Advertisement

ICE niega que una niña inmigrante haya muerto en un centro de detención en Texas

ICE niega que una niña inmigrante haya muerto en un centro de detención en Texas
El South Texas Family Residential Center es el más grande de los tres centros de detención de inmigrantes en el país para familias (Molly Hennessy-Fiske / Los Angeles Times). (Los Angeles Times)

Las autoridades federales cuestionaron la denuncia que una abogada de inmigración con sede en Houston efectuó en las redes sociales, acerca de la muerte de una niña migrante que estaba en custodia en un centro de detención en Texas, y están investigando si una menor falleció luego de ser puesta en libertad.

Funcionarios de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) aseguraron en un correo electrónico que ningún menor había muerto en el South Texas Family Residential Center ubicado en Dilley, en las afueras de San Antonio.

Advertisement

"Los informes de que una niña falleció bajo custodia de ICE en Dilley son falsos. Ningún menor o adulto ha muerto en un centro residencial para familias de ICE", afirmó el correo electrónico. "Hay que tener en cuenta que la persona que originalmente tuiteó eso, publicó luego una actualización para retractarse de la acusación original. La denuncia actualizada contiene poca o ninguna información que nos permita investigar".

ICE aseguró que está investigando informes del fallecimiento de una niña después de ser liberada, pero que no tenía más información que proporcionar por el momento. Los Angeles Times no pudo verificar de forma independiente la muerte.

Advertisement

Mana Yegani -en un tuit borrado desde entonces- escribió el martes 31 de julio por la noche, que había información de que una menor había muerto estando en custodia de ICE, y que se desconocía el paradero de los padres.

Pero la abogada afirmó más tarde que la pequeña había muerto después de ser puesta en libertad, y que el deceso había sido resultado de las condiciones en las instalaciones.

Yegani escribió: "La niña murió después de su estadía en un centro de detención de ICE, como resultado de una posible negligencia y una enfermedad respiratoria que contrajo de otro menor. Los eventos tuvieron lugar en el Family Detention Center de Dilley, en el sur de Texas".

El sitio de Dilley es el más grande del trío de centros de detención familiar de ICE. Puede albergar a unas 2,400 personas y está administrado por CCA, una empresa privada, en nombre de ICE.

Advertisement

Katy Murdza, coordinadora de defensa del Dilley Pro Bono Project, un grupo de ayuda a inmigrantes, precisó mediante un correo electrónico enviado a The Times que la organización no tenía información sobre la causa de la muerte, ni confirmación de que ella estuviera relacionada con el tratamiento médico brindado en la instalación.

"Sin embargo, hemos visto insuficiencias constantes en el nivel de atención brindado a los inmigrantes detenidos, y hemos presentado quejas ante el gobierno planteando estas preocupaciones", escribió.

La coordinadora remarcó que el grupo presentó reclamos al gobierno acerca de las condiciones en el sitio.

Los tuits de Yegani crearon una pequeña tormenta en las redes sociales y agregaron más combustible a la controversia sobre la política fronteriza diseñada por la administración Trump, que separaba a los niños de sus familias y tutores, en un intento de poner fin a la inmigración no autorizada.

Grabaciones secretas de audios y videos de pequeños llorando por sus padres, en medio de la separación de más de 2,000 menores, llevaron a un juez a ordenar al gobierno que ponga fin a la práctica y reúna a las familias. Los defensores de inmigración expresaron que las separaciones han dado lugar a un trauma psicológico para los infantes y los grupos de vigilancia calificaron la política como inhumana.

Sin embargo, no se han documentado muertes de niños bajo custodia de ICE. Cualquier informe de este tipo sin duda habría provocado una nueva ola de protestas públicas sobre las políticas de detención.

Los intentos de contactar a Yegani fueron infructuosos. La abogada dijo en Twitter que la familia de la menor era representada por un abogado de Washington, D.C., a quien identificó como un amigo de la familia. La letrada tuiteó que la abuela de la niña estaba en Nueva Jersey.

Melissa Turcious, quien se identificó como amiga de la familia en un correo electrónico enviado a The Times, informó que estaba ayudando a coordinar los recursos legales y el asesoramiento pro bono.

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement