Advertisement

Don Pedro Rivera no está seguro de que la muerte de Jenni fuera un accidente

Don Pedro Rivera no está seguro de que la muerte de Jenni fuera un accidente
Don Pedro Rivera aparece al frente de su hijo Lupillo en esta foto de archivo. (ANNIE WELLS / Los Angeles Times)

A cinco años del trágico fallecimiento de la 'Diva de la Banda' Jenni Rivera, y pese al sorpresivo paso del tiempo, no se han despejado todavía las dudas sobre las circunstancias que llevaron a la caída del avión en el que se encontraba la artista.

Las especulaciones sobre la muerte ocurrida un 16 de diciembre, no se han limitado a los representantes de la prensa ni a los medios sensacionalistas, sino que se han extendido a los miembros de la familia de la fallecida, o al menos a uno de ellos, como lo acaba de revelar un popular programa televisivo.

Advertisement

Así lo dio por sentado Don Pedro Rivera, el padre de Jenni, durante una entrevista para "El Gordo y la Flaca", espacio de la cadena Univision. "Yo todavía tengo bastantes dudas por las cosas que se dicen en Internet y por las cosas que mi hija me platicaba", afirmó allí el patriarca, insinuando además que su hija le había hablado de hechos que podrían haber provocado un ánimo hostil hacia ella.

"En los últimos meses me decía que ya no le cobraban nada más el piso regularmente como a los otros cantantes, sino que querían los conciertos enteros", agregó, refiriéndose probablemente al proceso de cupos ilegales por parte de agentes del crimen. "Hubo una ocasión en la que ella llevó 60 marinos a un lugar como guardia personal porque había tenido amenazas de que la iban a secuestrar; no sé si serían empresarios u otro tipo de personas, pero sí, ella me platicaba eso".

Advertisement

Esta declaración llama la atención en vista de que, hace solo unos meses, Rosie, la hermana de la desaparecida, afirmó ante la grabadora de People en Español que la familia entera estaba  tranquila porque las investigaciones desarrolladas habían determinado que la muerte de la vocalista se produjo a raíz de un accidente y no de un atentado. Obviamente, este drama no tiene cuándo acabar.

Advertisement
Advertisement