Anuncio
Share
Vida y Estilo

Cámaras desechables: Un favorito de los años 90 regresa entre los Milenios y la Generación Z

Kate Rozansky
A Kate Rozansky, de 18 años, le gusta usar una cámara desechable, en lugar de su teléfono, para tomar fotos. “Me recuerda a las fotografías que he visto que mis padres solían tomar”, dice.
(Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Olvídate de tomar innumerables fotos de iPhone de la misma pose y mejorarlas sin parar con filtros y aplicaciones de edición de imagen. Hoy en día, a muchos jóvenes de la Generación Z y Milenios les gustan las fotos granulosas, llenas de luz y con colores demasiado saturados, tomadas con una cámara desechable de la vieja escuela.

“Parecen más auténticas”, dijo Kate Rozansky, de 17 años, de Encino, California, “Me encanta lo vibrantes que son los colores. Me recuerda a las fotografías que he visto que mis padres solían tomar”.

Justine Riddle, de 18 años, de Burbank, rara vez sale de casa sin una Fujifilm QuickSnap metida en su mochila negra Dickies. Durante su último año de preparatoria en la escuela Campbell Hall en Studio City, Riddle tomó más de 600 fotos usando cámaras desechables.

Los más vendidos QuickSnap y FunSaver de Kodak están cargados con 27 exposiciones. Riddle dice que, ya sea en la playa, en el baile de graduación o simplemente pasando el rato, el número finito de fotos “te permite capturar lo imperfecto de una manera aparentemente perfecta con una sola toma. Utilizo mi cámara desechable cuando quiero capturar a mis amigos en sus momentos más sinceros y espontáneos”.

Anuncio

Las celebridades y las personas influyentes de las redes sociales también están canalizando los años 90. El mes pasado, la supermodelo Gigi Hadid fue vista tomando fotos con una cámara desechable en un desfile de moda de París, mientras que Cindy Bruna y Adesuwa Aighewi fueron vistas haciendo lo mismo en los Premios de Moda CFDA 2019 en Brooklyn.

La estrella de los medios digitales David Dobrik, de 22 años, cuyo canal de YouTube tiene más de 13 millones de suscriptores, lanzó a mediados de junio una cuenta de Instagram, davidsdisposables, repleta exclusivamente de fotos tomadas con cámaras desechables en las que aparece su pandilla de jóvenes y populares YouTubers y modelos de Instagram. Dobrik tiene un carrito de bar lleno de Fujifilm QuickSnaps en su casa de Studio City para que esté preparado cuando pasen por allí.

Anuncio

A Fujifilm disposable camera
El regreso de la cámara desechable coincide con un resurgimiento de la fotografía de película, pero requiere menos destreza y molestias.


(Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Alex Yi, propietario del 35m Pro Photo Lab en Sherman Oaks, notó por primera vez un aumento en los pedidos de procesamiento de cámaras desechables hace dos años y dice que ha seguido creciendo. En 2017, 35m procesó fotos de 15 a 20 cámaras desechables por semana. Ahora hace hasta 200 semanal.

Atención, amantes de las selfies: en Las Vegas hay una nueva atracción ideal para tomarte una selfie.

Las aplicaciones de edición de fotos como Huji Cam hacen que las imágenes de iPhone parezcan haber sido tomadas con una cámara desechable, completas con la marca de la fecha en naranja. Pero para puristas como Kristen Hadjis, de 28 años, una coordinadora de contenidos que vive en Brentwood, “no saber cómo van a quedar tus fotos hasta que sean procesadas es la parte más divertida”.

Una vez procesadas, las fotos se pueden entregar digitalmente a través de un enlace de correo electrónico o disco o como impresiones. Alrededor del 95% de los clientes de 35m optan por los enlaces de correo electrónico para no tener que volver, según Yi.

Riddle recibe sus fotos por correo electrónico y luego las sube a un álbum de iCloud donde los amigos invitados pueden verlas cuando quieran.

El regreso de las cámaras desechables coincide con un resurgimiento de la fotografía de película, pero requiere menos destreza y molestias.

Cuando no está trabajando, el fotógrafo de Los Ángeles Kegan Lambert, de 26 años, prefiere tomar fotografías a la antigua. “Es mucho más cómodo y el aspecto granuloso de los años 90 es genial. Tengo mi café, mi cámara desechable y estoy listo para un día de aventura”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio