Anuncio
Share
Vida y Estilo

Expertos recomiendan exámenes de detección de drogas para todos los adultos en EE.UU, tras el aumento de abuso de opioides

A fentanyl user holds a needle.
Un usuario de fentanilo sostiene una aguja. Las altas tasas de abuso de analgésicos son un factor que llevó a un panel de expertos a recomendar que los médicos de atención primaria examinen a todos sus pacientes adultos en el uso ilícito de drogas.
(David Maialetti / Philadelphia Inquirer)

Es hora de que los médicos empiecen a preguntarle a cada paciente: ¿Ha participado en el uso ilícito de drogas?

Ese es el nuevo consejo de un panel de expertos en salud pública que examinó si el tiempo de un médico de atención primaria está bien empleado, y si se consideran los intereses de los pacientes, mediante la detección sistemática del abuso de drogas.

Un borrador del informe emitido el martes por el Equipo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU recomienda que todos los adultos del país sean examinados por el uso ilícito de drogas siempre que sus médicos puedan hacerlo con precisión y, cuando se detecte el abuso, ofrecer a sus pacientes un tratamiento efectivo o referirlos a alguien que lo pueda tratar.

Las preguntas sobre el uso de drogas no sólo deben cubrir la posibilidad de que un paciente esté utilizando drogas ilegales como cocaína o heroína, dijo el grupo de trabajo. También deben explorar si una persona podría estar tomando píldoras de los medicamentos para el dolor que usa un miembro de la familia o los estimulantes recetados para un niño con trastorno por déficit de atención / hiperactividad.

Anuncio

Un reconocimiento del uso de drogas debe hacer que un médico advierta al paciente sobre los peligros a que se expone, ofrecer terapia asistida con medicamentos para la adicción, si corresponde, y turnarlo a asesoramiento y tratamiento adicional.

El grupo de trabajo ha aconsejado durante mucho tiempo a los doctores que consulten a los adultos estadounidenses, y en algunos casos a los adolescentes, sobre sus hábitos de beber y fumar. Si se adopta la nueva recomendación, el abuso de drogas se uniría a la lista de conductas de riesgo que los médicos de atención primaria diagnosticarán y tratarán a menudo.

En un momento en que la adicción se ha convertido en una de las principales causas de discapacidad en EE.UU y las intoxicaciones por drogas se han convertido en la causa número 1 de muertes relacionadas con lesiones, algunos dicen que el consejo del panel se ha retrasado por mucho tiempo.

Anuncio

Una encuesta nacional realizada en 2017 por la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias encontró que 30.5 millones de personas, aproximadamente el 11.5% de los adultos estadounidenses, dijeron que habían consumido drogas ilícitas en el último mes.

El grupo de expertos que asesora al gobierno federal sobre la prevención de enfermedades, no extendió su recomendación a los adolescentes de 12 a 17 años. Los miembros del panel dijeron que no podían encontrar suficiente evidencia científica creíble para ofrecer orientación a este grupo de edad, y pidió más investigación sobre el abuso y tratamiento de drogas en adolescentes.

Ha pasado más de una década desde que el grupo de trabajo deliberó por última vez sobre los conocimientos de la detección en toda la población del uso ilícito de drogas.

En 2008, un año en el que 36.450 estadounidenses murieron por sobredosis de drogas, el panel no vio un caso convincente para el examen en toda la población.

Este año, el número de muertes por abuso de drogas podría terminar siendo más del doble que en 2008.

En 2017, el año más reciente donde hay estadísticas definitivas disponibles, las sobredosis de drogas cobraron 70.237 vidas en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. A medida que la adicción a los opioides crece y más usuarios están expuestos al poderoso fentanilo -opioide sintético- se espera que las muertes por sobredosis aumenten aún más en 2018 y 2019.

Ese contexto “por supuesto importa”, dijo la especialista en medicina del comportamiento Karina Davidson, quien copresidió el panel del grupo de trabajo sobre detección de consumo de drogas ilícitas. Pero ella dijo que la recomendación fue impulsada por otras circunstancias también.

Anuncio

Desde 2008, por ejemplo, los especialistas en abuso de drogas han ideado breves mecanismos de detección que ayudan a identificar el consumo de drogas ilícitas y las personas en riesgo, dijo Davidson. Además, agregó, una creciente cantidad de estudios de investigación ha demostrado que los tratamientos para el trastorno por consumo de drogas y la adicción, incluidas las intervenciones conductuales y las terapias farmacológicas, son eficaces para ayudar a los pacientes a dejar de fumar o reducir su consumo.

Aún así, los tratamientos efectivos siguen siendo lamentablemente infrautilizados, dicen los expertos.

Los regímenes farmacológicos que son más útiles para combatir la adicción, una lista que incluye naltrexona, metadona y buprenorfina, rara vez son ofrecidos por médicos de atención primaria, que deben lidiar con mucho papeleo y capacitación para recetarlos. Y muchos especialistas en adicciones, aseguradoras y legislaturas estatales siguen sospechando de los tratamientos que usan opiáceos recetados para alejar a las personas de los opioides ilícitos.

La nueva recomendación podría ayudar a cambiar eso, dijo Davidson.

Si los médicos saben que se espera que pregunten y aborden el uso ilícito de drogas de sus pacientes, es probable que más de ellos hagan el trabajo necesario para recetar medicamentos contra la adicción y desarrollen relaciones con otros proveedores de atención a quienes puedan referir pacientes para tratamiento, dijo.

Si los pacientes esperan que los médicos les cuestionen a todos los adultos sobre el uso de drogas, será menos probable que se sientan estigmatizados cuando surja la pregunta, y más factible que reconozcan que podrían necesitar ayuda, agregó.

“Si se les pregunta a todos, podemos llegar a algunas personas que se encuentran en una etapa menos severa en el uso de drogas, no del todo en la adicción”, dijo Davidson.

El borrador de la declaración de recomendación se publica en el sitio web del Grupo de trabajo de servicios preventivos de EE.UU, junto con una revisión de la investigación en la que se basan. Se invita al público a enviar comentarios hasta el 9 de septiembre; después de considerarlos, el consejo puede ser modificado y finalizado.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio