Los Angeles Times

LAFC activa su academia de cara al debut en 2018

LAFC activó su academia de formación de jugadores de cara a su debut en 2018

Los dueños de Los Angeles Football Club (LAFC) le dieron las riendas del equipo a John Thorrington, él ya tenía una idea de qué quería hacer y sobre todo, estaba lleno de mucho entusiasmo.

“Esto es algo emocionante”, dijo Thorrington, quien es el vicepresidente ejecutivo del próximo equipo angelino de expansión de la MLS. “Lo veo como una oportunidad de empezar desde cero y que cuenta con una infinidad de posibilidades. Es mucho mejor que reiniciar un sistema que no es exactamente lo que andas buscando”.

Thorrington decidió construir su club desde abajo, y esto en el mundo del futbol significa que tuvo que empezar con jugadores de 12 años de edad, los cuales son los más jóvenes que son permitidos en el sistema de academias juveniles de la U.S. Soccer. En poco tiempo, el dirigente lanzó su programa de formación de jugadores, contrató a un entrenador y reclutó a los primeros integrantes de la franquicia.

Aunque faltan dos años para el debut del equipo en la MLS, muchos hablarán del que sería el primer juego como parte de la liga estadounidense. Sin embargo, el primer partido en la historia de LAFC ya se jugó cuando su escuadra Sub-12 participó en un torneo en Frisco, Texas. Durante el torneo de 7 contra 7, su equipo enfrentó a conjuntos como Celta de Vigo, Toronto y Orlando City.

Cada plantel de la MLS tiene una academia juvenil en donde les inculcan a los niños su estilo de juego, con la esperanza de moldearlos en jugadores profesionales para su primer equipo. Thorrington tiene una lista predecible de las cualidades que está buscando en cada jugador de LAFC. Deben ser inteligentes dentro del campo, ser formidables atletas, poseer dotes técnicos privilegiados y contar con mucha fuerza mental.

“Esto no significa que tienen que ser los más grandes, veloces y fuertes. Lo veo más como que tienen que ser los más vivos, agiles y rápidos”, declaró Thorrington, de 36 años de edad, quien durante su carrera de 14 años como jugador profesional jugó en Inglaterra, Alemania y la MLS, y fue seleccionado nacional de los Estados Unidos. “El tipo de equipo que queremos hacer es uno que juegue rápido y que sea agresivo en todos los encuentros”.

Pese a que los jugadores de 12 años que representaron a LAFC en Dallas no van a formar parte del primer equipo del club cuando empiece a ver acción en 2018, Thorrington dice que el torneo es un parteaguas que marcará el paso de la franquicia.

El equipo juvenil de LAFC practica en las canchas de la Universidad del Estado de California, Los Ángeles en donde el entrenador Joey Cascio instruye a 26 niños tres noches a la semana.
Recientemente, los padres de los jugadores observaron desde las gradas como Cascio elogiaba y regañaba a sus pupilos a la misma vez. Juntó a todos antes del entrenamiento y les recordó que hasta unos de los mejores jugadores en el mundo empezaron en la banca. Nadie ha sido seleccionado para ser parte del equipo oficialmente.

La Universidad y el club actualmente están trabajando para mantener la academia en el campus a largo plazo. LAFC planea establecer otras cuatro divisiones de edad en los próximos dos años y Thorrington señaló que la cercanía de la escuela con el Centro de Los Ángeles es la ideal, tiene mucho optimismo sobre las negociones que se llevan a cabo.

Una propuesta diferente

Desde su incepción, LAFC ha hecho las cosas de una manera poco convencional. No hay mejor muestra de esta filosofía al ver cómo han abordado la construcción de su recien armada academia.

En los 18 meses que lleva la institución, han contratado a Tom Penn, un exejecutivo de la NBA sin experiencia en el futbol, como presidente del equipo y a Thorrington, quien nunca ha construido un equipo, como el jefe de operaciones deportivas. Y también le han dado mucha confianza en el desarrollo de la academia a Nikki Mark, quien previamente trabajó en la industria de la música y para una compañía hotelera.

Mark fue la presidenta de FC Los Ángeles, una organización de futbol infantil del oeste de la ciudad en donde jugaron sus dos hijos y que fue auspiciada por sus antiguos jefes.
Sin embargo, no tiene la preparación para enfrentarse a los pleitos que seguramente van a surgir cuando trate de robarle estrellas a los clubes establecidos del área.

“El sur de California es la región de EE.UU. que está más repleta de talento joven y es un lugar en donde hay una feroz competencia entre los clubes para atraer a los mejores prospectos”, dijo Mike Woitalla, un editor de SoccerAmerica.com que cubre el futbol juvenil.

Por esta razón, Thorrington y el director de la academia, un puesto que aún no ha sido designado, van a hacerse cargo de todas las decisiones sobre los jugadores. Mark se dedicará a los asuntos extra cancha.

Thorrington dice que la idea del club es hacer lo que otros no han considerado hacer, en vez de seguir un patrón. No tiene ninguna duda que algún día sus niños locales van a ser la base del equipo mayor de LAFC.

“Tengo grandes planes para este grupo de chicos de 12 años. Se lo he dicho a ellos y a sus padres”, indicó Thorrington. “Ellos van a ser nuestras primeras contrataciones y serán parte de nuestro primer juego oficial. Estoy muy emocionado y no puedo esperar para saber cómo termina esta historia”.

Copyright © 2016, Los Angeles Times
71°