Anuncio
Share

San Diego invertirá 700 mil dólares para evaluar el estado de las calles

Cuadrillas instalan una nueva superficie en una sección de N Harbor Drive en mayo de 2020.
Las cuadrillas instalaron una nueva superficie de asfalto a una sección de N Harbor Drive cerca de la intersección con Laurel Street en mayo de 2020.
(Nelvin C. Cepeda/The San Diego Union-Tribune)

San Diego gastará próximamente 700 mil dólares para estudiar el estado de todas las calles de la ciudad, de modo que las reparaciones y mejoras puedan orientarse a aumentar la equidad social, arreglar muchas calles descuidadas desde hace tiempo y potenciar las oportunidades para el uso de bicicletas.

Los planes para el nuevo estudio llegan justo cuando el alcalde Todd Gloria tiene previsto anunciar esta semana una nueva política de reparación de carreteras y otros proyectos de infraestructuras que dará prioridad a los barrios más desfavorecidos.

El estudio exhaustivo de las aproximadamente 3000 millas de carreteras de San Diego, denominado índice de estado general, también ayudará a Gloria a alejarse del enfoque de su predecesor, Kevin Faulconer, de reparar tantas millas de carretera como sea posible.

Los críticos han dicho que Faulconer estaba tan centrado en su promesa de reparar 1000 millas de calles antes de dejar el cargo que optó por mejoras menores en calles en condiciones decentes en lugar de abordar trabajos de reparación más costosos en calles muy dañadas.

Anuncio

Las mejoras menores de una calle con sellado cuestan unos 130 mil dólares por milla, mientras que un recubrimiento de asfalto más fundamental, que dura más y tiene mejor aspecto, cuesta unos 780 mil dólares por milla.

El estudio, que empezará en marzo y durará entre seis meses y un año, incluirá también los carriles bici, para que los funcionarios municipales puedan evaluar las mejores formas de mejorar la red ciclista de la ciudad y animar a más personas a desplazarse en bicicleta.

La regidora Vivian Moreno, que representa al Distrito 8 en el área South Bay de la ciudad, elogió a Gloria la semana pasada por llevar a la ciudad en una dirección significativamente nueva en la reparación de las calles.

“Tiene sentido centrarse en las calles más dañadas de las comunidades más desfavorecidas”, dijo. “Esto rebaja el nivel de vida. Si tienes que conducir por una calle con un gran agujero, te hace sentirte abandonado”.

Moreno señaló que el estudio de las calles también incluirá 60 millas de caminos de tierra sin pavimentar, la mayoría de los cuales se encuentran al sur de la ruta estatal 94. Moreno presionó con éxito la primavera pasada para añadir esos caminos a la red de calles de la ciudad.

Moreno dijo que también tiene sentido cambiar el enfoque del número de millas reparadas.

“El número de millas es bueno para las conferencias de prensa”, dijo Moreno, señalando que algunas calles han sido reparadas tres veces en los últimos años, mientras que otras no han sido reparadas ni siquiera una vez. “O es incompetencia o están jugando a los favoritos”.

La regidora Marni von Wilpert, que lidera el comité de infraestructuras de la ciudad, dijo que la nueva encuesta dará a San Diego una herramienta crucial para determinar cómo gastar el dinero de los contribuyentes en el presupuesto para reparaciones de carreteras de la manera más eficiente.

Dijo que a veces tiene sentido optar por el sellado porque eso puede ayudar a evitar una reparación más cara en el futuro. Señaló que la ciudad está gastando más de 10 millones de dólares para arreglar Gold Coast Drive en Mira Mesa después de años de abandono.

“Creo en mejorar nuestra infraestructura con base en datos y cifras”, dijo. "¿Cómo sabes que estás logrando la equidad sin saber cuáles son las condiciones en este momento —cuál es la línea de base?”

Von Wilpert, que representa a los barrios relativamente ricos del norte del interior de la ciudad, dijo que es partidaria de dar prioridad a la reparación de las calles en las zonas desatendidas.

Pero dijo que los residentes de toda la ciudad deberían estar entusiasmados con la nueva encuesta porque ayudará a la ciudad a arreglar las calles más dañadas de cada barrio.

“A mí no me preocuparía que el alcalde solo vaya a arreglar las calles al sur de la (Interestatal) 8", dijo.

Von Wilpert también señaló que un análisis reciente mostró que las reparaciones de las calles en toda la ciudad no han sido tan desiguales como mucha gente temía.

Mientras que los Distritos 4, 8 y 9 de menores ingresos estaban en el extremo inferior de cuántas millas de carretera se han reparado desde 2015, esos tres distritos también tienen menos carreteras que otros distritos.

San Diego no ha realizado un estudio exhaustivo de sus calles desde 2016. Un seguimiento estaba programado para comenzar el año pasado, pero el alcalde Faulconer optó por retrasarlo debido a las restricciones presupuestarias.

El alcalde Gloria no incluyó fondos para la encuesta en su propuesta de presupuesto la primavera pasada, pero von Wilpert y sus colegas en el cabildo lucharon para hacer una adición de última hora en junio. El presupuesto incluye 700 mil dólares para el análisis.

Las dos anteriores fueron realizadas por Cartegraph Systems por 560 mil dólares cada uno. Una portavoz de la ciudad dijo que pronto se publicará una solicitud de propuestas.

Podría decirse que el momento de la nueva encuesta es ideal, ya que Gloria está cambiando las prioridades de la ciudad en cuanto a la reparación de las calles.

La fórmula de San Diego para decidir qué calles en mal estado se reparan se había centrado principalmente en el grado de deterioro de una calle, así como en el volumen de tráfico y la proximidad a las atracciones turísticas.

La nueva fórmula añadirá la equidad de los vecindarios, la resistencia al clima, la movilidad y la proximidad a los parques y bibliotecas de la ciudad.

La fórmula, que se aplicará a todos los proyectos de infraestructuras, dará a cada proyecto una puntuación que se utilizará para determinar qué proyectos se priorizan.

El personal de Gloria tiene previsto presentar la nueva fórmula en una reunión de la comisión de infraestructuras del ayuntamiento prevista para el miércoles.

La resiliencia climática está relacionada con las carreteras y las infraestructuras porque las carreteras recién pavimentadas —y los carriles para bicicletas, los pasos de peatones mejorados y otros servicios que las acompañan— crean oportunidades para hacer ejercicio y atraen a más empresas, impulsando los ingresos y el número de lugares que venden alimentos saludables, dicen sus partidarios.

El último análisis de calles, completado en 2016, muestra que las carreteras de San Diego habían mejorado significativamente desde un esfuerzo anterior en 2011. Pero también dijo que solo el 60 por ciento de las calles de la ciudad podían clasificarse como en buen estado.

El documento de 2016 dice que el estado medio de las calles de la ciudad está por encima del umbral de buen, que se define como una calificación de 70 o más. El estado medio subió de 58.9 en 2011 a 71.5 en 2016.

También mostró que San Diego se comparó favorablemente con otras ciudades importantes del estado, con Los Ángeles, San Francisco, San José y Oakland, todas muy por debajo de 70.

Si bien el sistema de calificación fue creado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos y pretende ser una medida objetiva, los funcionarios destacaron que la metodología para la evaluación del estado de las calles puede variar de una ciudad a otra.

En el lado negativo, solo el 60 por ciento de las calles individuales fueron clasificadas como en buen estado, con un 34 por ciento considerado regular, que es una calificación entre 40 y 69, y el 6 por ciento clasificado como pobre, que es una calificación por debajo de 40.


Anuncio