Anuncio
Share
California

Las críticas persiguen al gobernador Gavin Newsom por su plan para utilizar el dinero del impuesto a la gasolina en California

A driver fills up at a gas station

Los impuestos estatales a la gasolina han ayudado a aumentar el precio promedio de un galón de gasolina a $4.17 a partir del lunes, mucho más alto que el promedio nacional de $2.63.
(Justin Sullivan / Getty Images)

El gobernador Newsom enfrenta críticas por sus decisiones sobre los $5 mil millones generados anualmente por los impuestos a la gasolina y las cuotas de los vehículos que fueron aumentados por una ley de 2017.

A medida que el gobernador Gavin Newsom aumenta la respuesta de California al cambio climático, los republicanos e incluso algunos en su propio partido están arremetiendo contra sus planes de aprovechar miles de millones de dólares en impuestos a la gasolina y tarifas de vehículos destinados a proyectos de transporte.

El debate se centra en el uso de hasta $5 mil millones generados anualmente por SB 1, una ley de 2017 que aumentó el impuesto a la gasolina y las tarifas de vehículos para abordar la acumulación de reparaciones de carreteras y mejorar el transporte público. Alrededor del 20% se dedicó al transporte ferroviario y masivo, y la ley especifica que se usarán $100 millones anuales para construir más ciclovías, cruces peatonales y aceras.

Newsom molestó a algunos demócratas cuando vetó un proyecto de ley el sábado que su gobierno dijo que habría ampliado los subsidios de $100 millones de la ley existente para mejoras de ciclistas y peatones a un total anual de $1 mil millones.

La oficina de Newsom dijo en un mensaje publicado en Twitter que el gobernador quiere algunas revisiones “técnicas pero importantes” al proyecto

“Este veto es extremadamente decepcionante”, aseveró el senador estatal Scott Wiener (demócrata por San Francisco), autor del proyecto de ley, que dijo que combatiría el cambio climático al hacer más seguro que las personas dejen sus automóviles. “Demasiadas de nuestras carreteras estatales que atraviesan comunidades locales son peligrosas para aquellos que no conducen automóviles”.

Anuncio

Otros partidarios del proyecto de ley ofrecieron críticas aún más severas.

“Estamos horrorizados por la decisión del gobernador Newsom de descarrilar la SB 127 a pesar del abrumador apoyo del público y la Legislatura”, dijo Tony Dang, director ejecutivo de California Walks.

Pero el Departamento de Finanzas de Newsom advirtió que el precio de la legislación habría retrasado los proyectos de reparación de carreteras prometidos a los votantes en 2018 como parte de una campaña política que bloqueó con éxito la derogación SB 1 de los impuestos al combustible.

El proyecto de ley SB 113 también tiene como objetivo impulsar la producción de viviendas en todo el estado obligando a las ciudades a aceptar más unidades

Anuncio

“Apoyo totalmente la mejora de las instalaciones para aumentar el caminar, andar en bicicleta y acceder al transporte público”, escribió Newsom en su mensaje de veto el sábado. “Sin embargo, este proyecto de ley crea un enfoque prescriptivo y costoso para lograr estos objetivos”.

Newsom aseguró a los activistas de ciclismo y peatones que la ayuda está en camino a través de una orden ejecutiva que emitió el 20 de septiembre, una directiva para hacer que más dinero para el transporte esté disponible para proyectos que reducen el uso de automóviles.

“Al implementar mi orden ejecutiva... Caltrans está aumentando y acelerando sus inversiones en transporte activo donde sea apropiado y factible”, dijo Newsom. “Me comprometo a responsabilizar al departamento para que brinde más alternativas a la conducción mientras continúo manteniendo las carreteras y puentes de nuestro estado”.

Sin embargo, la orden ejecutiva ha provocado indignación entre los legisladores republicanos que han acusado al gobernador de tácticas de “cebo y cambio” para transferir dinero de proyectos viales a ferrocarriles. El debate llega en un momento en que los nuevos impuestos a la gasolina han ayudado a aumentar el precio promedio de un galón de gasolina de California a $4.17 a partir del lunes, mucho más alto que el promedio nacional de $2.63.

La orden de Newsom ordenó al estado gastar dinero en proyectos “para ayudar a revertir la tendencia de un mayor consumo de combustible y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con el sector del transporte”.

En respuesta, el Departamento de Transporte de California propuso retrasar la financiación de tres proyectos de ampliación de carreteras en el condado de San Luis Obispo y el Valle Central, en lugar de reservar $61 millones en fondos SB 1 “para proyectos ferroviarios prioritarios y otras prioridades alineadas con [la] orden ejecutiva”.

Anuncio

La Comisión de Transporte del estado llevará a cabo una audiencia pública sobre el plan el 15 de octubre en Irvine y podría rechazar la decisión de Caltrans a finales de este año.

“Esto es un robo de nuestros impuestos a la gasolina por la orden ejecutiva”, dijo el asambleísta Jim Patterson (R-Fresno) después de que el estado propusiera un retraso en la financiación de dos proyectos que habrían aumentado los tramos de la autopista 99 de cuatro a seis carriles en el Valle Central. “Los votantes aprobaron SB 1 con la promesa de que nuestras carreteras en ruinas recibirían la atención que se merecen”, agregó Patterson. “En lugar de crear capacidad, nuestros fondos de impuestos a la gasolina se están desviando para financiar los proyectos favoritos de Newsom”.

Las quejas han conmocionado a algunos demócratas, quienes notaron que hicieron campaña contra la iniciativa de derogación SB 1 con la promesa de que el dinero se usaría casi exclusivamente para reparaciones de carreteras y beneficiaría a todas las partes del estado.

“Los votantes de California reconocieron esas promesas y rechazaron rotundamente una propuesta que habría sido un obstáculo en el camino hacia la reparación de carreteras utilizadas por residentes, empresas y visitantes”, dijo Anthony Rendon, presidente de la Asamblea (demócrata por Lakewood). “Ahora no es el momento de volver a esas promesas, y la Legislatura mantendrá esas salvaguardas”.

David S. Kim, secretario de la Agencia de Transporte del Estado de California, cuestionó la acusación republicana de que Newsom está desviando los fondos del impuesto a la gasolina.

Kim dijo que la orden ejecutiva no reemplaza un requisito constitucional de que el dinero SB 1 se gaste en proyectos de transporte y que la prioridad de su agencia es mantener la condición de las carreteras y puentes del estado.

“Dicho esto, estamos legalmente obligados a cumplir los objetivos climáticos” establecidos por otras leyes estatales, dijo. “El sector del transporte contribuye con más del 40 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero en el estado. Por lo tanto, debemos tomar las medidas necesarias para reducir la proporción de emisiones de gases de efecto invernadero que provienen del sector del transporte”.

Kim indicó que la orden ejecutiva es el comienzo de las discusiones sobre el desarrollo de un plan para cumplir con los objetivos del cambio climático. Pero esas garantías no han satisfecho a los críticos, incluida Marie Waldron, líder republicana de la Asamblea de Escondido.

Anuncio

“El secretario Kim está engañando a la gente de California”, dijo Waldron. "¿Cómo puede decir que no está asaltando el dinero de nuestra carretera en una frase y luego darle la vuelta y manifestar que necesitamos cortar los proyectos de la carretera y ‘dirigir los recursos disponibles’ a otra parte?”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio