Anuncio

El condado de Los Ángeles suspende las comidas al aire libre en los restaurantes

×

Las autoridades de salud pública del condado de Los Ángeles anunciaron el domingo que emitirán una orden que suspende las cenas al aire libre en los restaurantes en medio de una oleada de nuevos casos de coronavirus.

La nueva regla entra en vigor a las 10 p.m. del miércoles y restringe a los restaurantes, junto con las cervecerías, bodegas y bares, a la comida para llevar y de entrega, por primera vez desde mayo. La orden tendrá una duración de al menos tres semanas, dijeron las autoridades.

Las bodegas y cervecerías podrán continuar sus operaciones de venta al por menor.

Salud

Anuncio

“El persistente alto número de casos requiere medidas de seguridad adicionales que limiten el contacto en lugares donde la gente no lleve mascarillas”, dijo en un comunicado Bárbara Ferrer, directora de salud del condado de Los Ángeles.

“Esperamos que los individuos continúen apoyando a los restaurantes, cervecerías y bodegas ordenando comida para llevar o para entregar. También esperamos fervientemente que cada residente del condado de Los Ángeles apoye a todos nuestros negocios siguiendo las directivas de salud pública que sabemos que funcionan para frenar la propagación”.

Las autoridades habían advertido a principios de la semana que las nuevas reglas se impondrían si el promedio de cinco días de nuevos casos llegaba a 4.000, o si las hospitalizaciones superaban los 1.750 por día.

El promedio de cinco días había llegado a 4.097 para el domingo, informó el Departamento de Salud Pública. Había 1.473 pacientes de coronavirus confirmados en los hospitales del condado de L.A. hasta el sábado, un aumento de cerca del 92% desde el mes anterior.

Anuncio

El domingo, las autoridades informaron de 2.718 nuevos casos de virus y nueve muertes.

“Aunque sé que el número de casos está creciendo rápidamente, preferiría haber discutido esta medida abiertamente durante nuestra reunión de la Junta de Supervisores para que el público pueda entender la razón detrás de ella”, dijo la supervisora del Condado Janice Hahn en un comunicado.

“Muchos de estos restaurantes apenas están sobreviviendo. Espero que este no sea el último clavo en sus ataúdes. Desearía que hubiéramos encontrado una manera de poner más restricciones en lugar de cerrar completamente los restaurantes”.

Anuncio

El ritmo de los nuevos casos de coronavirus comenzó a aumentar a finales del mes pasado. Ahora se están acelerando aún más rápido que en julio, cuando los nuevos casos y las hospitalizaciones llegaron a su punto máximo en el condado de Los Ángeles, dijeron las autoridades.

Las autoridades de salud han culpado a una variedad de factores, como las vacaciones, los campeonatos deportivos, las manifestaciones de protesta, el aumento de las reuniones sociales y los brotes en los sitios de trabajo y una sensación general de fatiga a la hora de seguir las reglas.

Están instando a todos a que se queden en casa tanto como sea posible durante las próximas dos o tres semanas para detener la creciente marea de infecciones y evitar abrumar al sistema de salud con un pico de hospitalizaciones.

Anuncio

El condado de Los Ángeles podría enfrentarse a reglas aún más estrictas para detener la propagación del virus si el promedio de cinco días de casos continúa aumentando y supera los 4.500, o si las hospitalizaciones incrementan a más de 2.000 por día, informaron las autoridades.

En ese caso, las autoridades de salud planean imponer una orden de tres semanas de permanencia en el hogar que permitiría que solo los trabajadores esenciales y los que procuran servicios esenciales salgan de sus casas.

A principios de esta semana, el condado de Los Ángeles anunció que los negocios no esenciales deben cerrar a las 10 p.m. y limitar aún más su capacidad máxima durante las horas de trabajo.

El gobernador Gavin Newsom también impuso una orden modificada de permanencia en casa que entró en vigor el sábado y se mantiene hasta el 21 de diciembre. La orden prohíbe la mayoría de las actividades no esenciales fuera del hogar de 10 p.m. a 5 a.m. en los condados que están en el nivel más estricto, púrpura, del plan de reapertura de cuatro fases del estado. Aproximadamente el 94% de la población del estado vive en los condados púrpura, incluyendo todo el sur de California.

Anuncio

Muchos organismos policiales del sur de California dicen que adoptarán un enfoque basado en la educación como primera medida de la nueva orden de permanencia en el hogar del estado.

Algunos residentes se han irritado por las nuevas restricciones estatales, aunque la mayoría de los organismos de aplicación de la ley en el sur de California dijeron que no planean hacerlas cumplir.

Un minuto después de que la orden del gobernador entró en vigor el sábado por la noche, unos 200 manifestantes, muchos de ellos con gorras de color rojo brillante y agitando banderas americanas, se reunieron en el muelle de Huntington Beach.

Eso fue un día después de que el condado de Orange reportara su mayor número de casos de coronavirus, registrando 1.169 nuevos casos el viernes.

Anuncio

Las tiendas limitan una vez más la cantidad de papel higiénico y productos de limpieza que los clientes pueden comprar, ya que la tercera oleada de infecciones por COVID-19 se ha disparado y los pedidos de cierre de negocios han regresado. Pero las compañías han tenido todo el verano para prepararse.

El domingo, el condado de Orange reportó 552 nuevos casos de virus y tres muertes, llevando su total a 69.694 casos y 1.554 decesos. Las hospitalizaciones continuaron aumentando, llegando a 380 pacientes, un incremento de cerca del 126% desde el mes anterior.

Los manifestantes también se han reunido en el condado de Los Ángeles. Una protesta el viernes frente a la residencia oficial del alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, fue organizada por el “Bloque de protesta contra el toque de queda”.

La escritora del Times Rosanna Xia contribuyó a este informe.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio