Anuncio
Share
EEUU

Un email con la frase ‘la codicia es buena’ desata polémica en el juicio de Waymo-Uber

Uber

Travis Kalanick y Anthony Levandowski (Tony Avelar/Associated Press).

(Associated Press)

La película de 1987 “Wall Street”, en la que el personaje de Michael Douglas pronuncia la famosa frase “Greed is good” (la codicia es buena), se convirtió en un flamante punto de polémica este martes, en el marco del juicio de Waymo-Uber.

Waymo, que alega que Uber le robó secretos comerciales, desea mostrar ese videoclip al jurado después de que el cofundador de Uber, Travis Kalanick, suba al estrado.

No, le dijeron al juez los abogados de Uber, es demasiado emocional y perjudicial, y le pidieron al magistrado que no lo permita.

William Alsup, juez de distrito de los Estados Unidos, informó que decidiría al respecto una vez que Kalanick, un testigo en el caso, suba al estrado, este martes por la tarde o miércoles.

Anuncio

La cuestión de que la “codicia es buena” surge de un correo electrónico que el exempleado de Uber Anthony Levandowski le envió a Kalanick en marzo de 2016. Waymo acusa al primero de robar sus secretos comerciales y llevarlos a Uber cuando se unió a esa compañía.

Waymo es una empresa de desarrollo de automóviles autónomos y filial de Alphabet Inc., matriz de Google.

El juicio se centra en la afirmación de que Uber obtuvo acceso ilegal a ocho secretos comerciales hallados entre gigabytes de datos que fueron supuestamente descargados de servidores de Waymo y robados por Levandowski.

El correo electrónico de Levandowski incluía un archivo adjunto con el clip de Wall Street y la sugerencia: “Este es el discurso que debes dar. Guiño, guiño”.

Anuncio

Los abogados de Uber resaltaron que la película es una obra de ficción. El juez Alsup, quien vio el film, expresó: “Voy a tomar conocimiento judicial de que todo es verdad”, para diversión del jurado.

El magistrado afirmó que deberá escuchar a Kalanick bajo juramento antes de decidir.

Kalanick es un testigo clave. Como presidente ejecutivo de Uber en 2016, llegó a un acuerdo por el cual dicha firma pagaría a Levandowski $592 millones por una compañía llamada Otto, que anunció planes para desarrollar tecnología para camiones autónomos.

Levandowski ya había dejado su puesto en Waymo para dirigir el equipo autónomo en Uber.

Después de que Waymo entablara una demanda contra Uber, en febrero de 2017, esta última despidió a Levandowski.

Kalanick renunció como CEO de Uber bajo la presión de los miembros de la junta, en junio pasado, aunque conserva su puesto en el directorio.

Antes del testimonio de Kalanick, el juez advirtió a los abogados de Waymo que no implicaran que fue despedido debido a la controversia sobre los secretos comerciales.

Kalanick “fue destituido o alentado a renunciar por una larga lista de problemas”, aseveró el magistrado.

Anuncio

Temprano en el día, Uber se opuso a que Waymo le mostrara un corto video de mercadeo al jurado.

Entonces, el juez solicitó verlo antes de que el jurado entrara a la sala. El clip mostraba a personas felices, transportadas en lindos vehículos sin conductor, entre ellos alguien ciego. Títulos como “Diga ‘hola’ a Waymo” eran acompañados por una banda sonora alegre y edificante.

El magistrado dictaminó que Waymo podría mostrar el video, aunque sin sonido.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio