Advertisement

Brian Ortega está bien entrenado para tomar peleas de UFC con poco tiempo de anticipación

Brian Ortega está bien entrenado para tomar peleas de UFC con poco tiempo de anticipación
Brian Ortega (John Locher / AP)

Todas esas peleas en la escuela y en las calles en la preparatoria finalmente tienen un sentido en la vida de Brian Ortega.

Ortega (13-0) ha surgido como el peleador que reemplazará al lesionado campeón de peso pluma de UFC, Max Holloway, y que enfrentará al retador número 2, Frankie Edgar (22-5-1) el 3 de marzo en el evento coestelar de UFC 222 en Las Vegas.

Advertisement

"He estado en tantas peleas callejeras. No importa que esté tomando esta pelea con solamente un mes de anticipación", dijo Ortega, de Los Ángeles. "He tomado peleas con dos segundos de anticipación".

Ortega recuerda aceptar una contienda ante Thiago Tavares en 2015 con solamente dos semanas de anticipación, ganando en el tercer asalto por nocaut y obteniendo un bono de "la pelea de la noche".

Advertisement

"Estaba fuera de la ciudad, me preguntaron si quería pelear y dije que sí", expresó. "No es cosa grande. Es como una pelea callejera.  Si alguien quiere pelear, tú también tienes que pelear".

Ortega, quien va a cumplir 27 años de edad el 21 de febrero, dijo que estuvo en cuatro escuelas para tratar de obtener su diploma debido a que se peleaba mucho.

Sabía lo que quería y comenzó a entrenar en un garaje en Harbor City.

"¿Tienes FaceTime?", le preguntó Ortega a un reportero esta semana. "Estoy en el garaje ahora, trabajando".

Advertisement

"Esa es la pelea para mí, una vez que la tomé, tomé un segundo para apreciar todo el trabajo. Estoy aquí. Mi cara está en el poster, la pelea va a suceder y tomando eso en cuenta, ya soy un ganador. Ahora que enfrente a Frankie y le gane, le demostraré todo a los aficionados", indicó.

Ortega dijo que creció viendo a Edgar pelear. El excampeón de 36 años de Nueva Jersey participó en una trilogía con Gray Maynard, venció a la leyenda de UFC, B.J. Penn, tres veces y tuvo dos peleas atractivas ante los campeones Benson Henderson y Jose Aldo.

"He visto todas esas batallas", dijo Ortega. "Cuando ves a peleadores de UFC al más alto nivel, cuando eres joven, él era uno de esos tipos. Esas carteleras grandes, peleando por un cinturón. No quiero decir que lo idolatraba, pero era un gran fan de él y ahora quizá voy a tener la última oportunidad de enfrentarlo".

Cuando Holloway decidió darles de baja la semana pasada con una lesión de pierna, Ortega dijo que estaba revisando las redes sociales y vio a un aficionado que lo etiquetó y le escribió, "Brian, ¡toma esa oportunidad!".

"Guardé las publicaciones en las que estaba etiquetado, tomé una foto de la pantalla y se lo mandé a mi manager con un signo de interrogación", dijo Ortega. "Mi manager busca todo por mí y me dice todas las noticias. Así que en un par de horas recibí un texto. 'Llamame lo más pronto posible'. Ya sabía que me iban a llamar para pelear. Le dije 'ya sé''"

La misma lógica juega cuando se trata de Ortega enfrentando a Edgar: el ganador tendría un duelo muy seguro ante Holloway. Y con UFC trabajando para la primera pelea en Hawaii para Holloway, Ortega dice son cosas del destino.

"Si, sería perfecto", dijo. "Vamos a surfear, pelear, ganar y volver a surfear".

Pero primero viene Edgar, un peleador muy famoso, en un reto de pago por evento que no efita que Ortega piense en esas peleas en su escuela.

Advertisement

"No hay celebración todavía. No hemos ganado. La celebración comienza después", indicó. "Luego, vamos a ir a comer a Jack in the Box".

Advertisement
Advertisement