Anuncio
Share
California

Aparentemente no habrá huelga: trabajadores de supermercados logran acuerdo

Trabajadores sindicalizados votan
Trabajadores de supermercados del condado de San Diego de Ralph’s, Albertsons y Vons votan un nuevo acuerdo de contrato sindical con las cadenas minoristas. La votación en todo el sur de California concluirá el miércoles.
(Sam Hodgson / The San Diego Union-Tribune)

Al comienzo de la votación, los trabajadores en San Diego de los supermercados Vons, Ralph’s y Albertsons se mantienen muy positivos sobre el contrato negociado por el sindicato

La inminente amenaza de una huelga en los supermercados de todo el sur de California se disolvió el lunes cuando los trabajadores comenzaron a votar sobre un nuevo contrato de trabajo que parece apaciguar a todas las partes.

Empleados y personal de los supermercados Ralph’s, Vons y Albertsons emitirán votos de lunes a miércoles sobre el nuevo acuerdo negociado durante el fin de semana entre las tiendas y el sindicato de trabajadores United Food and Commercial Workers (UFCW). Aproximadamente 47 mil miembros de siete capítulos sindicales en el sur de California y partes de California central son elegibles para votar en el nuevo contrato de tres años.

Los líderes sindicales dicen que los dos lados todavía están muy alejados en cuanto a salarios y pedirán a los trabajadores de supermercados del sur de california que voten sobre un contrato a partir del 9 de septiembre.

Los trabajadores se expresaron muy positivos ante el acuerdo, donde aseguran un aumento en los salarios, los beneficios de atención médica y las contribuciones a las pensiones.

“Este es el mejor contrato que he visto en 20 años”, dijo Jesús Ortega, empleado de San Diego, quien votó el lunes por la mañana.

Anuncio

El contrato propuesto describe los aumentos salariales por hora para los trabajadores por un total de $1.55 a $1.65 dólares durante los próximos tres años, dependiendo del puesto. Pero los trabajadores también obtendrán más dinero de sus empleadores para pensiones y atención médica.

“Por cada hora de trabajo, la compañía paga dinero en un fondo fiduciario”, dijo Todd Walters, presidente del local UFCW del condado de San Diego, que también cubre al condado de Imperial. “Es como una extensión de su paga”.

Los trabajadores deberían ver 40 centavos adicionales por hora para el cuidado de la salud y 45 centavos por hora para las pensiones en los próximos tres años.

Anuncio

Walters dijo que este contrato era extremadamente bueno para los trabajadores en comparación con los acuerdos anteriores. Los miembros del sindicato han estado trabajando bajo un contrato de tres años que expiró el 3 de marzo. A fines del mes pasado, los líderes de UFCW habían dado a las cadenas de supermercados como fecha límite el lunes para que los trabajadores votaran si ratificaban o rechazaban la oferta final de las compañías.

“En el pasado, nos centramos en las pensiones y la atención médica, pero renunciamos a los aumentos salariales”, dijo Walters. “Así que nuestros miembros se han quedado atrás con los salarios. A veces tienen que trabajar en dos o tres empleos para sobrevivir”.

En un comunicado enviado por correo electrónico, el portavoz de Ralphs, John Votava, dijo sobre el acuerdo: “Nos complace asegurar un aumento de salarios, la continuación de la cobertura de atención médica premium y la estabilidad de las pensiones. Nuestros asociados son el corazón de nuestra empresa y este acuerdo es un reflejo de sus contribuciones”.

Los salarios por hora existentes para los trabajadores, desde empleados generales de mercadería y carne hasta gerentes de departamento, oscilan entre $12.20 y más de $21 dólares. Sin embargo, en las jurisdicciones que tienen un salario mínimo más alto que el de California, los trabajadores con salarios más bajos tienen derecho a ese salario más alto. Por ejemplo, en la ciudad de Los Ángeles y las áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles, donde el salario mínimo para grandes empleadores era de $13.25 dólares por hora a partir del 1 de enero de este año, los trabajadores sindicales, bajo su contrato vencido, tenían derecho al menos ese salario por hora, más un diferencial que agrega a medida que aumenta el salario por hora.

El salario mínimo actual en California es de $12 dólares por hora.

Burt Flickinger, director gerente de la firma de consultoría minorista Strategic Resource Group, dijo que obtener un aumento salarial y un aumento en las contribuciones de pensiones es una victoria para los trabajadores. Las pensiones en todo el país no están creciendo a buen ritmo, afirmó, por lo que el dinero extra para su fondo de jubilación fue un gran salvavidas.

Anuncio

Agregó que los inversores en las cadenas de supermercados no deberían estar demasiado preocupados por las concesiones. Los aumentos y beneficios ayudan con la productividad y la retención de los trabajadores, algo que, según él, es necesario con bajo desempleo y competencia para los trabajadores de almacenes no sindicales como Target. Además, las tiendas mismas se benefician al evitar posibles cierres mientras compiten con tiendas no sindicales como Costco y Wal-Mart.

“Es una victoria para todos en la sala de negociaciones”, dijo Flickinger.

El nuevo pacto llega tras meses de negociaciones entre los grupos sindicales de UFCW y Ralphs, que es una división de Kroger Co., y Albertsons Companies, propietaria de Vons y Pavilions. En junio, los miembros del sindicato votaron para autorizar una huelga en caso de que las conversaciones contractuales no sirvieran al mejor interés de los trabajadores.

Walters, quien asumió el cargo de presidente del capítulo de San Diego en 2018, dijo que hubo un momento la semana pasada cuando esperaba que los miembros del sindicato hicieran una huelga contra Ralphs.

“Publicaron propaganda antisindical el jueves y viernes”, dijo Walters. Pero finalmente, se llegó a un acuerdo. Las negociaciones se extendieron hasta las primeras horas del domingo por la mañana, y a las 6 a.m., todas las partes firmaron el contrato.

La última vez que hubo una huelga en los supermercados del sur de California fue en 2003, cuando casi 60 mil trabajadores abandonaron sus labores durante cuatro meses. Fue la huelga de supermercados más grande y más larga en la historia de Estados Unidos. En 2011, el sindicato estuvo cerca de una huelga tras fijar un plazo, pero después de negociaciones maratónicas, los supermercados y los líderes sindicales pudieron llegar a un acuerdo.

Varios analistas, incluido Flickinger, dicen que Kroger y Albertsons Companies perdieron participación de mercado durante la huelga de 2003 en el comercio de comestibles del sur de California, considerado altamente competitivo por la mayoría de los estándares minoristas.

El secretario Ortega, que estuvo presente durante la huelga de 2003, dijo que los trabajadores se sintieron más empoderados en esta ocasión. La economía es fuerte y abundan los empleos.

Anuncio

“Esta vez habríamos tenido a todos”, dijo Ortega. “Las cosas podrían haberse puesto feas. Y al final, ¿quién va a perder más? La compañía. Nosotros no”.

Víctor Rodríguez, quien ha trabajado en varios roles en Ralphs desde 1988, dijo que estaba listo para la huelga, pero está feliz de evitarlo.

“Nadie quiere hacer eso”, dijo Rodríguez. “La última vez, las personas perdieron sus hogares y no pudieron pagar sus cuentas... Pero si no luchas por lo que es correcto, entonces las corporaciones seguirán ganando”.


Anuncio