Anuncio
Share

Los eventos en interiores pueden volver a California a finales de este mes a medida que mejoren las condiciones de COVID-19

A worker sprays disinfectant in a theater.
Atta Areqat, gerente general de los cines Cinemark Playa Vista y XD, muestra cómo se limpia el cine cada mañana antes de la apertura.
(Jay L. Clendenin / Los Angeles Times)

California permitirá la reanudación de los eventos en vivo en recintos cerrados con limitaciones a partir de finales de este mes, lo que significa un regreso inminente de cosas como los conciertos, las competencias deportivas y las representaciones teatrales que han estado prohibidas durante mucho tiempo a causa de la pandemia de COVID-19.

Los cambios en el plan de reapertura del estado, que entran en vigor el 15 de abril, reflejan dos tendencias paralelas, según las autoridades.

En primer lugar, California sigue ganando terreno en su batalla contra el coronavirus, ya que el número de nuevos casos confirmados y de hospitalizaciones relacionadas sigue tendiendo a la baja.

Y en segundo lugar, el despliegue de la vacuna en el estado está avanzando, con cientos de miles de dosis que se administran cada día.

Anuncio

“Siguiendo las directrices de salud pública, como el uso de mascarillas y vacunarse cuando sea elegible, podremos reanudar otras actividades mientras tomamos medidas para reducir el riesgo”, dijo en un comunicado el Dr. Mark Ghaly, secretario de salud y servicios humanos de California.

Incluso una vez que las revisiones sean efectivas, “California seguirá siendo uno de los estados más restrictivos del país”, añadió Dee Dee Myers, asesora principal del gobernador Gavin Newsom y directora de la Oficina del Gobernador de Desarrollo Empresarial y Económico, en una llamada telefónica con periodistas.

“Seguiremos avanzando muy lentamente y con cautela, pero avanzando con cierta transparencia hacia una actividad más permisible”, dijo.

De acuerdo con las nuevas directrices estatales que se dieron a conocer el viernes, los eventos y espectáculos en vivo en interiores seguirán estando prohibidos en el nivel púrpura, el escalón más restrictivo de la guía de reapertura codificada por colores de California.

Anuncio

Pero podrían llevarse a cabo a partir del 15 de abril en los otros tres niveles, sujetos a límites de capacidad y ciertos requisitos, como que los boletos se compren por adelantado, que los organizadores establezcan áreas designadas para comer y beber y que la asistencia se limite a los residentes de California.

Para los lugares con capacidad de hasta 1.500 personas, las nuevas reglas serán:

  • En el nivel rojo, el segundo más estricto del estado, la asistencia se limitaría al 10% de la capacidad o 100 personas, aunque podría aumentar al 25% si todos los asistentes se han sometido a una prueba de coronavirus o demuestran que han sido vacunados completamente.
  • En el siguiente escalón, el nivel naranja, el límite de capacidad sería del 15% o 200 personas, y aumentaría al 35% si todos los asistentes se han sometido a una prueba o han sido vacunados completamente.
  • La capacidad máxima se elevaría al 25% o 300 personas en el nivel amarillo, el menos restrictivo, y podría llegar al 50% si todos se han sometido a una prueba o han sido vacunados completamente.

Para los lugares de mayor capacidad, se exigiría pruebas o la presentación de comprobantes de vacunación y se limitaría la asistencia al 20% de la capacidad en el nivel rojo. El umbral sería del 10% o de 2.000 personas en el nivel naranja, y podría aumentar hasta el 35% si todos los asistentes se han sometido a una prueba o muestran un comprobante de vacunación completa.
El límite también se establece en el 10% o 2.000 personas en el nivel amarillo, aunque podría aumentar al 50% si todos los asistentes se han sometido a una prueba o están vacunados completamente.

Anuncio

Los establecimientos también pueden optar por separar a las personas en secciones según su estado de vacunación. Aquellos que están completamente vacunados podrán sentarse hombro con hombro, pero aún deberán usar mascarillas, según el Dr. Tomás Aragón, director de Salud Pública del estado.

Aragón dijo que, al principio, la gente tendrá que llevar su tarjeta de vacunación. Pero “anticipamos que en el futuro la solución será digital”, lo que significa que las personas podrían mostrar una prueba de vacunación en sus teléfonos móviles.

Myers cree que “permitir algunas de estas actividades y oportunidades a las personas vacunadas es un incentivo, y queremos incentivar a la gente para que se vacune y lo haga lo antes posible para que pueda volver a realizar algunas de sus actividades favoritas”.

Hasta la fecha, el 32% de los californianos han recibido al menos una dosis de la vacuna, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Anuncio

Sin embargo, solo alrededor del 16.8% de la población del estado se ha vacunado completamente.

Las autoridades estatales también dieron a conocer el viernes nuevas orientaciones relativas a eventos, reuniones y encuentros privados.

A partir del 15 de abril, se permitirán reuniones al aire libre de hasta 25 personas en el nivel rojo, y el tamaño máximo aumentará a 50 en el nivel naranja y a 100 en el nivel amarillo.

En el nivel púrpura, las reuniones al aire libre están limitadas a tres hogares.

Anuncio

Aunque las autoridades estatales desaconsejan encarecidamente las reuniones en el interior, estos eventos se permiten con modificaciones en los niveles que no sean el púrpura.

Los eventos privados, como recepciones o conferencias, solo se permiten al aire libre en el nivel púrpura, con una asistencia limitada a 25 personas. Si todo el mundo se ha sometido a una prueba o se ha vacunado completamente, la asistencia puede aumentar hasta 100 individuos.

“En todos los niveles, se requieren modificaciones para reducir el riesgo”, según un comunicado del Departamento de Salud Pública de California. “Esto incluye boletos comprados con anticipación o una lista de invitados definida y asientos asignados”.

Estas son las reglas para los eventos en los otros niveles:

Anuncio

  • Nivel rojo: Las reuniones al aire libre están limitadas a 50 personas, aumentando a 200 si todos los asistentes se han sometido a una prueba o han sido vacunados. Las actividades en interiores están permitidas, con una asistencia limitada a 100 individuos, si todos se han sometido a una prueba o muestran un comprobante de vacunación completa.
  • Nivel naranja: Las reuniones al aire libre están limitadas a 100 personas. El límite aumenta a 300, y se permiten las actividades en interiores de hasta 150 individuos, con pruebas y vacunación completas.
  • Nivel amarillo: Se pueden celebrar reuniones al aire libre de hasta 200 personas, que aumentan a 400 si todos los asistentes se han sometido a una prueba o han sido vacunados completamente. Las actividades en interiores estarían permitidas con una asistencia limitada a 200 individuos si todos han sido sometidos a una prueba o vacunados.

El anuncio del viernes fue el último precepto adoptado por California para relajar las restricciones de COVID-19, a medida que los casos y las hospitalizaciones se han desplomado.
Más áreas de California, incluidos los condados de Orange y Los Ángeles, están viendo mejorar sus indicadores de coronavirus hasta el punto de poder reabrir más ampliamente los negocios y otros espacios públicos.

Los condados de Los Ángeles y Orange fueron autorizados esta semana a pasar al nivel naranja.

Con esta medida, toda una serie de establecimientos, como restaurantes, bares, tiendas, museos y lugares de culto, pueden incrementar sus operaciones. Las reglas relajadas entraron en vigor en el condado de Orange el miércoles, tan pronto como se permitió, pero los funcionarios del condado de Los Ángeles dijeron que esperarían hasta el lunes.

Anuncio

Associated Press contribuyó a este informe.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio