Advertisement

La industria de autos autónomos reconoce que tiene un problema de imagen

La industria de autos autónomos reconoce que tiene un problema de imagen
Un coche experimental de Uber equipado con tecnología sin conductor en Pittsburgh el año pasado. (Darrell Sapp / TNS) (Los Angeles Times)

La industria automotriz sin conductor, vio grandes avances tecnológicos en el 2018. Desafortunadamente, el año también fue un desastre de relaciones públicas.

Un automóvil experimental sin conductor de Uber, con un desatento "conductor de seguridad" al volante, arrolló a una mujer que montaba en bicicleta por una carretera en Arizona.

Advertisement

Un proyecto de ley del Senado de EE.UU. que habría permitido la presencia de cientos de miles de autos sin conductor en las carreteras de la nación, se paralizó en parte por preocupaciones de seguridad.

Waymo, el reconocido líder de la industria, retrasó el despliegue de su servicio de taxi autónomo con una larga planificación cerca de Phoenix, limitándolo a varios cientos de clientes seleccionados y manteniendo a ingenieros humanos dentro del automóvil. Más tarde, el New York Times reveló que algunos de esos autos Waymo están siendo atacados con piedras y cuchillos.

Advertisement

Para culminar el 2018, el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, apareció en "60 minutos" conduciendo por una carretera de Silicon Valley al volante de un modelo 3, con las manos en el aire y una sonrisa en la cara, para mostrarle a la corresponsal Lesley Stahl las ventajas del auto. Se puede conducir solo.

Los críticos señalaron que el piloto automático de Tesla no es una tecnología sin conductor, que varias personas murieron aparentemente usando el piloto automático de manera incorrecta, y que los manuales del propietario de Tesla instruyen a los conductores para que mantengan las manos en el volante.

Eso da una idea de por qué las empresas sin conductor sintieron la necesidad de formar un consorcio de gran alcance cuyo objetivo es cambiar la manera en que el público ve la industria.

Partners for Automated Vehicle Education, o PAVE, que se presentó el lunes en la feria de tecnología CES en Las Vegas, incluye a los fabricantes de automóviles Audi, General Motors, Volkswagen, Toyota y Daimler; las compañías de tecnología sin conductor Waymo, Cruise, Aurora y Zoox; y los fabricantes de chips informáticos Intel, Nvidia y Mobileye.

Advertisement

El grupo dijo que "buscará brindar información objetiva y realista a los formuladores de políticas y al público para que los consumidores y los tomadores de decisiones entiendan la tecnología, su estado actual y su potencial futuro, incluidos los beneficios en seguridad, movilidad y sostenibilidad".

"Queremos asegurarnos de que los consumidores y los responsables de la formulación de políticas entiendan lo que es real, lo que es posible y lo que es un rumor o especulación", dijo Brad Stertz, jefe de asuntos gubernamentales en Estados Unidos para Audi.

En 2017, Stertz discutió la imagen pública de la industria en un restaurante de Silicon Valley con Mark Rosekind, ex director de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras, ahora a cargo de la "innovación de seguridad" en Zoox, una nueva empresa de automóviles sin conductor.

Hay demasiada confusión sobre la tecnología, acordaron. Algunas personas le temen. Algunas personas están demasiado entusiasmadas con su estado actual.

La imagen del coche sin conductor necesitaba cambiar, decidieron. Pero no se podía hacer simplemente con el giro de las relaciones públicas, sino a través de un enfoque objetivo, de educación.

Los críticos señalan que muchos de los miembros de PAVE tienen una participación en el futuro sin conductor, por lo que no creen que el grupo sea objetivo.

"Una coalición corporativa de empresas de tecnología que afirman centrarse en la seguridad, es similar a las compañías tabacaleras que nos dicen que tienen una forma más segura de administrar nicotina", dijo Jack Gillis, director ejecutivo de la Federación de Consumidores de América.

Pero Kelly Nantel, vicepresidenta de comunicaciones y promoción en el Consejo Nacional de Seguridad, miembro de PAVE, dijo que "el poder del grupo es su diversidad".

Advertisement

Ella señala que si bien sus 20 miembros fundadores incluyen a los principales fabricantes de automóviles, se les une el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, la Federación Nacional de Ciegos, el gobierno del Condado de Miami-Dade y su grupo.

PAVE "no es un grupo de cabildeo en absoluto", dijo Nantel, y no tomará una posición en ninguna legislación federal, estatal o local.

Mark Riccobono, presidente de la Federación Nacional de Ciegos, afirmó que ha estado presionando a los fabricantes de autos durante años para asegurarse de que las interfaces dentro de los autos sin conductor puedan acomodar a los discapacitados visuales.

"Tenemos la expectativa de que se utilizarán en flotas de servicio público, y deben ser accesibles desde el principio", dijo Riccobono. Los autos sin conductor, por razones obvias, podrían mejorar enormemente la vida de quienes no pueden ver lo suficiente como para calificar para una licencia de conducir.

PACE planea un sitio web público y talleres educativos con responsables políticos. El Centro de Investigación Automotriz de la Universidad de Stanford será socio. Los eventos se llevarán a cabo en todo el país para que los políticos y el público en general puedan "ver, tocar y sentir" autos sin conductor, y viajar en ellos.

Algunas encuestas indican que solo el 9% usaría un auto autónomo lo antes posible, el 38% dijo que esperaría un tiempo y el 52% dijo que nunca usaría uno.

Algunos miembros de PAVE creen que algunas empresas y defensores sin conductor están promocionando la tecnología de asistencia al conductor, lo que podría ofrecer un control de crucero adaptativo, mantenimiento de carril y cambio de carril, como tecnología sin conductor.

"Si crees que un auto se conduce solo, tu comportamiento será diferente que si sabes que siempre debes estar involucrado como conductor", como es el caso de cada automóvil que se vende ahora, dijo Nantel.

Ella usó el piloto automático de Tesla como ejemplo. "Para el consumidor promedio, llamar a algo Autopilot implica que es una tecnología de conducción automática, cuando en realidad es una tecnología de asistencia al conductor. Hemos creado un entorno en el que los consumidores no entienden la limitación de la tecnología".

Musk ha insistido durante mucho tiempo en que la palabra piloto automático no causa confusión. Ni Tesla ni Uber se encuentran entre los 20 miembros fundadores de PAVE. No está claro si decidieron no unirse o no fueron invitados. Tesla no ha respondido a una solicitud de comentarios, y Uber se negó a discutir el asunto.

Algunos críticos dicen que los defensores de la tecnología sin conductor podrían promover su causa haciendo más para mejorar la seguridad ahora y agregando que la seguridad a los vehículos convencionales es conveniente.

"Las tecnologías efectivas y avanzadas están disponibles hoy en día, incluyendo el frenado automático de emergencia, la advertencia de cambio de carril y la detección de puntos ciegos", dijo Cathy Chase, presidenta de Defensores de Seguridad en Autopistas y Carreteras.

"Sin embargo, estas tecnologías generalmente solo están disponibles en modelos de alta gama o en paquetes de equipamiento caros".

Advertisement

Jason Levine, director ejecutivo del Center for Auto Safety, dijo que aunque PAVE puede estar enfatizando la educación, la industria sin conductor ha sido criticada por una falta de transparencia, especialmente después de accidentes graves.

"Los consumidores merecen resultados de prueba divulgados públicamente, objetivos, medibles, verificables y cuantitativos antes de que se permita la introducción de vehículos sin conductor en el comercio", dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement