Advertisement

Enjambre de temblores del sur de California da un giro inesperado, y esa es razón para preocuparse

Enjambre de temblores del sur de California da un giro inesperado, y esa es razón para preocuparse
Un enjambre de terremotos en el sur de California en Fontana está tomando un giro inesperado. (Los puntos anaranjados representan los terremotos de la semana pasada; los puntos amarillos, los terremotos del viernes.)

Si vives en Fontana, no te culparían si sufrieras un ataque de nerviosismo.

Un enjambre de terremotos ha tomado las dimensiones de un maratón en el área de la ciudad del sur de California. El sismólogo de Caltech, Egill Hauksson, dijo que la posibilidad de que la serie de temblores se convierta en un terremoto grande y destructivo no es particularmente alta.

Advertisement

Pero eso no significa que los residentes no deban estar alerta. La probabilidad de un evento sísmico más grande, dado el número de terremotos durante un periodo tan largo, es mayor de lo normal, dijo el científico.

"La gente debería estar preocupada", dijo Hauksson. "Este es probablemente el enjambre más prolífico en esa área de la zona sísmica de Fontana que hemos visto en las últimas tres décadas".

Advertisement

Ha habido más de 700 terremotos registrados en el área de Fontana desde el 25 de mayo, que van desde la magnitud 0.7 hasta la magnitud 3.2, registrados el miércoles a las 5:20 p.m., según la sismóloga Jen Andrews, del personal de Caltech. Tres de los terremotos han sido de magnitud 3 o mayor.

El enjambre inicialmente se movió hacia el norte, pero algo inusual comenzó el viernes cuando el enjambre dio la vuelta y se dirigió hacia el sur, hacia la mitad del enjambre y la Autopista 60.

"Y esto es una evolución algo inesperada de la actividad", dijo Hauksson. Además, un análisis de los terremotos muestra que se está desvaneciendo muy lentamente, más lentamente de lo que cabría esperar para una secuencia típica de réplicas después de una conmoción principal, dijo.

"Eso sugeriría que va a continuar -no lo sé- al menos durante varias semanas", dijo Hauksson. "Estamos viendo lo que está pasando y tratando de rastrear esa actividad."

Advertisement

Hauksson dijo que dada toda la actividad sísmica, los residentes deben asegurarse de almacenar "mucha agua". Asegúrate de que no haya nada que pueda caer sobre ella".

En cualquier hogar en áreas sísmicamente riesgosas de California, los expertos recomiendan remover objetos pesados alrededor de las camas, atar libreros y cómodas a las paredes, anclar televisores de pantalla plana a las paredes, instalar pestillos de seguridad para niños pequeños en los gabinetes de la cocina y asegurarse de que los marcos estén conectados a las paredes con ganchos para resguardo de los movimientos sísmicos. La última víctima mortal en un terremoto en California fue por un golpe en la cabeza de un televisor sin abrazadera.

Los propietarios también deben asegurarse de que sus calentadores de agua estén bien asegurados para reducir la posibilidad de un incendio en la casa. También se deben evaluar las casas que se encuentran a unos pocos pasos del suelo y que fueron construidas antes de 1979 para ver si es necesario sujetarlas y atornillarlas a los cimientos, evitando que se resbalen cuando se sacudan. Los propietarios de departamentos con cocheras o garajes en la planta baja también deben considerar que sus edificios sean evaluados por un ingeniero estructural para determinar si es necesaria una modificación.

Hauksson dijo que el momento de los terremotos es digno de mención: temblores, seguidos de una pausa y luego una oleada de nuevos terremotos.

Los terremotos han sido relativamente superficiales - comenzando a solo 1 a 2.5 millas bajo la superficie. Como resultado, el temblor se ha hecho sentir ampliamente, dijo Andrews.

Los enjambres sísmicos pueden ser preocupantes, especialmente cuando ocurren cerca de fallas que los expertos saben que son capaces de desencadenar terremotos enormes y catastróficos.

Ese fue el caso hace casi tres años.

El 26 de septiembre de 2016, una rápida sucesión de pequeños terremotos -tres de magnitud superior a 4.0- comenzaron a romperse bajo el Mar de Salton, cerca de la falla de San Andrés, y continuaron durante más de 24 horas. El enjambre aumentó la probabilidad de un terremoto importante en el sur de California, al menos temporalmente: los expertos dijeron que la probabilidad de un terremoto de 7.0 o más en la poderosa falla aumentó significativamente, de 1 en 6000 en una semana dada a tanto como 1 en 100 durante esa semana en particular.

Advertisement

No se produjo ningún gran terremoto. Pero las advertencias incitaron a algunos residentes a prepararse.

Con el último enjambre, hay un resquicio de esperanza: Dos de las fallas más temibles del sur de California -las de San Andrés y San Jacinto- no son particularmente cercanas. Eso significa que la posibilidad de que se produzca un terremoto realmente grande -del tipo sobre el que se hacen las películas de Hollywood- como resultado del largo cúmulo de temblores no es especialmente alta.

Advertisement
Advertisement