Advertisement

El congresista de California Tony Cárdenas, niega acusaciones de que abusó de una adolescente

El congresista de California Tony Cárdenas, niega acusaciones de que abusó de una adolescente
Rep. Tony Cárdenas (D-Pacoima). (Tom Williams / CQ Roll Call) (Los Angeles Times)

El congresista Tony Cárdenas, del Valle de San Fernando, confirmó el 3 de mayo que él es el funcionario no identificado en una demanda por abuso sexual en perjuicio de una adolescente, presentada en Los Ángeles. Cárdenas negó vehementemente las acusaciones.

"Mi cliente está enfermo y angustiado por estas horribles acusaciones, que son 100% falsas", dijo Patricia Glaser, abogada de Cárdenas, en un comunicado.

Advertisement

"Respetamos a las víctimas que han encontrado la fuerza para revelar esta conducta cuando realmente ha ocurrido, pero el tipo de acusaciones infundadas e imprudentes que están contenidas en la denuncia contra mi cliente pueden arruinar la vida y la carrera de personas inocentes", dijo.

La abogada de Cárdenas dijo que la joven que presentó la demanda es hija de un "ex empleado descontento" que "puede ser víctima de manipulación".

Advertisement

Cárdenas, un demócrata y uno de los miembros latinos de más alto rango en el Congreso, lidera el Bold PAC del Caucus Hispano del Congreso, que trabaja para elegir latinos en todo el país. También tiene una posición de bajo nivel en el liderazgo de la Cámara.

Cárdenas se ha puesto en contacto con otros miembros del Congreso en los últimos días para afirmar su inocencia en relación con la demanda.

El Times no ha podido corroborar las acusaciones y no ha surgido ninguna evidencia pública que las respalde. La demanda plantea una de las mayores amenazas políticas que ha enfrentado esta figura demócrata en ascenso.

Los repetidos intentos de contactar a Cárdenas y su personal una semana atrás, no pudieron ser concretados.

Advertisement

"Pedimos que sus electores, el público en general y sus colegas en el Congreso hagan lo correcto y dejen de lado los juicios hasta que haya un examen exhaustivo de los hechos", dijo Glaser en el comunicado. "El congresista espera una exoneración completa, ya que es 100% inocente".

Se dice que el encuentro tuvo lugar hace más de una década cuando Cárdenas, un ávido jugador de golf y defensor de un programa de este deporte para jóvenes, fue concejal de la ciudad de Los Ángeles.

La demanda afirma que el funcionario electo le dio a la niña agua con un "sabor extraño", en un campo de golf de Los Ángeles y más tarde, en un automóvil, abusó de ella.

El LAPD no tiene una investigación activa de Cárdenas, según Josh Rubenstein, director de comunicaciones.

A pesar del anonimato en la demanda, como lo exige la ley de California, las descripciones del presunto delincuente en la demanda, incluida su edad, experiencia política y afinidad por el golf, llevaron a los periodistas y a otros a sospechar que Cárdenas era la persona acusada.

La abogada Lisa Bloom, quien ha estado involucrada en varios casos de asalto sexual de alto perfil, está representando a la mujer, identificada en la demanda como Jane Doe.

"Represento a la joven que, siguiendo cuidadosa de la ley de California, presentó esta acción contra el acusado llamado John Doe", dijo Bloom. "Una vez que el tribunal nos conceda permiso para nombrar al acusado, lo haremos".

Según la demanda, Cárdenas estuvo alguna vez cerca de la familia.
El ex concejal de la ciudad de Los Ángeles, Richard Alarcón, dijo en una entrevista con el Times que tuvo una reunión en 2016 con un ex empleado de Cárdenas, que ahora cree que es el padre de la acusadora. El encuentro tuvo lugar no mucho después de que Alarcón anunciara sus planes de postularse para el Congreso contra Cárdenas.

Advertisement

Durante la reunión, el hombre dijo que tenía información negativa sobre Cárdenas, pero que solo la proporcionaría a los medios de noticias a cambio de un trabajo en la campaña de Alarcón. El hombre también afirmó que había estado cooperando con el Fiscal de los EE.UU. en una investigación que involucraba a Cárdenas y había llegado a un acuerdo de culpabilidad, dijo Alarcón.

Alarcón dijo que durante la reunión decidió que no tenía ningún interés en contratar a esta persona.

"O cometió un crimen o mintió sobre tener un acuerdo de culpabilidad. Le dije: 'No hay forma de que vaya a contratar a este tipo'". En ningún momento durante la conversación el hombre dijo que Cárdenas había cometido un ataque sexual contra alguna persona, dijo Alarcón.

El ex concejal dijo que después de que la reunión terminó, recibió un mensaje de texto de esta persona que decía: "Oye, Tony, nunca creerás quién me llamó y me acabo de encontrar'".

Alarcón dijo que suponía que el texto le había sido enviado por error y que estaba destinado a Cárdenas. "Mi reacción instantánea fue que este tipo intenta jugar con los dos", dijo Alarcón.

No mucho después de la reunión, dijo Alarcón, informó el incidente al FBI.

Alarcón dijo que no tomará partido en la demanda ni intentará poner en duda la historia de la acusadora. "Soy muy sensible con las personas que hacen este tipo de acusaciones, porque si se demuestra que son ciertas, son atroces", agregó.

El Times ha hecho reiterados intentos de contactar al hombre de los comentarios.

Antes de unirse al Congreso en 2013, Cárdenas trabajó durante una década en el Concejo Municipal de Los Ángeles, y antes de eso, tuvo tres mandatos en la Legislatura estatal.

En 2015, el director del distrito de Cárdenas informó que había sido citado por un gran jurado. El congresista se ha negado a discutir el motivo de la citación en los años posteriores.

Durante los siguientes dos años, su campaña gastó $ 372,952 en servicios legales. Los cargos se han reducido, pero la campaña de Cárdenas ha pagado a la prestigiosa firma de abogados de Perkins Coie LLP $ 31,389 desde enero de 2017, y algo menos de la mitad de eso se cobró en febrero de 2018.

Cárdenas creció en el Valle Central, donde su padre era campesino, y luego se mudó a Pacoima. Su padre se convirtió en trabajador sindical de la construcción y luego comenzó un negocio de jardinería.

Cárdenas, de 55 años, y sus hermanos, tienen una fundación que lleva el nombre de sus padres y que otorga becas a niños locales. Él y su esposa, Norma, tienen cuatro hijos.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement