Lecciones de las elecciones: apoyo hispano a los demócratas crece en Florida

Mitt RomneyOscar Ramiro Ortega-HernandezMarco RubioPembroke PinesJeb BushDavid Rivera

En numeroso récord los hispanos de Florida respaldaron al presidente Obama y a otros candidatos demócratas en las elecciones del martes, resaltando una fuente de futuro crecimiento de un partido, indicando grandes problemas para el partido republican.

“Los latinos de Florida doblaron sus músculos y lo vimos [el martes]”, dijo Álvaro Fernández, director de Miami Progressive Project, un grupo de inscripciones para votantes.

Obama se llevó 60 por ciento de los votos hispanos del estado, más del 57 por ciento logrado en 2008, según encuestas.

En el ámbito nacional, el presidente ganó con un estimado de 71 por ciento del voto latino.

Entre la comunidad hispana del estado, Obama obtuvo un apabullante apoyo de los puertorriqueños, el segundo grupo hispano más grande en Florida. Votaron por el presidente en lugar de por Mitt Romney, en un margen porcentual de 83 contra 17, según encuestas.

Pero los demócratas también lograron el impulso gracias a votos del bloque cubano, que tradicionalmente habían votado republicano, según los sondeos.

Según esas cifras, dadas a conocer el jueves por la oficina de Miami de Bendixen & Amandi International, 48 por ciento de los cubano americanos le dio su voto a Obama, mientas que su oponente, Romney, obtuvo el resto.

Eso es una ganancia para los demócratas de 13 puntos entre los cubano Americanos, sobre lo obtenido en 2008, indicó el encuestador Fernand Amandi, y representa lo que el llama “un cambio en el mar”.

“La represa finalmente se ha roto en el largamente esperado cambio cubano”, agregó Amandi. “Este es un cambio notorio”.

El día de elecciones los cubano americanos le dieron al presidente 53 por ciento de sus votos, comparado con 47 por ciento de los que eligieron a Romney. Aun así, Romney ganó el voto de esa comunidad en general, gracias a los votantes que depositaron su voto de forma ausente y en persona, de forma adelantada, según el sondeo que incluyó a 4,866 electores y realizado por Bendixen & Amandi.

El cambio de marea entre los votantes cubano americanos ha sido estimulado por dos factores: la juventud y la inmigración, dijo Amandi. Los jóvenes de esa comunidad, nacidos y criados en Estados Unidos no son votos seguros para los republicanos como sí lo son sus mayores anti castristas, agregó.

Y los cubanos que llegaron más recientemente a Estados Unidos en los últimos años tienden a ser menos republicanos.

Ese cambio pudo haber ayudado al demócrata Joe García a quitarle la curul al representante federal republican David Rivera, del distrito 26, que incluye los condados de Miami-Dade y Monroe. García obtuvo 54 por ciento del voto mientras que 42.9 por ciento fue para Rivera.

Al menos algo del margen de victoria de García puede explicarse por los escándalos que rodearon a Rivera. Él sigue siendo objeto de dos investigaciones federales.

Al tiempo que los republicanos se reagrupan luego de las elecciones, su acercamiento a los hispanos tundra que ser modificado, dijo Eddie Fernández, abogado de Shutts & Bowen en Orlando, quien es activo en política conservadora.

“Yo pienso que la visión que los republicanos tienen de los hispanos, y diría también de las mujeres y otras minorías, es la de alguien a quien usted tiene que acercarse durante las elecciones, en lugar de ser grupos que forman parte del grupo político”, dijo. “Eso tiene que cambiar”.

En Hollywood, Américo Vargas, un conductor de camión retirado, de 70 años y nacido en República Dominicana, dijo no confiar en los republicanos como sus representantes. “La manera en que los veo es que están en contra de los hispanos”, dijo. “Romney dijo que 47 por ciento [de los estadounidenses] quieren regalos. Yo pienso que él se refería a nosotros”.

Obama ganó con amplios márgenes los bloques hispanos en Florida, según los sondeos de Bendixen & Amandi. Encontraron que Obama se llevó 79 por ciento del voto de los suramericanos, incluyendo 80 por ciento colombianos, 82 por ciento peruanos, 79 por ciento ecuatorianos, 76 por ciento venezolanos, 75 por ciento argentinos y 92 por ciento brasileños.

Entre los centroamericanos, incluyendo aquellos votantes originarios de Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, 74 por ciento votó por Obama, según el encuestador. El porcentaje de mexicanos en Florida que favoreció a Obama fue de 66 y de dominicanos 81.

Angie Ortega, quien se trasladó a Pembroke Pines desde Puerto Rico en 2010, forma parte de esa nueva ola de hispanos votantes que están cambiando el perfil político de Florida. Ortega dijo que votó por Obama porque cree que es el mejor candidato con las mejores ideas para ayudar a gente como ella.

“Pensé que el presidente necesita terminar lo que comenzó y merece una segunda oportunidad”, dijo Ortega, de 45 años, especialista en conducta y quien trabaja con personas minusválidas. “Si Obama hace el gran trabajo que dice estar hacienda seguiré siendo demócrata. Pero si no, quizás vote por los republicanos la próxima vez”.

Esto acaso sea alentador para líderes conservadores de Florida como el senador Marco Rubio y el ex gobernador Jeb Bush, quienes han pedido a su partido que respalde una reforma migratoria.

En un comunicado el miércoles, quien es hijo de cubanos, alabó la lucha de Romney por la Casa Blanca, pero recalcó que el partido necesita tomar una nueva dirección.

“El movimiento conservador deberá tener particular atractivo para la gente en la minoría y las comunidades inmigrantes que están tratando de salir adelante, y los republicanos necesitan trabajar más duro que nunca para comunicarles a ellos su manera de pensar”, dijo Rubio.

Bendixen & Amandi International es una firma consultora con base en Miami que produjo propaganda en español para Obama. El sondeo de 4,866 votantes hispanos fue realizado el día de elecciones, durante las votaciones adelantadas y por teléfono con quienes votaron de forma ausente en seis condados: Miami-Dade, Broward, Palm Beach, Orange, Osceola y Hillsborough. El sondeo fue hecho de forma separada de la campaña Obama,

Copyright © 2014, Los Angeles Times
Comments
Loading