Varias cámaras captaron a María Claudia Murphy el día que desapareció

María Claudia Murphy desapareció justo cuando sus planes de irse del sur de Florida para Tennessee estaban concretándose.

Ella, una colombiana de 45 años, les había dicho a sus amigos que estaba feliz de mudarse a Nashville el mes entrante, donde su esposo, Frank, gerente de proyecto de cocinas comerciales, había aceptado una posición nueva que le había ofrecido su empleador.

Uno de los grandes incentivos de la mudanza era la cercanía a Blue Ridge, en Georgia, donde los Murphy tienen una cabaña de recreo. Ella disfrutaba estar en el campo, especialmente en ese sitio de Georgia, conocido por sus hermosas montañas.

Pero los planes de un nuevo comienzo para la pareja se convirtieron en una pesadilla el viernes pasado, cuando María Claudia desapareció luego de depositar $5,000 en un cajero automático del Bank of America, localizado en 1401 N. University Drive, en Coral Springs.

El martes pasado, a pocas millas del banco la policía recuperó el auto de Murphy, un BMW convertible negro, de dos puertas, modelo 2005, que estaba parqueado en el estacionamiento del restaurante colombiano El Balcón De Las Américas, que ella misma solía frecuentar, localizado en el bloque 7900 de West Sample Road, cerca de Coral Springs.

Justo antes de que desapareciera, la mujer fue captada por las cámaras de vigilancia del local cuando estacionaba su auto y luego caminaba "normalmente" alejándose del sitio, como si nada malo estuviera pasando, dijo Álvaro Tobar, dueño del restaurante. "Esperamos que esté bien", agregó.

Al conocer del hallazgo del auto, Frank Murphy dijo que era "una muy buena pista".

"Es lo que pedimos", dijo el esposo. "Estamos avanzando en su búsqueda. Alguien sabe dónde está ella. Alguien debe haberla visto caminando por el área".

Las autoridades califican la desaparición de María Murphy como inusual: No hay una explicación aparente y las pistas sugieren que hay algo raro.

Aun cuando ella se llevó su billetera el viernes, las tarjetas de crédito no han sido usadas, dijo el vocero de la policía, teniente Joe McHugh. De hecho, según indicó el oficial dentro del auto estaban sus pertenencias.

"Para que alguien [desaparecido] sobreviva, debe valerse por sí mismo", agregó el oficial.

El pasaporte de María Murphy, su teléfono celular y dos perros fueron encontrados en su casa, agregó. Y los amigos de la mujer les dijeron a las autoridades que siendo ella una amante de los animales siempre iba "a cualquier parte" con al menos uno de los perros, indicó el vocero.

Luego de hacer el depósito en el banco, Murphy al parecer fue vista cruzando a pie la U.S. 441 en la intersección con Copans Road, en Margate, es decir a unas tres millas de distancia. El rostro se le veía enrojecido y sudoroso por el sol del mediodía, agregó la Policía.

Los investigadores han logrado reunir varios videos de vigilancia. Los primeros muestran a Murphy dejando su auto en el parqueadero donde éste fue hallado. Pero en lugar de entrar a El Balcón De Las Américas, se fue caminando.

El segundo video, de dos ángulos diferentes, la muestra caminando por una estación de gasolina Mobil hacia Sample Road. El tercer video fue tomado por un bus de transporte público de Broward, en el que se ve a Murphy caminando por Sample Road en dirección este con una bolsa negra colgada de su hombro izquierdo.

El hallazgo del auto fue lo que llevó a la policía a los videos.

"Es una pieza importante del rompecabezas porque no tendríamos los videos si no hubiéramos encontrado el carro. Ahora tenemos un punto de inicio", dijo el detective Chris Collins.

Las autoridades también revisaron las cámaras de los semáforos en rojo para tratar de seguir el camino recorrido por Murphy en su auto antes de dejarlo en el parqueadero, pero no tuvieron mucho éxito.

"Es como buscar una aguja en un pajar", sentenció Collins.

Copyright © 2014, Los Angeles Times
Related Content
Comments
Loading