Anuncio
Share

Los estudiantes internacionales están en pánico. ¿Pueden regresar a Estados Unidos a tiempo para el período de otoño?

A decorative pool zig-zags through a plaza at UC San Diego
UC San Diego espera que sus estudiantes internacionales atrapados en el extranjero puedan obtener visas y vuelos a tiempo para el período de otoño.
(K.C. Alfred / San Diego Union-Tribune)

Ruhi Jha comenzó a asistir a UC Berkeley este año, a medio mundo de distancia de su casa de Nueva Delhi, luchando con el aislamiento social y las diferencias de zona horaria que la obligaron a tener clases en línea a medianoche. Ella y su familia contrajeron COVID-19 y sobrevivieron el mes pasado, aterrados a medida que aumentaban las infecciones en India.

Y ahora Jha está lidiando con las nuevas ansiedades que enfrentan decenas de miles de estudiantes internacionales matriculados en colegios y universidades de Estados Unidos. ¿Pueden regresar a los campus para el comienzo del período de otoño?

Los estudiantes internacionales se encuentran en un momento crítico de su educación universitaria, presos del pánico porque los grandes retrasos en las solicitudes de visas, los consulados cerrados y las reglas burocráticas que limitan el acceso a Estados Unidos pueden hacer descarrilar su tan esperado regreso al campus. Lo que está en juego es particularmente amplio en California, el principal destino para los estudiantes internacionales, donde la USC y el sistema de 10 campus de la Universidad de California educan colectivamente a más de 54.000 de los más de un millón de estudiantes internacionales matriculados en colegios y universidades del país.

La incertidumbre ha impulsado a los líderes nacionales de la educación superior a suplicar a la administración Biden una acción más rápida y reglas más flexibles para sus estudiantes internacionales, que aportan no solo su talento, sino también el costo de los cursos y miles de millones de dólares a las economías locales.

Anuncio

La matrícula de estudiantes internacionales ya había disminuido en todo el país en un 11% entre 2016 y 2019, una caída que se atribuye a las posturas de China de línea dura frente al gobierno de Trump y las políticas de visas más estrictas. Los cierres económicos por la pandemia provocaron una caída aún mayor del 43% en los nuevos estudiantes internacionales el año pasado, según el Instituto de Educación Internacional, lo que ocasionó importantes pérdidas financieras en los campus y comunidades de todo el país.

“El potencial para no remediar esas preocupaciones de inmediato es profundo, con efectos persistentes”, escribieron recientemente el presidente de la UC, Michael V. Drake, y los 10 rectores de los campus en una carta al secretario de Estado, Antony J. Blinken.

La carta señaló que 16.000 estudiantes internacionales de la UC permanecen fuera de Estados Unidos, y se prevé que otros 14.000 nuevos alumnos se inscriban para el otoño de 2021. En general, el número de estudiantes internacionales disminuyó en un 6% el año pasado, con respecto a 2019, y los líderes de la UC expresaron la “necesidad urgente para una acción inmediata” a fin de evitar nuevas disminuciones eliminando los percances en los procesos de emisión de visas.

Los funcionarios del Departamento de Estado, en una respuesta del 5 de mayo, le dijeron a Drake que los estudiantes internacionales eran una “prioridad” y afirmaron su apoyo a la comunidad académica y la economía nacional.

Anuncio

“Reconocemos las importantes contribuciones que estos estudiantes hacen a nuestros campus universitarios, el impacto positivo que tienen en las comunidades de Estados Unidos, y los grandes beneficios de la cooperación académica para aumentar la comprensión cultural, promover la investigación, el conocimiento y apoyar la diplomacia del país”.

Los funcionarios estadounidenses recientemente tomaron medidas importantes para aliviar la crisis. A fines de abril, suprimieron las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia para los estudiantes con visas válidas de China, Brasil, Irán y Sudáfrica, entre otros países, siempre que sus programas académicos comenzaran el 1 de agosto o después. Posteriormente, agregaron excepciones para los alumnos de la India, a pesar del actual aumento de COVID-19 en ese país. También permitieron exenciones de entrevistas presenciales de visas para estudiantes que renuevan sus documentos.

Y, en un avance clave, la embajada y los consulados de Estados Unidos en China reabrieron los servicios de visas de estudiantes este mes por primera vez en más de un año, asignando a cientos de miembros del personal para procesar lo que anticipan serán 2.000 solicitudes diarias.

China es, por mucho, la mayor fuente de estudiantes internacionales en Estados Unidos, ya que proporciona más de un tercio de los alumnos de los colegios y universidades estadounidenses y más de la mitad en UC y USC. Pero los cierres de actividades por la pandemia provocaron una caída del 87% en las visas otorgadas a estudiantes internacionales el año pasado, y estos documentos, para los alumnos provenientes de China, cayeron a 943, desde un promedio de 90.000 anuales en años anteriores, según una investigación de Gaurav Khanna, profesor de economía de UC San Diego.

Anuncio

A pesar de estos avances recientes, persisten los problemas. En UC San Diego, que educa a la mayor cantidad de estudiantes internacionales entre los campus de la UC, hasta el 25% de los 8.400 alumnos todavía están fuera del país, señaló Dulce Dorado, directora de la Oficina de Programas para Estudiantes Internacionales. Algunos de ellos enfrentan problemas para obtener citas para visas, confusión sobre las reglas de viaje, tarifas aéreas exorbitantes y acceso a reservaciones de vuelos a California, indicó.

“Hay mucha ansiedad y preocupación por parte de nuestros estudiantes sobre si podrán regresar en el otoño”, comentó Dorado. “Pero estamos haciendo todo lo posible para defenderlos. Es imperativo que las universidades atraigan y retengan a los mejores alumnos y profesores de Estados Unidos y de todo el mundo. Sus contribuciones son evidentes en prácticamente todos los sectores de nuestra sociedad y nos aportan descubrimientos, innovación, creatividad artística y vitalidad económica”.

Ivor Emmanuel, director de la Oficina Internacional de UC Berkeley, calificó las relajadas reglas de viaje como un “cambio de juego” que permitirá que un número significativo de estudiantes regrese al campus en otoño. Más de la mitad de los 5.892 alumnos internacionales de Berkeley permanecen fuera de Estados Unidos, indicó.

Pero Emmanuel señaló que todavía estaba vigente una política de la administración Trump que prohíbe la entrada de estudiantes graduados e investigadores chinos afiliados a universidades vinculadas al Ejército Popular de Liberación.

Anuncio
UC Berkeley student Ruhi Jha
Ruhi Jha, una estudiante de UC Berkeley, está ansiosa por obtener una visa para el período de otoño.
(Ruhi Jha)

Los estudiantes de Irán deben viajar a otros países para solicitar visas porque Estados Unidos no tiene una embajada en la nación persa.

Anthony Bailey, vicepresidente de iniciativas estratégicas y globales de la USC, indicó que algunos de los estudiantes iraníes de la universidad están reportando un lento progreso en la obtención de visas. Pero tenía la esperanza de que la mayoría de los alumnos internacionales regresarán en otoño.

Se pensaba que menos de un tercio de los 10.402 estudiantes matriculados de la USC estaban fuera del país, dijo, porque la mayoría de ellos son alumnos graduados que nunca se fueron.

Anuncio

“Con todas las dificultades del año pasado, ahora podemos ver que el Departamento de Estado se enfoca y prioriza a los estudiantes internacionales, mientras los casos de COVID disminuyen en la mayoría de los lugares”, comentó.

Sin embargo, el Consejo Estadounidense de Educación y otras asociaciones líderes de educación superior han pedido a los funcionarios estadounidenses cambios adicionales: prioridad en el proceso de visas para alumnos y académicos, exenciones para entrevistas de visas presenciales para nuevos estudiantes y permitir sesiones de video.

También solicitaron que se eliminaran las restricciones de viaje para profesores e investigadores, junto con las reglas que impiden que algunos estudiantes regresen a Estados Unidos para programas de capacitación académica o laboral que comiencen antes del 1 de agosto.

Mientras tanto, muchos alumnos siguen nerviosos. Aimee Wang, estudiante de último año de la Universidad de California en Santa Bárbara con especialización en sociología, se ha visto atrapada en un enredo burocrático al tratar de renovar su visa desde su casa en Shanghai. Ella planea volar a Singapur para hacerlo, pero todavía está nerviosa por las probabilidades de éxito.

Anuncio

En un año lleno de ansiedades, esto ha sido solo lo último. Wang señaló que regresar a la casa de sus padres después de ocho años de ausencia, ya que también asistió a una escuela preparatoria en Estados Unidos, era discordante. Extrañaba desesperadamente a sus amigos y su trabajo de liderazgo estudiantil. Tuvo que evitar expresar sus puntos de vista políticos progresistas y abiertos. Asimismo, estaba estresada por mantener altas sus calificaciones en las distintas zonas horarias (una clase comenzaba a las 3 a.m.) y por ingresar al posgrado.

Para mejorar su salud mental, enfatizó, vio repetidamente una charla de Michelle Obama sobre nunca darse por vencida.

Jha dijo que se sintió aliviada al enterarse de la excepción a la prohibición de viajes de estudiantes de la India. Pero todavía necesita una visa de alumno y no puede obtener una porque los consulados de Estados Unidos que la tramitan permanecen cerrados en su país.

Ella también necesita una vacuna contra COVID-19, misma que piensa que la UC va a requerir para el otoño, pero intentar conseguir una cita para una inyección en el segundo país más poblado del mundo, en medio de un brote devastador, hasta ahora ha sido frustrante e infructuoso.

Anuncio

“No creo que haya estado en una situación tan estresante en mi vida”, señaló Jha, de 20 años, en una entrevista desde India. “Ha habido bastantes momentos de lágrimas, pero solo tienes que mantenerte positiva y superar lo que sea que la vida te muestre”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio