Anuncio
Share
EEUU

El Noveno Circuito elimina las medidas cautelares a nivel nacional contra el último plan de Trump para limitar el asilo

Asylum seekers in January wait in Tijuana to go to the U.S. border to meet with U.S. immigration officials.
Los solicitantes de asilo en enero esperaban en Tijuana para ir a la frontera de EE.UU y reunirse con funcionarios de inmigración de Estados Unidos.
(Nelvin C. Cepeda / San Diego Union-Tribune)

En una victoria parcial para el presidente Trump, un tribunal federal de apelaciones decidió eliminar una orden judicial a nivel nacional contra una nueva norma que negaría el asilo a la gran mayoría de los inmigrantes en la frontera sur.

El mes pasado, el juez de distrito de Estados Unidos, Jon S. Tigar, designado por Obama con sede en San Francisco, emitió un mandato judicial preliminar en toda la nación contra la regla de 10 días. Hizo que los inmigrantes no fueran elegibles para el asilo si pasaban por otro país en ruta a Estados Unidos y no solicitaban protección en ese territorio.

La mayoría de los solicitantes de asilo provienen de Centroamérica.

Julia Roberts es embajadora de la buena voluntad de UNICEF, que fueron quienes la invitaron al lugar, no se planificó nada. Jugó con los niños dos horas.

La Administración Trump solicitó a la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU que levante el mandato pendiente sobre la apelación.

Anuncio

Una moción de audiencia del panel este mes para el Noveno Circuito decidió 2 a 1 que el juez de distrito no citó evidencia en apoyo de una orden judicial a nivel nacional y la eliminó.

“Con base en el historial limitado que tenemos ante nosotros, no creemos que una orden judicial a nivel nacional esté justificada”, escribió la mayoría, los jueces del noveno circuito Milan D. Smith Jr., designados por el presidente George W. Bush y Mark J. Bennett, una persona designada puesta por Trump.

Los migrantes que se ven obligados a esperar en México mientras buscan asilo en Estados Unidos se enfrentan a condiciones horrendas. Muchos se están rindiendo y regresando a sus países de origen.

Sin embargo, el panel se negó a levantar la orden judicial en los nueve estados del Noveno Circuito, diciendo que la administración no demostró que era probable que ganara en la apelación.

Anuncio

Como resultado, los funcionarios fronterizos en California y Arizona no podrán aplicar la nueva norma contra los solicitantes de asilo, pero los agentes en Texas y Nuevo México sí, a menos que intervenga un tribunal en otro lugar.

En una disidencia, el juez A. Wallace Tashima, designado por Clinton, dijo que la decisión de la mayoría excedió la autoridad de un panel de mociones.

Los agentes fronterizos todavía separan a los niños migrantes de sus padres a pesar de una orden judicial que restringe severamente la práctica, 911 en un año, dice la ACLU.

“Tal vez, el tribunal de distrito no hizo conclusiones detalladas en apoyo de una orden judicial a nivel nacional porque la necesidad de una en las circunstancias de este caso es obvia”, escribió.

"¿Debería administrarse la ley de asilo de manera diferente en Texas que en California?”, preguntó. “Estos temas y problemas ilustran por qué jugar con los méritos en una decisión de suspensión limitado puede ser riesgoso”.

La orden del viernes estableció un cronograma acelerado para los argumentos escritos sobre el caso y dijo que se celebraría una audiencia en diciembre.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio