Anuncio
Share

La nueva variante Delta: Por qué algunos le temen y otros no

A masked, gloved healthcare worker gives a woman a vaccine.
Thu Giang, una enfermera vocacional con licencia, aplica una vacuna de Pfizer a Sibelle Yuksek, en un sitio recién inaugurado, en Union Station, el martes.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Mientras California avanza hacia una reapertura completa el próximo martes, los funcionarios federales expresan su preocupación por la variante Delta, altamente infecciosa, que circula en EE.UU y en docenas de otros países en todo el mundo.

La variante, también conocida como B.1.617.2, fue identificada por primera vez en India, pero desde entonces fue hallada en 60 países, incluidos EE.UU y Reino Unido, indicó en una sesión informativa el Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno nacional.

Se cree que la mutación Delta es incluso más transmisible que la Alpha, o B.1.1.7, identificada por primera vez en Reino Unido y que se ha convertido en la cepa dominante en California y EE.UU. También se asocia con una mayor gravedad de casos que presentan el riesgo de hospitalización, en comparación con la Alpha, indicó Fauci.

Sin embargo, hay buenas noticias. Hay vacunas que demostraron ser eficaces contra la variante Delta, como la Pfizer y la de AstraZeneca, ambas de dos dosis. Esta última aún no autorizada para su uso en Estados Unidos, pero se aplica a nivel generalizado en Reino Unido y es similar a otra disponible en EE.UU, fabricada por Johnson & Johnson.

Anuncio

Los últimos datos ratifican la importancia de aplicarse la segunda dosis para aquellas vacunas que así lo requieren. Después de una sola dosis de la vacuna Pfizer, por ejemplo, hubo solo un 33% de efectividad contra la enfermedad sintomática contra la variante Delta; pero después de la segunda, la vacuna fue 88% efectiva, remarcó Fauci.

Los funcionarios de Reino Unido aseguran que la transmisión del coronavirus está alcanzando su punto máximo entre las personas de 12 a 20 años.

Sin embargo, algunos expertos en California sospechan que Estados Unidos está en mejores condiciones que Reino Unido para evitar que la variante Delta se propague entre los adolescentes.

En Reino Unido, la vacuna contra COVID-19 aún no está disponible para menores de 25 años sin afecciones médicas subyacentes o para quienes no son trabajadores de la salud.

Anuncio

Por el contrario, en EE.UU, todos los mayores de 12 años son elegibles. Y aunque la transmisión aumenta en los adolescentes en Reino Unido, aún hay “muy pocas hospitalizaciones, porque los más jóvenes que contraen la variante Delta no se enferman de manera tal como para necesitar ser internados”, comentó la Dra. Mónica Gandhi, una experta en enfermedades infecciosas de UC San Francisco.

En términos generales, las personas más jóvenes no vacunadas tienen menos probabilidades de necesitar hospitalización por COVID-19 que los mayores no vacunados, y sus tasas de inmunización son más altas que en Reino Unido.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio