Anuncio
Share
California

Una madre que pensó que su hijo recién nacido había muerto descubre que está vivo

Mother who thought her newborn had died discovers he’s alive, and a dad, 29 years later
Kristin Cooke y su madre biológica, Tina Bejarano Gardere, se reunirán en persona en Acción de Gracias. De izquierda a derecha, la esposa de Kristin, Ashley Cooke, su bebé, Scarlet, y Kristin Cooke.
(Kristin Cooke)

Dio a luz a los 17 años a una niña que creía que había muerto. Se enteró de que en realidad tiene un hijo, que está vivo y...

Cada año, el 6 de abril, En Los Banos, California, la pareja compuesta por Tina Bejarano Gardere y Eric Gardere se escondían en su habitación. Traían un pastelito, encendían una vela y cantaban “feliz cumpleaños” a una festejada sin nombre.

Cantaban para la hija de Bejarano, a quien dio a luz a la edad de 17 años en 1990.

En ese momento, Bejarano ya tenía una hija de 1 año. Sintiendo la presión de su madre, la joven Bejarano firmó unos documentos de adopción.

Supe por primera vez de la sargento del Estado Mayor del Ejército Cathrine Schmid en enero, cuando noté un tuit que publicó: “Las personas trans no deberían estar en el ejército porque no pueden ser desplegadas en acción”.

Bejarano, quien ahora tiene 47 años, recuerda haberle escrito una carta a su hija en la cama del hospital, por si algún día decidía leerla. En la carta, ella le dijo a la bebé que la amaba y que no era su elección dar ese paso.

Anuncio

Al día siguiente, su madre le dijo a Bejarano que la recién nacida había muerto. Durante 29 años, Bejarano la lloró.

ca-times.brightspotcdn.jpg
Kristin Cooke cuando era una niña después de ser adoptada.
(Kristin Cooke )

La joven madre pasó a vivir una vida plena. Se mudó de la casa de su madre a los 18 años, y el mismo año, se casó con su novio de 28 años, Eric Gardere. Tuvieron dos niños, ahora de 21 y 23. Bejarano comenzó a estudiar artes y fotografía.

Pero la vida de la pareja dio un giro dramático a principios de este año, cuando recibió un correo electrónico mientras estaba sentada en clase: “Ancestry.com encontró una nueva coincidencia”. Bejarano había enviado su ADN al sitio web en 2018 para conocer su herencia, dado que ella nunca conoció a su propio padre.

La sentencia pronunciada el 17 de octubre por la Corte Suprema en un caso de Veracruz podría tener implicancias más generales para las personas transgénero que desean cambiar su nombre y género en documentos oficiales.

Anuncio

Ella no sabía que un año después, al otro lado del país, un joven llamado Kristin Cooke, que había sido adoptado, también estaba rastreando su ascendencia con la esperanza de poder compartir su herencia con su bebé.

Eric Gardere and Tina Bejarano Gardere
Eric Gardere y Tina Bejarano Gardere se casaron poco después de que naciera Kristin Cooke. Gardere considera a Cooke su propio hijo, a pesar de no estar biológicamente relacionado.
(Eric Gardere)

Poco después de que Bejarano recibió la notificación de Ancestry.com, Cooke le envió un mensaje: “Creo que tenemos que hablar. Dice que estamos relacionados y que eres mi mamá".

Cooke envió algunos detalles, como su edad, fecha de nacimiento, el nombre del hospital donde nació y el lugar donde fue adoptado.

“Pensé, ‘Dios mío, ese es mi bebé'", dijo Bejarano. ‘Pensé que estaba muerto. Nunca pude darle un nombre, ni pude abrazarlo.

En la era posterior a la igualdad matrimonial en los Estados Unidos, donde las parejas del mismo sexo viven abiertamente y son cada vez más bienvenidas en sus comunidades, partidarios de la derecha conservadora que alguna vez rechazaron los derechos de los homosexuales ahora parecen haber cambiado su enfoque a las personas transgénero.

Sin embargo, hubo un detalle que no coincidía. Bejarano creía que había dado a luz a una niña, no a un niño. Mientras enviaban mensajes de texto de ida y vuelta, Cooke reveló que él es transgénero y se identifica como un hombre.

“Dije: Te amo pase lo que pase”, afirmó Bejarano que le manifestó a Cooke. Simplemente estaba eufórica porque su hijo estaba vivo y sus padres adoptivos lo habían cuidado bien. Gardere aseguró que le ha enviado mensajes de texto diarios a Cooke, a quien acepta como su propio hijo.

Anuncio

Cooke ha sido abierto sobre su identidad. Dirige un blog en línea llamado “The Trans Dad” sobre sus experiencias como padre transgénero y ha documentado su transición en YouTube.

“No he recibido nada más que amor desde entonces”, dijo Cooke en una entrevista telefónica para el Times, con el sonido del arrullo a su hija en el fondo.

“Fue un sentimiento loco”, dijo Cooke al enterarse de que, sin él saberlo, su madre biológica había celebrado su cumpleaños todos los años. “Creo que es genial, porque mi hija puede tener otra familia”.

Sus primeras conversaciones por medio de mensajes de texto fueron como un juego de 20 preguntas, aseguró Cooke. Quería saber su historial de salud y por qué Bejarano lo había abandonado. Cuando supo la verdad, no presionó demasiado. No podía soportar la idea de tener que renunciar a su propia hija de 7 meses, dijo.

La nueva familia comenzó a chatear por video y Cooke enviaba fotografías y clips de su hija, Scarlet, con frecuencia.

“Ella estaba feliz de tener otro nieto”, dijo.

Cooke también aceptó rápidamente a Gardere como figura paterna. Siendo una vez adoptado, sabía que la familia no tenía que estar unida por el ADN, aseguró.

Anuncio

“Tengo mucha suerte de que fuera adoptado”, dijo Bejarano. “Estoy muy agradecida de que hayan hecho eso. Lo criaron, pasaron por su transición y todo. Ahora, lo conocemos como Kristin, nuestro hijo.

La madre se encontrará con su hijo biológico y su familia por primera vez durante las vacaciones de Acción de Gracias.

IMG_20190915_172328_4451.jpg
A la derecha Kristin Cooke, con su esposa, Ashley Cooke, y su hija Scarlet. Kristin Cooke ha sido abierto sobre su transición, escribiendo un blog en línea y publicando videos en YouTube sobre ser un padre transgénero.
(Kristin Cooke)


Anuncio