Anuncio
Share

Los californianos latinos y negros tienen menos probabilidades de haber recibido la vacuna contra COVID-19

A motorist receives a vaccine.
El personal y los voluntarios distribuyen la vacuna contra COVID-19 en el Forum de Inglewood, en enero.
(Al Seib / Los Angeles Times)

Solo alrededor de un tercio de los californianos latinos y negros han recibido al menos una dosis de la vacuna contra COVID-19, mientras que la mayoría de los residentes blancos y asiático-americanos de las islas del Pacífico lo han hecho, según un análisis del Times.

Dicho estudio encontró que el 33% de los residentes latinos del estado y el 34% de los californianos negros han recibido al menos una dosis. Por el contrario, el 50% de los habitantes blancos, el 46% de los californianos nativos americanos y el 60% de los residentes asiáticos americanos de las islas del Pacífico han recibido una dosis.

El análisis del Times encontró, además, que las personas que viven en las áreas más desfavorecidas de California, clasificadas según una variedad de indicadores económicos y sociales, también tenían menos probabilidades de haber recibido una inyección.

Anuncio

Solo alrededor del 39% de los californianos que viven en las áreas de mayor contexto de vulnerabilidad del estado han recibido al menos una vacuna; por el contrario, el 62% de los residentes que viven en las zonas más favorecidas han recibido una inyección.

Los datos estatales también muestran que los adultos más jóvenes de California han tenido menos probabilidades de recibir una dosis. Mientras que el 80% de las personas mayores y el 70% de aquellos entre 50 y 64 años han obtenido una vacuna, el 53% de los adultos más jóvenes, hasta los 49 años, han recibido al menos una inyección.

También existen disparidades geográficas.

San Diego y varios condados del Área de la Bahía, incluidos San Francisco, Santa Clara, San Mateo y Marin, han informado que alrededor del 60% de sus residentes ha recibido al menos una dosis. Los Ángeles ha informado que el 49% de sus habitantes han obtenido una inyección; Orange y Ventura, 51%. Pero en Riverside, solo el 40% de los residentes ha recibido al menos una dosis y, en San Bernardino, es el 36%.

Anuncio

Los índices en el norte rural de California y el Valle Central se encuentran entre las peores tasas de vacunación; Kern y Kings tienen unos de los índices más bajos del Valle de San Joaquín, con solo el 33% y el 26% que han recibido al menos una dosis, respectivamente.

Los funcionarios de todo el estado están lanzando nuevos esfuerzos, que incluyen más clínicas móviles, para facilitar que los californianos más jóvenes y aquellos en las comunidades más afectadas obtengan la vacuna.

La supervisora de Los Ángeles, Hilda Solís, informó que el condado está trabajando para mejorar el acceso al antígeno y se encuentra considerando ideas de alcance, como albergar clínicas de vacunación en lugares deportivos donde los jóvenes ya están asistiendo. Solís también instó a los modelos a seguir a hablar públicamente sobre la necesidad de ser inoculados, y a los familiares y amigos a acercarse a sus seres queridos en este sentido.

La directora de salud pública de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, se mostró optimista sobre el interés en la vacuna en una clínica el sábado en el parque Eugene A. Obregon, en el predominantemente latino este de la ciudad, donde el 60% de las personas que ingresaron eran hombres.

Anuncio

“Traían a sus amigos y, francamente, estaban felices de estar allí; sentían que era importante para ellos venir y vacunarse”, señaló Ferrer. “Pero lo hicimos mucho más fácil en ese sitio: no se necesita una cita, y el centro está en el medio de una comunidad a la que muchas personas pueden caminar o tomar un autobús”.

En el Área de la Bahía, Santa Clara está organizando esta semana tres “noches de vacunación para estudiantes” en el Levi’s Stadium, donde juegan los 49ers, brindando clínicas de inoculación sin cita previa para estudiantes de 16 a 19 y sus familias.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio