Anuncio

Los latinos ahora tienen el doble de probabilidades que los blancos de contraer coronavirus en el condado de L.A.

Unos carteles alertan a las personas de que se requieren mascarillas en el Jardín Botánico de California en Claremont.
(Dania Maxwell/Los Angeles Times)

Los residentes latinos del condado de Los Ángeles están contrayendo el coronavirus a un ritmo mucho más rápido que otros grupos raciales y étnicos, y tienen el doble de probabilidades de haber contraído el virus que los residentes blancos.

“Los latinos tienen más del doble de probabilidades que las personas blancas de estar infectadas con el virus. Y también han tenido un aumento más pronunciado en el número de casos que los afectan”, dijo el jueves Bárbara Ferrer, directora de salud pública del condado de Los Ángeles.

Los residentes negros del condado de Los Ángeles también tienen más probabilidades de haber sido infectados con el coronavirus que los residentes blancos, expuso Ferrer.

Por cada 100.000 residentes latinos en el condado de Los Ángeles, más de 700 han sido infectados con el coronavirus; y por cada 100.000 habitantes negros, casi 400 han sido infectados, según un análisis ajustado por edad realizado por funcionarios del condado.

Anuncio

En contraste, por cada 100.000 residentes blancos, poco más de 300 han sido infectados con el virus; y por cada 100.000 habitantes asiáticoamericanos, alrededor de 250 han sido infectados.

Los residentes latinos y negros han contraído el coronavirus a una tasa más alta que los residentes blancos.
Los residentes latinos y negros han contraído el coronavirus a una tasa más alta que los residentes blancos.
((Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles).)

Las personas que viven en áreas con mayores niveles de pobreza en el condado de Los Ángeles también tienen más probabilidades de contraer el virus.

“Las comunidades con altos niveles de pobreza continúan viendo casi tres veces más casos que las comunidades con poca o ninguna pobreza”, señaló Ferrer.

Anuncio

De cada 100.000 residentes que viven en áreas con mayores niveles de pobreza en el condado de Los Ángeles, más de 1.800 han sido infectados. Pero por cada 100.000 habitantes que viven en las partes más ricas del condado de Los Ángeles, apenas 600 han sido infectados.

People living in areas of L.A. County with higher levels of poverty are more likely to have been infected with coronavirus
Las personas que viven en áreas del condado de Los Ángeles con mayores niveles de pobreza tienen más probabilidades de haber sido infectadas con el coronavirus que aquellos que viven en las partes más ricas del condado.
((Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles))

En términos de muertes relacionadas con el coronavirus, los residentes latinos y negros del condado de Los Ángeles tienen aproximadamente el doble de probabilidades de morir por el virus que los residentes blancos, según el análisis ajustado por edad del condado.

Por cada 100.000 residentes latinos, 45 han muerto; y por cada 100.000 residentes negros, 41 han fallecido.

Anuncio

Por cada 100.000 residentes asiáticos, 27 han muerto. Y por cada 100.000 residentes blancos, 21 han fallecido.

La tasa de mortalidad general en el condado de Los Ángeles es de 33 muertes por cada 100.000 residentes.

Los residentes negros y latinos del condado de Los Ángeles tienen el doble de probabilidades de morir por el coronavirus.
Los residentes negros y latinos del condado de Los Ángeles tienen el doble de probabilidades de morir por el coronavirus.
((Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles))

Ferrer dijo que el impacto desproporcionado del coronavirus en los residentes negros y latinos se basa en “el impacto del racismo y la discriminación en el acceso a los recursos y oportunidades que se necesitan para la buena salud”.

Anuncio

Esto incluye vivir en hogares más hacinados que hacen que sea difícil mantenerse físicamente separado de las personas infectadas; mayor riesgo de enfermedades crónicas como las cardíacas, respiratorias y diabetes; y menos acceso a la asistencia sanitaria.

“Estos, como muchos de los datos que les informo, son desalentadores y angustiantes, y en realidad enfatizan la necesidad de que sigamos haciendo más para que podamos abordar estas desigualdades”, manifestó Ferrer.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio