Anuncio

Esto exigen para que no queden impunes los asesinatos de Andrés Guardado y Daniel Hernández

Los jóvenes latinos Daniel Hernández (izquierda) y Andrés Guardados fueron asesinados por agencias de la ley.
Los jóvenes latinos Daniel Hernández (izquierda) y Andrés Guardados fueron asesinados por agencias de la ley en Los Ángeles
(Cortesía)

La comunidad salió a las calles a exigir justicia por el asesinato de Andrés Guardado, ocurrido en manos de agentes del Departamento del Sheriff, un caso que deja de relieve el abuso policial en contra de las minorías latinas y afroamericanas por lo que ahora se están pidiendo cambios estructurales.

El crimen de este joven se dio pocas semanas después del asesinato de George Floyd, el que desató una serie de protestas en todo el país.

“La gente latina hemos sufrido una larga historia de abuso policiaco, pero algunos hasta ahora lo están viendo”, valoró Carlos Montes, coordinador de Comunidad, Servicio y Organización (CSO), una entidad que viene desde hace varios años denunciando la brutalidad policial en Los Ángeles.

Guardado, de 18 años, fue asesinado el 18 de junio pasado en la cuadra 400 del bulevar Redondo Beach, en Gardena.

Anuncio

Este caso se suma al de Daniel Hernández, de 38 años, quien fue acribillado el 22 de abril en la intersección de las calles East 32 y San Pedro, a manos de una agente del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

A juicio de Mariella Saba, activista y organizadora de Stop LAPD Spying, la muerte de estos dos latinos es el resultado de un problema estructural que debe cambiar. “Matar es parte del programa (de las agencias de la ley), no es un accidente; es intencional”, aseveró.

A raíz de la muerte de Floyd, Los Angeles Times compiló los casos de abuso policial ocurridos en el condado de Los Ángeles. En ese reporte, se detalla que desde el 2000 la policía ha matado a 886 personas, de ellas 465 eran latinas (53%) y 219 afroamericanas (25%).

Anuncio

En esa base de datos, aparecen en menor porcentaje 169 víctimas anglosajonas (19%) y 28 asiáticas (3%).

Estas estadísticas no son aisladas y están conectadas al accionar que tienen las diferentes corporaciones de la ley en todo el país, así lo sostiene Celia Lacayo, socióloga y profesora de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

La investigadora sostiene que para entender y cambiar esa filosofía en contra de las minorías, es necesario revisar la historia.

Lacayo plantea que desde la fundación de Estados Unidos como nación, los grupos étnicos que no son anglosajones son vistos como inferiores y “de manera similar, al afroamericano como al latino, se ven como criminales y ese estereotipo va en la cultura de la policía”.

Anuncio

“Cuando la policía está matando a esta gente es como matar a un animal, porque ya han pensado que esta gente no es humana como la gente blanca”, acotó la investigadora.

De esa forma, cuando las agencias de la ley detienen a un anglosajón no les disparan como hacen con la gente de color, porque así están entrenados, indicó Lacayo.

Desde diferentes sectores, la comunidad latina se ha movilizado para detener este abuso policial, algunas organizaciones se han unido en las protestas junto a Black Lives Matter, pidiendo que se investiguen los crímenes recientes para que no queden en la impunidad.

Anuncio

“Todo eso se tiene que cambiar, ¡ya basta!”, se quejó Raúl Claros, presidente de la Coalición Latina de Los Ángeles, que ha iniciado una campaña de recolección de fondos al mismo tiempo que realizan esfuerzos políticos para que se modifiquen las normativas de las agencias de la ley.

“La presión que le estamos poniendo a los políticos es que vayan a pedir investigaciones independientes en los dos casos”, apuntó Claros.

Al tratarse de una cultura institucional, estos cambios van en contra del sistema. Sin embargo, los activistas plantean que esta es una lucha por la igualdad.

De manera similar, al afroamericano como al latino, se ven como criminales y ese estereotipo va en la cultura de la policía

Celia Lacayo, socióloga y profesora de UCLA

Anuncio

Montes considera que hay un avance al saber que el agente policial Frank Hernández fue acusado de asalto, luego que se hiciera viral una golpiza que el oficial le propinó a un indigente, el referido agente es el mismo que abatió a tiros, en el 2010, al inmigrante guatemalteco Manuel Jamínez Xum.

“Tenemos que hacer reformas profundas, una de las cosas que estamos demandando es control comunitario”, dijo el activista de CSO.

“Que la policía sea vigilada por una estructura elegida de forma democrática, que haya control y corran investigaciones (en contra de los agentes), es una demanda que tenemos desde hace años”, aseguró Montes. “Los policías no deben tener inmunidad”, apuntó.

Por otro lado, hay una campaña que busca la reducción de fondos de LAPD. Algunos activistas ha propuesto que se elimine hasta el 90% de $1.9 mil millones que recibe esa corporación policial.

Anuncio

Los miembros del concilio municipal respaldan que la reducción sea de $150 millones, los cuales serían transferidos a programas comunitarios.

“No solo es de quitarle fondos, sino de poner fondos en programas para crear comunidades más seguras, tener centros comunitarios”, valoró Saba.

“Se ven los resultados cuando inviertes en salud, educación, vivienda y arte, porque son muy esenciales”, concluyó la activista.


CaliforniaNota Roja
Anuncio