Anuncio
Share

Aumentan las hospitalizaciones mientras el condado de Los Ángeles registra más de 2.000 nuevos casos de coronavirus

A man in a mask sits as a woman in protective gear administers a shot.
Marco Figueroa, de 42 años, recibe una dosis de la vacuna Pfizer que le aplica la enfermera Jonica Portillo en el Proyecto Pico Union en Los Ángeles.
(Al Seib / Los Angeles Times)

Las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles informaron el domingo de 2.089 nuevos casos de coronavirus, con un aumento de las hospitalizaciones a medida que la variante Delta sigue propagándose.

Hay 716 personas actualmente hospitalizadas con COVID-19, por encima de las 452 del 16 de julio pasado, dijeron las autoridades. El condado también informó de cuatro nuevas muertes, lo que eleva el total a 24.628 víctimas mortales desde que comenzó la pandemia a principios del año pasado.

El sábado, la directora de Salud Pública del condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, advirtió que la variante del Delta era “una de las enfermedades respiratorias más agresivas e infecciosas que se conocen y que actualmente constituye más del 80% de los casos secuenciados en el condado de Los Ángeles”.

Aunque los casos se mantienen en un punto más bajo que durante cualquiera de las oleadas anteriores, la tasa de aumento entre el 3 y el 16 de julio fue del 135%. Ferrer dijo que la vacunación sigue siendo la mejor salvaguarda contra la enfermedad.

Anuncio

“Dado que las personas no vacunadas representan más del 90% de los que actualmente se encuentran hospitalizados, la capacidad de las tres vacunas para protegernos de la enfermedad causada por la variante Delta está bien establecida”, manifestó Ferrer. “Si usted es elegible pero aún no se ha vacunado, por favor considere vacunarse ahora”.

Ferrer dijo el pasado jueves que, durante el mes de junio, la tasa de infección entre las personas totalmente vacunadas fue de alrededor de 27 contagios por cada 100.000 individuos; entre los que no estaban totalmente vacunados, fue de 125 por cada 100.000. En el mismo período, las hospitalizaciones entre los totalmente vacunados fueron de 2 por cada 100.000 personas; entre los no totalmente vacunados, la tasa fue de 11 por cada 100.000.

“Este último año y medio nos ha enseñado a temer el tipo de aumento de casos de COVID como el que estamos viendo ahora”, dijo Ferrer, “porque las oleadas de casos siempre se han traducido en oleadas de hospitalizaciones y muertes”.

La tendencia del condado refleja las cifras de hospitalización en todo el estado. Del 22 de junio al 22 de julio, el número diario de pacientes de COVID-19 hospitalizados en California aumentó de 978 a 2.543, un incremento del 160%, según los datos del estado.

Anuncio

A pesar del reciente salto en las hospitalizaciones, Los Ángeles sigue estando en mucha mejor forma que durante la oleada de otoño e invierno, cuando se registraba una media de unos 15.000 nuevos casos al día, y más de 8.000 pacientes de COVID-19 eran hospitalizados.

Muchos expertos en salud confían en que California no volverá a ver cifras de esa magnitud, dado que más de la mitad de los californianos están totalmente vacunados.

Aunque se han visto numerosos casos entre las personas vacunadas, las tasas siguen siendo mucho peores entre aquellos que no están vacunados.

La semana pasada, el Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de EE.UU, citó estudios que mostraban que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna tenían una eficacia del 95% y el 94% contra el COVID-19. La vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson ha demostrado ser un 72% eficaz contra la enfermedad clínicamente reconocible.

Anuncio

“Es de esperar que se produzcan contagios tras la vacunación. Ninguna vacuna es eficaz al 100%", destacó Fauci. “Sin embargo, aunque una vacuna no proteja completamente contra la infección, normalmente, si tiene éxito, evita que la enfermedad se manifieste de manera grave”.

En todo el condado de Los Ángeles, las autoridades están organizando eventos de vacunación en la comunidad para llegar a los rezagados en las zonas más afectadas por la pandemia. El viernes pasado, unas dos docenas de personas se presentaron para recibir la dosis en una clínica de Pico-Union. El sábado por la mañana, el alcalde Eric Garcetti se unió a la supervisora del condado de Los Ángeles Holly Mitchell, al concejal Mark Ridley-Thomas y al senador estatal Sydney Kamlager en un evento de vacunación comunitario en Leimert Park, un barrio donde el 59.5% de los mayores de 16 años han recibido al menos una dosis, según datos del condado.

Las disparidades raciales en las tasas de vacunación siguen siendo pronunciadas en todo el condado. Entre los latinos, el 55% ha recibido al menos una dosis, en comparación con el 66% de los residentes blancos. En la comunidad negra, esa cifra es del 46%.

“Nuestra comunidad, especialmente los latinos, necesitan ponerse en fila para vacunarse”, dijo la supervisora del condado de Los Ángeles, Hilda Solís. “Estoy muy decepcionada de que tengamos tasas de participación tan bajas en cuanto a la vacuna”.

Anuncio

Solís también instó a los residentes del condado a hacerse la prueba, en medio de las crecientes cifras de casos.

“Hay muchas personas que están contagiadas con la variante Delta y pueden no saber que son portadores o que están experimentando síntomas”, dijo Solís. “Quizá piensen que es un resfriado, por eso creo que es urgente hacerse la prueba”.

Los redactores del Times Rong-Gong Lin II y Luke Money contribuyeron a este informe.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio