Anuncio
Share

El tren de alta velocidad a Las Vegas es aclamado como un premio ecológico. Pero, ¿dañará a los borregos del desierto?

A desert bighorn ewe, left, and a bighorn lamb
Una oveja cimarrona del desierto, a la izquierda, y un cordero cimarrón en North Soda Mountain, a lo largo de Zzyzx Road, cerca de Baker, California.
(Gary Coronado / Los Angeles Times)

A medida que la luz del día se elevaba sobre las resecas y escarpadas montañas Soda recientemente, una oveja cimarrona de aspecto demacrado y dos corderos escuálidos se paseaban con cuidado por los afloramientos volcánicos mientras buscaban con avidez la vegetación cada vez más escasa.

En este paisaje del desierto de Mojave, la sequía severa y el calor récord están desafiando la supervivencia del borrego cimarrón, así como otras especies, y obligándolos a buscar, a través de terrenos cada vez más amplios, comida y agua.

Pero los conservacionistas temen que la capacidad de los animales para deambular podría restringirse, peligrosamente, ante la propuesta de una línea ferroviaria eléctrica de alta velocidad que conectaría el sur de California y Las Vegas.

El proyecto ferroviario propuesto, que ocuparía el divisor central de la Interestatal 15, exige la construcción de una barrera de hormigón de 6 pies de altura para evitar que los vehículos se estrellen contra los trenes, mientras atraviesan el desierto a velocidades cercanas a las 200 mph. Sin embargo, la barrera también evitaría que los animales hicieran un cruce ya peligroso de la autopista.

Anuncio

Una coalición de grupos conservacionistas está exigiendo que el desarrollador ferroviario, Brightline West of Miami, incluya un cruce para vida silvestre en sus planes, debido a sus posibles efectos en el borrego cimarrón, un mamífero totalmente protegido por la ley estatal, y los pumas, un candidato para ser incluido en la lista como especie amenazada por el estado.

La solicitud ha provocado un sorprendente enfrentamiento entre naturalistas y defensores de la tecnología libre de emisiones.

A man stands in brush in the desert
Chris Clarke, director asociado del Programa del Desierto de California de la Asociación de Conservación de Parques Nacionales, en Soda Lake, en la Reserva Nacional Mojave a lo largo de Zzyzx Road cerca de Baker, California. (Gary Coronado / Los Angeles Times
(Gary Coronado / Los Angeles Times)

“No podemos permitir que una empresa de Florida entre y se beneficie a expensas de los recursos biológicos de nuestro estado”, indicó Chris Clarke, de la Asociación de Conservación de Parques Nacionales sin fines de lucro.

Según Brightline West la línea ferroviaria beneficiará al sur de California al reducir los gases de efecto invernadero y agregar opciones de viaje. Ben Porrit, un portavoz de la compañía, espera comenzar “lo antes posible” en la ruta del tren totalmente eléctrico de $8 mil millones. Una vez completado, sacaría 3 millones de vehículos de un tramo de 170 millas de autopista congestionada y transportaría a 11 millones de pasajeros anualmente entre Victorville y Vegas.

Los cruces para vida silvestre “no son parte de los planes iniciales”, señaló Porrit.

La propuesta es solo la última versión de un sueño de una década para conectar a Los Ángeles con Las Vegas, a través de un tren en rápido movimiento.

En julio, la compañía anunció la adquisición de una parcela de 110 acres en el extremo sur de Las Vegas, que albergaría una estación terminal de 65.000 pies cuadrados. Sin embargo, queda por ver si el proyecto estará en funcionamiento en el corto plazo. Se ha estancado varias veces debido a serios obstáculos que incluyen regulaciones federales, financiamiento y la pandemia del COVID-19.

Menos de un año después de anunciar, en 2015, que China ayudaría a construir la línea ferroviaria, Brightline West, entonces conocida como XpressWest, indicó que el acuerdo estaba cancelado. La compañía agregó que su decisión se basó, en parte, en un requisito federal de que los trenes de alta velocidad deben fabricarse en Estados Unidos para obtener las aprobaciones regulatorias.

Brightline West estaba en camino para comenzar en 2020, antes de que la pandemia lo obligara a retrasar una oferta de bonos que era esencial para financiar el proyecto.

La empresa, que actualmente opera en Florida, entre Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach, suspendió el servicio en marzo de 2020 debido a la pandemia. La compañía mencionó que intentará reanudar el servicio este año.

Los defensores de los puentes de vida silvestre, liderados por la asociación de conservación, Wild Sheep Assn., California Wilderness Assn., Sierra Club of California y la organización de caza, Safari Club International, también enfrentan una cuesta empinada y rocosa. La razón de esa dificultad tiene que ver con el gran número de organizaciones involucradas en el esfuerzo ferroviario, así como con cuestiones relativas a la jurisdicción legal.

El proyecto es un esfuerzo conjunto que incluye la asociación de Brightline West, la Administración Federal de Ferrocarriles, la Administración Federal de Carreteras, el Departamento de Transporte de Nevada, las ciudades locales y Caltrans, que ha firmado un contrato de arrendamiento para el derecho de paso con el desarrollador.

Cars and trucks on a two-lane freeway through desert mountains
Las North Soda Mountains, a la izquierda, hogar del borrego cimarrón del desierto, a lo largo de la Interestatal 15 observando hacia el sur, en la rampa de salida de Zzyzx Road cerca de Baker, junto de donde un carnero de cimarrón fue asesinado el 18 de febrero de 2020.
(Gary Coronado / Los Angeles Times)

“Caltrans no tiene la autoridad para exigir que Brightline West incorpore cruces para vida silvestre como parte del proyecto”, subrayó David Matza, jefe de asuntos externos del Departamento de Transporte de California en los condados de San Bernardino y Riverside.

La Administración Federal de Ferrocarriles tiene jurisdicción exclusiva sobre el proyecto, indicó Matza. Las leyes de California y Nevada, como la Ley de Calidad Ambiental de California, no se aplican a la aprobación de la construcción ni a la operación de la línea ferroviaria interestatal para pasajeros.

Esa posición ha enfurecido a los defensores del puente.

“Estamos frustrados con la aparente renuencia de Caltrans a tomar la iniciativa y asumir más responsabilidad, para garantizar que el uso del derecho de paso no dañe la vida silvestre que el estado ha decidido que es digna de protección total”, señaló Clarke.

Según lo previsto por los conservacionistas, el cruce volvería a conectar complejas redes sociales zoológicas y hábitats vinculados durante siglos por senderos polvorientos y afloramientos volcánicos. También ayudaría a garantizar que las poblaciones de cimarrones no se aíslen genéticamente o terminen atropellados.

Aun así, los cruces para vida silvestre son difíciles de vender. Solo hay alrededor de 19 de ellos en el país: cuatro en Nevada; cuatro en Arizona; dos en Washington, Utah, Wyoming y Colorado; y uno en Nueva Jersey, Montana y California.

Pero se están preparando más propuestas para su aprobación, incluida la más grande de todas: un puente de 87 millones de dólares que permitirá a los clanes de pumas, actualmente aislados, cruzar un tramo de 10 carriles de la autopista 101 en Liberty Canyon en la ciudad de Agoura Hills.

La campaña #SaveLACougars de la Federación Nacional de Vida Silvestre sin fines de lucro ha recaudado $58 millones hasta la fecha, dejando alrededor de $7 millones necesarios para evitar retrasos costosos y completar la construcción a tiempo para 2025, indicó Beth Pratt, directora ejecutiva regional en California del grupo.

Desert bighorn sheep walk over rocky ground
Los defensores del borrego cimarrón del desierto piden puentes para la vida silvestre sobre un tramo de la I-15, al sur de Baker y la Reserva Nacional Mojave, donde un proyecto ferroviario de alta velocidad planeado en el desierto de Mojave uniría el sur de California y Las Vegas.
(Gary Coronado / Los Angeles Times)

Los cruces para vida silvestre no tienen que costar tanto, señaló Jeff Gagnon, biólogo investigador del Departamento de Caza y Pesca de Arizona. Cruces construidos recientemente en Nevada y Arizona tuvieron un costo de menos de $2 millones cada uno, comentó, “fueron un gran éxito”.

Su efectividad en el Mojave, un vasto y árido imperio de creosota enjuta, lagos secos, dunas de arena, coladas de lava y cumbres dentadas, aún está por verse.

Cuando Debra Hughson quiere presentarles a las personas los riesgos ecológicos que plantea el hecho de que el ferrocarril esté ganando terreno entre las autoridades de transporte estatales y federales, los lleva al paso elevado de Zzyzx Road en la I-15, al oeste de la Reserva Nacional Mojave.

Alzando la voz para ser escuchada por encima del ruido del tráfico una mañana reciente, la científica jefa de la reserva enfatizó: “Este es un punto caliente de vida silvestre en las montañas Soda, donde los cimarrones deambulan y se reúnen, es un indicio de que aquí es donde quieren cruzar la autopista”.

“Un carnero cimarrón murió aquí en un accidente automovilístico el febrero pasado”, agregó, mirando hacia la autopista, a menudo llena de conductores del sur de California, muchos de los cuales, según la policía, llegan al radar a una velocidad de tres dígitos. “Un cruce para vida silvestre aquí serviría tanto a los cimarrones como a los viajeros modernos”.

A woman looks out from her Jeep parked on a freeway overpass in the desert
Debra Hughson, jefa de ciencia y administración de recursos en la Reserva Nacional Mojave, en el paso elevado de Zzyzx Road, a lo largo de la I-15 cerca de Baker.
(Gary Coronado / Los Angeles Times)

Los cimarrones del desierto son acróbatas con pies suaves y gomosos, también poseen cuernos en espiral que una vez prosperaron en las cadenas montañosas del desierto de Mojave, donde formaron una “metapoblación” de grupos conectados por senderos antiguos. Hoy en día, su supervivencia está amenazada por brotes de enfermedades, energía renovable y desarrollo de viviendas, así como las principales carreteras interestatales.

Pero la evidencia sugiere que los cruces en las montañas Soda, Cady y Clark del desierto de Mojave podrían ayudar a mantener la notable diversidad de vida en la zona, según los investigadores de vida silvestre.

Para una fanática de los cimarrones como Hughson, esto es maná caído del cielo.

“El desarrollador debería estar suspirando de alivio”, comentó, bromeando a medias, “que los investigadores identificaron solo tres lugares donde los cruces excesivos eran críticos”.

Minutos más tarde, mientras examinaba un montón de enormes rocas al sur de la autopista, vio formas reveladoras: una oveja cimarrón y dos corderos en movimiento hacia un terreno más alto. Su rostro decayó.

“¿Ves lo delgados que están? ¿Ves cómo les sobresalen las costillas?”, preguntó en voz alta. “Eso se debe a que la sequía y el aumento de las temperaturas han secado sus zonas de alimentación”.

“Restaurar el hábitat es lo mejor que podemos hacer por ellos”, señaló. “La gente solo tiene que ponerse de acuerdo sobre cómo hacer eso”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio