Advertisement

Las directoras de ‘Jessica Jones’ y otras mujeres lideran la producción en TV como nunca antes

Every episode of the season of "Marvel's Jessica Jones" is directed by a woman (Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Melissa Rosenberg tenía un objetivo modesto: para la segunda temporada de su serie de Netflix “Marvel’s Jessica Jones", que se estrenó el pasado jueves, al menos el 50% de los directores serían mujeres.

Pero en conversaciones con Allie Goss, vicepresidenta de series originales de Netflix, establecieron un nuevo mandato: las 13 directoras serían mujeres.

“He trabajado 25 años en shows, y nueve de cada 10 veces los realizadores son hombres blancos", dijo la productora ejecutiva, cuya larga lista de créditos se remonta a "Party of Five". "Entonces, ¿por qué no hacer que todas sean mujeres?”.

Si simplemente hubiese recurrido a los guardianes habituales de la industria -típicamente agentes con un Rolodex bien probado-, la tarea podría haber parecido desalentadora: "Siempre te entregan una lista con nombres de hombres blancos", aseguró Rosenberg.

En lugar de eso, se acercó a colegas, buscó mucho en Google y rápidamente descubrió que "en realidad no era nada difícil encontrar 13 fenomenales directoras”.

96109443
 
L.A. Times Graphics

El drama de Netflix -un giro feminista al género de los superhéroes, dominado por los hombres- es la última serie de televisión que hace de la contratación de directoras una prioridad. Desde hace dos temporadas, "Queen Sugar" (OWN), de Ava DuVernay, ha sido dirigida completamente por mujeres, mientras que en programas tan dispares como "The Deuce" (HBO), "Feud" (FX), "Jane the Virgin" (CW) , "Transparent" (Amazon) y "The Handmaid's Tale" (Hulu), al menos la mitad de los episodios también fueron responsabilidad de realizadoras.

Mientras que un estudio reciente de la Iniciativa de Inclusión Annenberg de la USC descubrió que las mujeres dirigieron solo el 7.3% de las 100 mejores películas en 2017, el 21% de todos los episodios de la temporada de televisión 2016-2017 fueron realizados por ellas, según Directors Guild of America, en comparación con el 17% del año anterior. La TV aún puede estar lejos de alcanzar la paridad de género, pero se está acercando; las mujeres también representaron el 32% de los directores episódicos primerizos en 2016-2017, un 8% más que el año anterior.

Este crecimiento coincide con una mayor conciencia de la discriminación sistémica y el abuso dentro del negocio, y una creciente voluntad de hablar en contra del desequilibrio de poder en Hollywood (Frances McDormand impulsó la creación de una cláusula de inclusión desde el escenario de los Oscar, la semana pasada).

Pero también son resultado de cambios dentro de la televisión, específicamente. Reconocidos productores, como Rosenberg, DuVernay, Shonda Rhimes, Jill Soloway y Ryan Murphy, reclutan cada vez más mujeres y personas de color. Mientras tanto, en respuesta al escrutinio de los medios, la presión del gremio y -aún más importante- el éxito de los antedichos, las redes y los estudios comprenden el valor de la narrativa inclusiva e invierten en iniciativas y programas de tutoría.

Nos tomó un tiempo, pero estamos viendo esta normalización de que no solo está bien contratar a una mujer, sino que es necesario”.

Gail Mancuso, director


Por supuesto, la gran cantidad de espectáculos que se producen en esta nueva era dorada de la TV ha generado una mayor demanda de talento.

"Siento que los tiempos definitivamente están cambiando", aseguró Gail Mancuso, dos veces ganadora de un Emmy por su trabajo en "Modern Family".

Gail Mancuso
Gail Mancuso en el set de "Modern Family" en 2012. Peter "Hopper" Stone / ABC

TV a la cabeza

Si los premios son un indicador, la televisión está teniendo una gran ventaja sobre el cine. Veinticinco años antes de que Kathryn Bigelow se convirtiera en la primera (y hasta ahora única) mujer en ganar un Oscar como directora, Karen Arthur se alzó con un Emmy por dirigir "Cagney & Lacey". Desde entonces, numerosas realizadoras han repetido la hazaña, incluida Reed Morano por su trabajo, el año pasado, en "The Handmaid's Tale”. Pero durante muchos años, las mujeres que querían dirigir dependían de poderosos productores y estrellas dispuestas a resistir la tradición y darles una oportunidad.

Mancuso ascendió como supervisora de guiones y llegó a ser asistente de dirección en “Roseanne”, donde aprendió las reglas por parte de los mentores varones: "Digo hombres porque todos eran varones en ese momento", explicó.

Cuando, durante la cuarta temporada, hubo un puesto de dirección disponible, Mancuso se acercó a la estrella del programa, Roseanne Barr. “Le dije: 'Mira, él se está yendo y a mí me gustaría dirigir'. Ella respondió: 'Bueno, adelante'. Después de realizar ese episodio, me susurró al oído en medio de una ovación de cierre: 'Voy a darte toda la próxima temporada".

"El productor que conocí me dijo algo como 'Oye, decidí reunirme contigo porque Jennifer Garner sigue quejándose de que no contratamos a ninguna mujer'", recordó Babbit. "Yo pensé: 'Bien por ella. Qué bueno que se haya ‘quejado’. Su persistencia fue la razón por la cual me convocaron'".

Tras las crecientes quejas sobre el problema de la diversidad en Hollywood y las sombrías estadísticas, el progreso más reciente llegó gracias en parte a los esfuerzos concertados de productoras ejecutivas influyentes como Rosenberg, una nominada al Emmy que escribió las cinco exitosas películas de la saga "Twilight". Hace dos años, Ryan Murphy lanzó Half Initiative, con el objetivo de brindar más oportunidades a mujeres y personas de color detrás de la cámara.

DeMane Davis había hecho dos películas independientes antes de que DuVernay la contratara como directora para la segunda temporada del drama familiar. El éxito de programas como "Queen Sugar", dijo, no solo alteró el curso de su carrera, sino también obligó a la industria a romper con viejos hábitos. "Si uno siempre come una ensalada en el almuerzo, la gente que lo rodea asumirá que deseas una ensalada para almorzar", expuso Davis. “Entonces debes decir: 'Quiero quinoa'. De repente, un nuevo mundo se abre y la persona que está a tu lado se pregunta: ‘¿Qué es eso?’. Ahora todos comen quinoa”.

Contar con productores y directores estrella es una cosa, pero en un negocio acelerado, con poco tiempo de rotación y millones de dólares en juego, los ejecutivos de redes y estudios también tienen poder de aprobación, y a menudo pueden convertir una serie de “sí" -particularmente para los recién llegados- en un callejón sin salida.

Ahora realmente son receptivos. Están diciendo: 'Pásanos listas de directoras que conozcas'".

Bethany Rooney, TV director


Bethany Rooney es una veterana directora de televisión ("NCIS") que tuvo su revelación en "St. Elsewhere” gracias al productor Bruce Paltrow. Como copresidenta del grupo de trabajo sobre diversidad del Directors Guild of America (DGA), pasó años reuniéndose con estudios y redes para alentarlos a mejorar.

Mientras que Rooney dijo que una vez "tenían una gran desilusión, ella ha sido testigo de un gran cambio de actitud".

Mientras que, según comentó, antes “mostraban cierto resentimiento”, ha sido testigo de "un gran cambio de actitud”. "Ahora realmente son receptivos. Nos dicen: ‘Danos listas de directoras que conozcas; danos listas de personas que hayan pasado por el programa y las contrataremos'", afirmó.

En 2014, el gremio se aseguró un hito en la industria: un acuerdo en el que todos los principales estudios de televisión establecerían o mantendrían programas de capacitación para directores diversos (a pesar de los esfuerzos de DGA, los estudios no han acordado implementar iniciativas de inclusión para cine).

NBC, por ejemplo, recientemente lanzó Female Forward, para aumentar el grupo de directoras en televisión episódica. Encabezada por la entonces presidenta de la red, Jennifer Salke, y la directora nominada al Emmy Lesli Linka Glatter ("Mad Men", "Homeland"), la iniciativa permite a 10 realizadoras seguir a una directora en una serie de NBC y luego dirigir al menos un episodio propio.

Más de 1,000 mujeres se inscribieron a su clase inaugural.

"No estamos tratando de dejar a los hombres sin trabajo, solo intentamos hacer una declaración extrema para impulsar el cambio”, expresó Salke, quien recientemente se convirtió en jefa de Amazon Studios.

Hace dos años, un informe de Variety que destacaba la falta de diversidad entre los directores de televisión, descubrió que solo el 5% de los episodios de FX estaban dirigidos por mujeres, lo cual ubicó al canal en el último puesto en ese sentido, entre las principales cadenas de televisión por cable y transmisión online.

Abrumado por las estadísticas, el presidente ejecutivo, John Landgraf, escribió una carta a todos los presentadores de la red, pidiendo ayuda. “Esto no es como la ley de la gravedad, que no se puede controlar", afirmó en una entrevista con The Times. "Claramente debe ser una cuestión de voluntad". A fines de 2017, las mujeres dirigieron el 37% de los episodios. "Hemos construido una mejor meritocracia al hacer esto, y será mejor que cualquiera de nuestros competidores que quiera medirse con nosotros se ponga a trabajar", aseveró Landgraf. "Vamos a encontrar, promover, contratar y disfrutar los beneficios de un grupo de talentos más profundo, amplio y mejor”.

 
L.A. Times Graphics

"Hemos construido una mejor meritocracia al hacer esto, y cualquiera de nuestros competidores que quiera competir con nosotros será mejor que arranque", dijo Landgraf. "Íbamos a encontrar, promover, contratar y disfrutar los beneficios de un grupo de talentos más profundo, amplio y mejor".

El gran volumen de programación televisiva (4,500 episodios se realizaron en la temporada 2016-2017, según DGA) ciertamente creó una oportunidad sin precedentes, y las mujeres dirigieron 955 de esos capítulos, 253 más que en el ciclo anterior. Mientras que el número total de episodios se incrementó en un 10% con respecto a la temporada previa, el número total de los dirigidos por mujeres subió un 36%, lo que indica que las realizadoras se están beneficiando sustancialmente más de este momento de la TV.

Las estadísticas también muestran "cuántas mujeres calificadas están listas y dispuestas a entrar en esa posición de liderazgo", expresó Karyn Kusama, quien comenzó a dirigir en TV después de frustrantes experiencias en películas de estudios. "Es cuestión de darles la silla para sentarse y el comando; la televisión simplemente tiene más oportunidades para eso".

El aumento de las narrativas orientadas a mujeres también es un factor, dijo, citando su experiencia en el drama tecnológico de AMC "Halt and Catch Fire", enfocado en dos mujeres pioneras en el auge de la informática personal, en los años 1980. "Mi sentido de cercanía a ellas fue parte de la razón de mi regreso, y el motivo por el cual me pidieron que retorne”, aseguró.

"Mi sentido de cercanía hacia ellos era parte de por qué volvía y por que me pedían que regresara", dijo.

Para los elencos y equipos, tener mujeres en una posición de liderazgo en el set también puede ser revelador. El papel principal de "Jessica Jones" incluye la filmación de muchas escenas técnicas de sexo; la estrella de la serie, Krysten Ritter, afirma sentirse "más cómoda estando con poca ropa y vulnerable frente a una directora". "Hay una clave con otra mujer cuando hablas acerca de dónde vas a poner tu pierna para que pueda verse solo una parte de tu trasero", expresó.

LOS ANGELES, CALIF. -- NOVEMBER 16, 2017: "Jessica Jones" directoras desde la izquierda: Neasa Hardiman, Jenn
"Jessica Jones" directoras desde la mano izquierda: Neasa Hardiman, Jennifer Getzinger, Jennifer Lynch y Uta Briesewitz. Myung J. Chun / Los Angeles Times

Obstáculos para progresar

Aún así, es difícil romper el techo de cristal cuando la industria opera en un ciclo de ‘debe tener experiencia’. El mayor obstáculo que enfrentan las cineastas es su renuencia a proporcionar el llamado "primer" crédito en una carrera como directora episódica.

Por simple y obvio que parezca, parte de la solución está en eliminar lo que la creadora y productora de "Jane the Virgin”, Jennie Snyder Urman, describió como el ‘filtro ¿puede hacerlo una mujer?’”.

“Yo tengo el filtro opuesto", dijo. "Aplico el que dice 'Por supuesto que las mujeres pueden; las mujeres hacen todo’".

A Lisa Demaine, una veterana asistente de dirección, cuyos créditos incluyen "Seabiscuit" y "Westworld", le tomó casi tres décadas lograr un debut como directora. Su momento llegará con un capítulo de la tercera temporada de “Lucifer", de Fox, que comenzará a rodar a finales de este mes. En el transcurso de cuatro años, Demaine asistió a más de 100 reuniones con ejecutivos de estudios y canales, showrunners y productores ejecutivos. A pesar de los comentarios positivos y las primeras luces verdes, ninguna de ellas derivó en un empleo concreto. "Todos dicen ‘¡Sí!’, 'Te queremos' y 'Eres increíble'", aseguró. “Pero finalmente, no quieren ser tu primer trabajo. Ese círculo vicioso es realmente grande. Si nadie te da la oportunidad, ¿cómo empiezas?”.

Las mujeres también enfrentan una visión estereotipada sobre los tipos de proyectos para los cuales se las consideran capaces como directoras.

"La gente decide 'vas a hacer el material más suave, vas a hacer el romance', aseguró Julie-Anne Robinson, cuyos créditos incluyen" The Good Place” y “Scandal". "No vas a [obtener] algo así como “Vikings”. A mí me encanta la acción. Acabo de hacer un episodio de “Castle Rock”, que es de horror. Pero es una lucha constante”.

Otras hablaron de las generalizaciones, y lo común que es escuchar cosas como: "Oh, trabajamos con una mujer, ella no era tan buena”.

"Si viene un hombre y dirige mal un episodio de televisión", afirmó Beth McCarthy-Miller, cuyos créditos incluyen "30 Rock" y "Veep", dicen: "Oh, Dios, ese tipo apesta”, pero lo seguirán contratando. Si una mujer dirige mal un episodio, dirán: 'Mira, las mujeres no pueden dirigir'. [Nos incluyen a] Todas nosotras; es absurdo”.

La televisión se encuentra actualmente en plena temporada de pilotos, un momento en que la experiencia y la familiaridad tienden a imponerse. A pesar de que el número aumenta, es solo un pequeño grupo de directoras las que navegan por la temporada de pilotos. "Es el mismo equipo de seis o siete directoras experimentadas que tienen oportunidades para dirigir en 450 cosas", expresó Salke.

Hay una gran cantidad de directores por ahí y muchos de los grandes son mujeres.”

Jennifer Lynch, "Jessica Jones" director

Este año movió la aguja. La última temporada piloto, cuatro mujeres fueron contratadas para dirigir 10 de los 70 pilotos en 2017. Este ciclo, 18 mujeres dirigieron 23 de 75 pilotos, muchas de los cuales son directoras primerizas

A medida que la televisión ganó prestigio, también lo hizo el rol de director, alguna vez visto como un mercenario en el mundo de los escritores. El renacimiento creativo de la TV generó un aumento en la narración de historias cinematográfica y visualmente inventivas, y temporadas cada vez más completas de una serie dirigida por un solo realizador.

La tendencia comenzó con hombres como Cary Fukunaga en "True Detective" y Steven Soderbergh en "The Knick". Pero últimamente, mujeres como Mary Harron ("Alias Grace"), Pamela Adlon ("Better Things") y Andrea Arnold (temporada 2 de "Big Little Lies") también son vistas como autoras.

Sin embargo, por cada "Queen Sugar" o "Jessica Jones" hay muchos más ejemplos de programas como "Game of Thrones" o "Kevin Can Wait", donde las realizadoras son escasas, o inexistentes.

Martha Lauzen, profesora de la Universidad Estatal de San Diego que ha monitoreado la cuestión de las mujeres en Hollywood por más de 20 años, aseguró que hoy se está viendo un "enfoque gradual”.

"Tenemos focos de progreso debido a los esfuerzos individuales de personas como Ava DuVernay, o Ryan Murphy, o quien sea", expuso. "Eso es genial. Pero, de nuevo, se trata de un puñado de individuos. Necesitaríamos ver un compromiso en toda la industria para mover los números de manera significativa".

Finalmente, remarcaron muchas de las mujeres que hablaron con The Times, el objetivo es que el género sea irrelevante.

"Hay una gran cantidad de realizadores, y muchos de los grandes son mujeres", aseveró la directora de "Jessica Jones", Jennifer Lynch. "Pero uno no se acerca a Spielberg y le dice: 'Eres un gran director masculino de cine’".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Support our journalism

Already a subscriber? Thank you for your support. If you are not, please consider subscribing today. Get full access to our signature journalism for just 99 cents for the first four weeks.

meredith.blake@latimes.com

Follow me @MeredithBlake

yvonne.villarreal@latimes.com

Follow me @Villarrealy

Advertisement
Advertisement