Anuncio
Share
EEUU

Un masivo lavado de dinero envía a la cárcel a un líder del cártel mexicano… 20 años después

lavado

Un paquete de cocaína se abre antes de su destrucción en esta foto del 1 de marzo. Un líder del cártel de Juárez ha sido condenado por narcotráfico que involucra más de una tonelada de cocaína. (Fernando Antonio / Associated Press)

(Associated Press)

Un líder del narcotráfico mexicano fue condenado el pasado jueves a 18 años de prisión por su papel en un esquema de lavado de dinero con el cártel de Juárez.

Juan José Álvarez-Tostado Galván, también conocido como “El Compadre”, se declaró culpable, en enero pasado, de transportar cocaína y otros narcóticos a EE.UU y lavar las ganancias por las drogas.

Alvarez-Tostado fue procesado en 1998 junto a más de 100 personas y tres bancos mexicanos importantes. Los fiscales federales dijeron que él manejó la recolección, el lavado y la distribución de al menos $24 millones y más de una tonelada de cocaína.

Fue arrestado en México en 2005 y acusado de operar una empresa criminal, lavado de dinero y conspiración. Fue extraditado a Estados Unidos en 2018.

Anuncio

Su captura fue parte de una investigación con sede en Los Ángeles - Operación Casablanca - sobre el lavado de dinero y drogas por parte de bancos mexicanos que se inició en 1995. Los agentes encubiertos de lo que entonces era el Servicio de Aduanas de Estados Unidos establecieron una tienda en un almacén de Los Ángeles y se hicieron pasar por “lavadores de dinero” independientes que buscaban asignaciones de narcotraficantes y banqueros mexicanos. Se caracterizó alguna vez como la investigación de lavado de dinero y drogas más grande en la historia de Estados Unidos.

La acusación de 1998 alegó que Álvarez-Tostado recaudó más de $40 millones de las ventas de narcóticos en Estados Unidos y transfirió el dinero a cuentas bancarias mexicanas a nombre de Amado Carrillo Fuentes, presunto jefe del cártel de Juárez hasta su muerte en 1997 durante una cirugía plástica.

Según su acuerdo de culpabilidad, Álvarez-Tostado supervisó la recolección y el lavado de las ganancias de las drogas de los distribuidores en EE.UU. El dinero se transfirió a sus proveedores en Colombia, a menudo mediante transferencias bancarias a cuentas en bancos en EE.UU que controlaba.

En la audiencia de sentencia, Álvarez-Tostado se disculpó con los estadounidenses “por el daño que causé, consciente o inconscientemente”.

Anuncio

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio