Advertisement

Autores e ilustradores destacan la importancia de la representación

Autores e ilustradores destacan la importancia de la representación
Muchos libros infantiles contemporáneos son espejos y ventanas, mostrando a los niños las conexiones entre todos.

Leer con los niños debería ser una experiencia agradable tanto para los adultos como para los pequeños. Es acogedor e íntimo, divertido y estimulante. A los niños les encanta sumergirse en una aventura, sentir que van a realizar una gran travesía.

Piensa en esto: leer con tus hijos es mucho más que
una diversión. Un buen libro les ofrece a los niños dos experiencias de vida fundamentales: un espejo que refleja sus propias vidas y una ventana que les permite ver el mundo de los demás.

Advertisement

Todos los niños, sin importar su etnia, raza, identidad, cultura, habilidades, situación familiar o apariencia, necesitan verse reflejados en los libros que leen. Se ha dicho que, si los niños no se ven reflejados en las páginas de un libro, van a buscarse a sí mismos en los lugares equivocados.

Además de ser espejos, los libros abren una ventana para los niños, permitiéndoles explorar y conocer mundos
y personas que no ven en sus propias vidas. Los libros
les permiten comprender y admirar las maravillas de la multiculturalidad del mundo en el que vivimos. Muchos libros infantiles contemporáneos son tanto espejos como ventanas, y les muestran a los niños las conexiones entre todos los humanos.

Les pedí a algunos de los autores e ilustradores de libros infantiles más destacados de la actualidad que comentaran sobre un libro, uno propio o uno escrito por otro, para ejemplificar nuestro tema de ventanas y espejos.

“El primer libro que me sirvió como espejo fue The Carp in the Bathtub, escrito por Barb Cohen con ilustraciones de Joan Halpern. Ver un libro que presentaba una familia que se alistaba para la Pascua judía preparando albóndigas de pescado caseras — una familia como la mía — me hizo llorar. Tenía 30 años y era la primera vez que veía una familia judía en un libro ilustrado.”

— Lesléa Newman, Autora de Sparkle Boy

“Mi libro, Grandma’s Purse, refleja a todas las familias. Todos los niños han tenido una abuelita como MeMaw o Gram. ¿Qué niño no desea buscar en la cartera de Mimi para encontrar un tesoro? Las imágenes del espejo aquí son claras cuando la niña consigue las fotos de su abuelita en el monedero, y se encuentra a sí misma en la línea de la familia.”

— Vanessa Brantley-Newton, Autora de Grandma’s Purse

“Colaborar con Salva Dut para escribir A Long Walk to Water me proporcionó una ventana de una forma que nunca podría haber imaginado, no solo para mí, sino para los lectores jóvenes del libro, que posteriormente se han comunicado con las comunidades en Sudán del Sur. ¡Esos lectores han pasado de mirar por la ventana a saltar a través de ella!”

— Linda Sue Park, Autora de A Long Walk to Water

“A Different Pond de Bao Phi (con ilustraciones de Thi Bui) es uno de mis libros ilustrados favoritos de los últimos dos años debido a sus maravi- llosos niveles. No solo sirve como una ventana a una experiencia vietnamita-estadounidense, para mí, también sirve como una ventana para el joven protagonista de la historia, mientras reflexiona sobre la vida de su padre en Vietnam.”

— Matt de la Peña, Autor de Love

Lin Oliver es autora de más
de 40 libros para niños, incluida
la serie Fantastic Frame, la serie Hank Zipzer (con Henry Winkler) y Little Poems for Tiny Ears, ilustrado por Tomie dePaola. Es la directora ejecutiva de la Sociedad de Escritores e Ilustradores de Libros Infantiles.

Advertisement
Advertisement