Incendios forestales, sequías y huracanes: ¿Cuál es la relación entre el cambio climático y los desastres naturales?

Incendios forestales, sequías y huracanes: ¿Cuál es la relación entre el cambio climático y los desastres?

Una de las temporadas de incendios más destructivas en la historia de California sigue empeorando, y actualmente tres incendios forestales impulsados por los vientos de Santa Ana queman arbustos y casas en el sur del estado. En el otro extremo, cuatro huracanes -Harvey, Irma, María y Nate- han tocado tierra en los EE.UU. este año, la primera vez en más de una década que tantos afectan el territorio.

Eventos descomunales han azotado el país desde todos los costados. ¿Hasta qué punto el cambio climático los influencia?

A continuación, algunas de las maneras en que los investigadores consideran podría tratarse de efectos del cambio climático.

Incendios forestales

LISTOS PARA ARDER: el calentamiento global significa una menor humedad del suelo en promedio, por lo cual las cosas arden más fácilmente (particularmente si se trata de un área afectada por la sequía, con muchos árboles secos y muertos, por ejemplo).

"Los incendios tienden a asociarse con un clima más seco, en igualdad de condiciones", afirmó Benjamin Bond-Lamberty, ecólogo de ecosistemas del Instituto de Investigación Conjunta Global Change, una colaboración entre el Pacific Northwest National Laboratory y la Universidad de Maryland en College Park. Eso supone, por supuesto, que existe una fuente de ignición y más yesca para quemar.

ACERCA DE ESA YESCA: el cambio climático también puede alterar los ecosistemas y hacerlos más vulnerables a los incendios forestales, agregó Bond-Lamberty. Tomemos como ejemplo el escarabajo del pino de montaña. Los investigadores piensan que el escarabajo del pino solía mantenerse bajo control en su entorno natural gracias a los fríos inviernos, pero ahora, con temperaturas más cálidas, se ha desbordado, matando árboles a través de las Montañas Rocallosas en el noroeste del Pacífico y Canadá. Eso redunda en más árboles muertos, lo cual a su vez significa que más material listo para arder.

HACIA ARRIBA DE LA MONTAÑA: mientras la temperatura global promedio sigue aumentando, los árboles amantes del frío, como los pinos y las píceas, pueden necesitar elevaciones más altas para mantenerse a las temperaturas más frías en las que están adaptados para sobrevivir. Los árboles de hojas caducas pueden terminar ocupando su lugar , y tienden a ser menos inflamables que sus hermanas coníferas, explicó Benjamin Bond-Lamberty.

Huracanes

SUBIDA A NIVEL DEL MAR Y MAREJADA CICLÓNICA: a medida que los niveles del mar continúan en aumento debido al calentamiento global, incrementan el riesgo de marejadas ciclónicas: las peligrosas inundaciones causadas por una tormenta que empuja agua hacia la costa. Esas inundaciones son responsables de gran parte del daño dejado por los huracanes, particularmente en ciudades costeras densamente pobladas.

Un estudio de 2013 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) encontró que el riesgo de una marejada ciclónica a nivel del huracán Katrina aumentó de dos a siete veces por cada incremento de temperatura de 1.8 grados Fahrenheit.

PREPARARSE PARA LAS LLUVIAS: el cambio climático puede influir en los huracanes de varias maneras, por ejemplo, en la cantidad de lluvia caída. A medida que el planeta se calienta, la atmósfera puede contener más humedad. Entonces, cuando llueve, realmente diluvia.

"Creemos que el tipo de precipitaciones de Harvey se volverá notablemente más frecuente a medida que avance el siglo", estimó Kerry Emanuel, un científico atmosférico del MIT.

Para los huracanes, eso puede ser realmente peligroso, dadas las muertes y el daño causado por las tormentas y las inundaciones por marejadas, consideró Emanuel.

"El agua es el gran asesino en los huracanes, no el viento", prosiguió Emanuel. "El viento atrae la atención de todos, pero es el agua la que mata, y a menudo la causante del mayor daño".

LAS TORMENTAS MUY FUERTES SON CADA VEZ MÁS USUALES: algunas investigaciones muestran que el número de tormentas más débiles, como los huracanes de categorías 1 y 2, puede disminuir debido al cambio climático, por lo cual la cantidad total de tormentas de ese tipo podría descender. Pero las más fuertes, de categorías 3, 4 y 5, probablemente serán más frecuentes. Y aunque las tormentas de nivel 1 y 2 representan alrededor de cuatro quintos de la totalidad, son las más inusuales, de rango 3, 4 y 5, las que causan el mayor daño.

"Creemos que la incidencia de los eventos de alta intensidad está aumentando, y eso es lo que importa a la sociedad", afirmó Emanuel. "Ésas son las destructivas”.

Sequías: California no es ajena a la sequía. Pero debido a que los ciclos meteorológicos plurianuales conocidos como El Niño y La Niña tienden a alterar un poco la tendencia general, es un desafío determinar ciertas conexiones directas entre éstas y el cambio climático, señalan los científicos. Sin embargo, hay algunas conexiones que los investigadores pueden trazar.

SUELOS MÁS SECOS: gracias al calentamiento global, que está elevando la temperatura de la Tierra, el agua se evapora del suelo hacia el aire, absorbiendo la humedad de las plantas que dependen de ella. Esto potencialmente ayuda a aumentar las condiciones de sequía, observó Lai-yung Ruby Leung, modelador del clima en el Laboratorio Nacional del Pacífico Noroeste.

Incluso si la lluvia total permanece al mismo nivel, las temperaturas más altas probablemente reducirán el rango promedio de humedad en el suelo, dejando menos agua disponible para los seres vivos.

BLOQUEO DE LLUVIA: además de eso, el cambio climático podría significar que los sistemas de alta presión subtropicales son más fuertes y más grandes. Esos sistemas evitan que el aire húmedo viaje hacia arriba en la atmósfera, donde puede condensarse y eventualmente caer a la tierra en forma de lluvia o nieve. Al ganar tamaño y fuerza, los sistemas pueden ser incluso más efectivos para bloquear las precipitaciones.

"Esta característica a gran escala en el Océano Pacífico es uno de los factores importantes por los cuales muchos modelos climáticos, cuando se proyectan hacia el futuro, muestran sequía en el suroeste de los Estados Unidos", precisó Leung.

Conclusión final

Como regla general, los científicos son reacios a decir que cualquier incendio, inundación, sequía o huracán en particular fue causado por el cambio climático, pero pueden señalar la probabilidad general de que por ello ocurran tales eventos extremos, o las formas complejas en que el cambio los ha influenciado .

¿Cuál es el lado positivo del clima intenso? Cuanto más ocurran los eventos fuertes, más tendrán que estudiar los científicos y así serán capaces de detectar esas relaciones en el futuro.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Los Angeles Times
EDITION: California | U.S. & World
58°