Anuncio
Share

Convierten a Facebook en una herramienta para resolver emergencias de los guatemaltecos en L.A.

Yoselín Rodas, originaria de San Marcos, muestra la página de Facebook del consulado de Guatemala en Los Ángeles.
Yoselín Rodas, originaria de San Marcos, muestra la página de Facebook del consulado de Guatemala en Los Ángeles en donde le respondieron su solicitud de cita en menos de dos horas.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

En medio de la pandemia, Yoselín Rodas no sabía qué hacer para obtener su pasaporte. Esta guatemalteca se encuentra en un proceso para regularizar su estatus migratorio. Al revisar en el sistema de citas, el único espacio disponible era para abril y ella tiene corte en febrero.

“Estoy peleando asilo”, indicó la joven originaria de San Marcos.

A finales de octubre, empezó a buscar citas. En ese momento no había ninguna disponibilidad. El 21 de diciembre buscó en la página de Facebook del consulado guatemalteco en Los Ángeles, y encontró un mensaje que decía que “si era una emergencia podíamos escribir directamente”.

Anuncio

La joven, residente en Van Nuys, escribió un mensaje privado en el que explicó su caso. El mismo día que escribió le dieron la cita. “Se lleva una o dos horas”, dijo Rodas sobre la espera para la respuesta desde que envió su solicitud. “Es un gran alivio porque andamos buscando soluciones”, confesó.

El 1 de junio anterior, al asumir el cargo de cónsul general, Tekandi Paniagua, no solo tuvo que lidiar con la implementación de nuevas medidas para atender al público, sino que también enfrentó la reducción de citas para seguir los lineamientos del Departamento de Salud Pública de Los Ángeles.

El cónsul general de Guatemala en Los Ángeles, Tekandi Paniagua, responde a uno de los mensajes.
El cónsul general de Guatemala en Los Ángeles, Tekandi Paniagua, responde a uno de los mensajes que recibe por medio de las redes sociales.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

Ante ese escenario, optó por utilizar la plataforma de Facebook para responder las preguntas del público y resolver las emergencias por las que muchos de sus compatriotas atraviesan en el área legal, laboral y médica, de modo que también les evita un viaje hacia sus instalaciones solo para aclarar una duda.

Anuncio

“En el momento que les contestamos les damos una cita”, explicó Paniagua al mostrarnos en su oficina la respuesta que le daba a una usuaria a quien le programó una cita para el día siguiente.

En la sala del consulado, se encontraba Mauricio Lemus. Este oriundo de El Progreso viajó desde la ciudad de Fontana porque le urgía el pasaporte para cobrar sus cheques y recibir un tratamiento médico, debido a una lesión que sufrió en su trabajo hace siete meses.

“Me caí de un andamio, tengo una lesión en la columna”, expuso.

Anuncio

Lemus, de 33 años, había solicitado una cita en el consulado guatemalteco en San Bernardino. Después de dársela, le avisaron que habían hecho un cambio y se la postergaron para dos meses más adelante.

“Les hablé y les platiqué de mi lesión, la cual no me permite recibir tratamiento sin ningún tipo de identificación”, detalló, lamentando que no tuvieran consideración de su situación.

Este inmigrante perdió sus documentos hace cinco meses cuando le robaron su vehículo. Al ver que la cita en su consulado más cercano se la habían programado para finales de marzo, no tuvo otra alternativa que buscar ayuda en Los Ángeles.

Anuncio

“Me daba miedo escribirles”, confesó Lemus.

El 28 de diciembre mandó su mensaje por Facebook a eso de las 2 de la tarde. En menos de 15 minutos, había recibido una respuesta después de detallar su caso. Ahí le dijeron que se presentara el día siguiente a las 10 de la mañana.

“Gracias a Dios me contestaron rápidamente”, dijo el guatemalteco poco antes de pasar a la captura de sus datos biométricos.

“Creemos que por las redes sociales no nos contestan rápidamente, pero es lo que está funcionando hoy en día y debemos probar”, exhortó Lemus dirigiéndose a sus connacionales.

Anuncio
Mauricio Lemus, residente en Fontana, obtuvo su cita por medio de Facebook.
Mauricio Lemus, residente en Fontana, obtuvo su cita por medio de Facebook. Aquí se observa cuando pasa a ventanilla para la captura de sus datos biométricos.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

A diario, se responden entre 70 y 120 mensajes privados ante las diferentes preguntas de los usuarios. En esa tarea interviene el cónsul general, una vicecónsul y otro funcionario consular, entre quienes se reparten los horarios que incluyen fines de semana y las noches.

“Con el primer café estoy revisando la bandeja (de mensajes)”, aseguró Paniagua, detallando que comienza a responder las preguntas a las 6 a.m. y a veces contesta pasada la medianoche, indicando que han optado por esa medida porque sabe que la comunidad migrante tiene diferentes horas de trabajo.

La prioridad es resolver las emergencias, pero de igual forma atienden todas las preguntas del público. La meta, dijo, es que los mensajes sean contestados en menos de dos horas desde que se reciben.

Anuncio

En junio, cuando Paniagua llegó a Los Ángeles, esta página de Facebook tenía menos de 10 mil seguidores, en la actualidad alcanzan los 14.700 y sigue creciendo, como resultado de la entrega del equipo de colaboradores que se han sumado al cónsul general a responder las dudas de los usuarios.

“Es importante que los guatemaltecos estén informados, sepan resolver sus dudas inmediatamente, porque eso va a derivar en que se presenten a la sede consular totalmente listos con sus requisitos y en que no tengan mayor exposición de tiempo dentro de la sala”, apuntó el funcionario.

A finales de noviembre, al ver la implementación de nuevas restricciones debido a la pandemia, el cónsul Paniagua tomó la decisión de utilizar Facebook para apoyar también a los emprendedores guatemaltecos.

Anuncio

Como una forma de conectar a la comunidad con los negocios que están luchando para sobrevivir, se lanzó la iniciativa denominada “Yo apoyo al chapín”. De esta manera, publican en su página fotos de productos, locales de restaurantes y prestadores de diferentes servicios.

“Para mi fue una luz de esperanza, porque estaba en un momento donde sentía que no tenía salida”, confesó María José al ver la publicación que hizo el consulado con información de su tienda Jazmine’s Snak Shop, que abrió apenas en septiembre en el 926 S. Los Angeles St, cerca de los callejones.

Obispo Agiataz utiliza para sobrevivir su silla de ruedas eléctrica y una máquina de coser en la que crea todo tipo de diseños

Anuncio

A juicio del cónsul Paniagua, este es el momento para apoyar a sus compatriotas con los recursos gratuitos que tienen a la mano. Por eso, aprovecha para invitar a los guatemaltecos a que le den like a la página de Facebook del consulado y escriban un mensaje privado si tienen alguna pregunta.

El funcionario agregó que en este momento, además, están dándole una especial atención a los jóvenes guatemaltecos que están aplicando al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

“Para nosotros Facebook se ha convertido en una herramienta fundamental, que ha permitido resolver las dudas de los guatemaltecos”, concluyó Paniagua.


Anuncio