller se basa en una premisa corrupta", aseguró el representante Matt Gaetz (R-Florida) en Fox News. "Que toda la base de la investigación de Rusia es ficción, que no es real".

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement