Anuncio
Share

¿Busca su primer apartamento en L.A.? Empiece aquí

A "for rent" sign in Sacramento
Cuando busque un apartamento, intente caminar o andar en bicicleta por el vecindario en el que desea vivir y busque letreros que indiquen “se alquila”. No todos los propietarios publican las vacantes por Internet.
(Rich Pedroncelli / Associated Press)

Conseguir su primer apartamento es un gran acontecimiento, y en Los Ángeles, puede ser un gran dolor de cabeza. A continuación, le damos consejos para que se desenvuelva en el proceso, desde la búsqueda de ofertas hasta la visita a las viviendas y la firma del contrato de alquiler.

Bienvenidos a la edad adulta. Le duele la espalda todo el tiempo, la graduación de sus anteojos es cada vez más alta y ahora ya participa en el ritual mensual del que ha escuchado hablar toda su vida: pagar el alquiler.

Por muy glamoroso que parezca, tener un lugar propio al que llamar hogar conlleva mucha responsabilidad.

Esta es su guía para alquilar su primer apartamento.

Dónde empezar a buscar

Puede parecer una tarea imposible encontrar su primer vivienda, pero muchos sitios web le ayudan a clasificar los listados de alquiler. Más allá de Zillow y Redfin, pruebe sitios específicos del sur de California como Westside Rentals o grupos de Facebook del vecindario. Otra idea: camine, ande en bicicleta o conduzca por el área donde desea vivir y busque letreros de “se alquila”. No todos los propietarios se anuncian en la web.

Anuncio

Cuando se trata de encontrar un lugar para vivir, hay mucho que considerar. Aquí hay algunas cosas que debe preguntarse:

  • ¿Califica para programas de vivienda a precios asequibles?
  • ¿La unidad que está considerando se encuentra dentro de lo que se llama programa de regulación de la renta?
  • ¿Quiere vivir por su cuenta o está dispuesto a tener un compañero de piso o compañeros de piso?
  • Si está dispuesto a alquilar una habitación, ¿quiere tener su propio baño? ¿O está listo para compartir el baño e incluso un dormitorio?
  • ¿Cómo se desplazará? ¿Camina, anda en bicicleta o en transporte público? ¿Está cerca de los lugares a los que va habitualmente?
  • ¿Tiene auto? Si es así, ¿se siente cómodo al dejarlo estacionado en la calle o prefiere tener un lugar para estacionar?
  • Si tiene que dejar su auto estacionado en la calle, ¿cómo se ve el estacionamiento a la hora del día en que planea estar en casa? Pase por la unidad a esa hora para observar la zona.
  • ¿Quiere lavandería en el apartamento o se conforma con un espacio de lavandería compartido o con una lavadora automática?
  • ¿Las máquinas de la lavandería aceptan monedas, una tarjeta de crédito o usan una aplicación? Si solo se necesitan monedas, recuerde la escasez de monedas durante el apogeo de la pandemia de COVID-19.
  • ¿Qué servicios públicos, si los hay, están incluidos en el alquiler?
  • ¿Puede pagar el alquiler y los servicios públicos?
  • ¿Cómo es el barrio? ¿Ruidoso? ¿Tranquilo? ¿Funcionará su estilo de vida allí?
  • ¿Cuáles son sus “imprescindibles” y sus “cosas deseables”?
  • Desea asegurarse de encontrar la vivienda adecuada para usted, pero siempre habrá un compromiso. Decida a qué puede y a qué no puede renunciar.

Lisa Richardson, coordinadora de la línea directa de Tenants Together, un grupo de derechos de los inquilinos con sede en Los Ángeles, dijo que una consideración importante a tener en cuenta es qué tipo de propietario desea. ¿Quiere un propietario independiente? ¿O prefiere una empresa de gestión de alquileres?
Para cada uno hay pros y contras. Las empresas generalmente han establecido estándares para el mantenimiento, mientras que un propietario privado podría ser más flexible con respecto a los pagos de alquiler atrasados.

También considere cuáles son sus objetivos a largo plazo, dijo. ¿Quiere ser dueño de una casa en los próximos cinco años? Haga un presupuesto de cuánto puede gastar en alquiler y, aun así, poder ahorrar para un pago inicial considerable.

En su recorrido por el apartamento

Una vez que haya encontrado la vivienda de sus sueños, o al menos una que encaje en su presupuesto, es hora de comenzar a trabajar en los detalles.

‘No se apresure’, aconsejó Richardson.

Debido al coronavirus, los recorridos en persona eran limitados, pero muchos propietarios ofrecían recorridos en video. Ver la unidad físicamente, dijo Richardson, en lugar de solamente mirar imágenes puede revelar cosas que se ocultan fácilmente con los ángulos de la cámara y el software de edición de fotos. Así que, si puede, vea una unidad en persona o realice un recorrido en video en vivo.

Si no puede ver la vivienda en persona, investigue sobre ella, el propietario o la empresa de administración de propiedades y el área en la que se encuentra. ‘Sepa en qué se está metiendo’, recomendó.

Ya sea que la visita sea en persona o virtual, hay algunas cosas que debe verificar:

  • Cualquier daño grave como agujeros o grietas en el techo, pisos o paredes.
  • Interruptores de luz. Accione cada uno para comprobar que funcionan.
  • Enchufes de pared. Lleve un cargador de teléfono y conéctelo para asegurarse de que tenga energía.
  • Si hay agua caliente y cuánto tarda en calentarse. Abra todos los grifos de los lavabos y de la ducha.
  • Cómo es la presión del agua, especialmente en la ducha. Deje correr los grifos durante un minuto para comprobar.
  • Fíjese si las ventanas se sellan correctamente. Coloque su mano a lo largo de los bordes para sentir si hay una corriente de aire.
  • Asegúrese de que no haya fuga de gas en el horno. Abra la puerta y huela.
  • Ubique dónde se encuentra el calentador de agua y si está en un área permitida en la unidad.
  • Busque que haya detectores de humo y monóxido de carbono.
  • Cosas como manchas oscuras o burbujas en la pintura pueden ser señales de daños por agua. Revise el techo, el piso y debajo de los lavabos.
  • Preste atención a la presencia de moho en cualquier parte de la unidad pero, particularmente, en el techo y en el baño.
  • Grifos de agua oxidados, con fugas o rotos en los baños y la cocina.
  • Piso dañado.
  • Evidencia de una infestación de cualquier tipo.
  • La pintura descascarada en un edificio antiguo puede contener plomo, así que si su unidad fue construida antes de 1978, investigue qué puede hacer para prevenir daños potenciales.

Una vez que haya realizado su propia inspección, puede comenzar a hacerle algunas preguntas al propietario. A continuación, se muestran algunos ejemplos de información que necesita saber antes de tomar una decisión sobre una vivienda.

Estacionamiento

  • ¿Hay estacionamiento exclusivo en esa unidad?
  • Si hay un espacio o espacios disponibles, ¿están incluidos en el alquiler?
  • Si no está incluido en el alquiler, ¿cuánto es la tarifa por mes?
  • Si no hay un espacio, ¿qué opciones hay?
  • Si la única opción es el estacionamiento en la calle, ¿qué tan fácil es encontrar un espacio? ¿Podrá tener un lugar donde estacionarse? Intente visitar la vivienda por la mañana y por la tarde para ver cómo es el estacionamiento. Una buena regla general es que si puede encontrar un lugar alrededor de las 5 p.m., el estacionamiento no debería ser un problema.

Accesorios

  • ¿Qué electrodomésticos están incluidos en la unidad?
  • ¿Qué antigüedad tienen los electrodomésticos?
  • Si se averían los electrodomésticos, ¿quién se encarga de las reparaciones?
  • ¿Qué servicios públicos están cubiertos con el alquiler?
  • ¿Cuánto suelen costar los servicios públicos por esa unidad?
  • ¿Los servicios públicos se distribuyen entre los inquilinos o son individuales? Los servicios públicos “distributivos” se refieren a cuando un edificio comparte el mismo medidor de servicios públicos; entonces, cada unidad paga su parte en función de los pies cuadrados, el número de residentes y otros factores determinados por el propietario. Por ley, su arrendador tiene que informarle si los servicios públicos son distribuidos o individuales.
  • ¿Tendré que realizar yo mismo los pagos de servicios públicos de la unidad?

Renovaciones

  • ¿Qué tipo de cambios puedo realizar en la unidad?
  • ¿Tendré que revertir los cambios que hice antes de mudarme?

Política de Mascotas

  • ¿Se admiten mascotas?
  • ¿Se requiere un pago inicial para las mascotas?
  • ¿Existe un pago mensual por mascotas?
  • ¿Existe alguna limitación de especie, raza o tamaño de las mascotas?

Alquiler

  • ¿A cuánto asciende el depósito de seguridad?
  • ¿Cuánto del depósito de seguridad puedo esperar recuperar cuando me mude?
  • ¿Cuáles son los términos para finalizar el contrato de alquiler?

Comunidad

  • ¿Cómo es el vecindario?
  • ¿Cuáles son las reglas y preferencias de la comunidad? Cosas como espacios compartidos pueden estar sujetos a reglas y regulaciones en el contrato de alquiler.

Recuerde: esta será su casa, así que asegúrese de que sea lo que desea y necesita.

Antes de firmar el contrato de alquiler

El primer paso es completar una solicitud de alquiler, según el Departamento de Asuntos del Consumidor de California. Puede haber una tarifa para cubrir el costo de verificar su crédito y, en algunos casos, un servicio de selección de inquilinos que analiza su historial de renta anterior. Un propietario o una empresa de administración de propiedades puede cobrar hasta $53.33 por solicitud.

Proceda con precaución. Los listados de alquiler se pueden usar como estafas para que usted envíe dinero por una tarifa de solicitud o un pago inicial cuando no haya una unidad disponible. Nunca envíe dinero a alguien mediante pago electrónico y asegúrese siempre de ver la vivienda antes de firmar cualquier papeleo. Si no puede ir usted mismo, solicite un recorrido virtual o que un amigo vaya en persona por usted.

En California es ilegal que un arrendador le haga preguntas o le niegue una vivienda en función de su “raza, color, religión, sexo, orientación sexual, estado civil, nacionalidad, ascendencia, estado familiar o cualquier discapacidad”, según la Ley de Gobierno Sección 12955 (b).

Se le puede negar una unidad debido a su puntaje crediticio. Si este es el caso, el propietario está obligado por ley a proporcionar por escrito que la causa del rechazo de su solicitud se basó en su crédito y nada más.

Hay algunas excepciones a estas reglas. Si alquila una habitación en la casa de otra persona, esta puede establecer limitaciones sobre a quién alquilará y a quién no. No pueden establecer estas limitaciones públicamente a través de anuncios o declaraciones orales, pero pueden hacerlo en su toma de decisiones privada. Los propietarios que rentan una habitación no pueden discriminar a alguien debido a su edad o condición médica.

El siguiente paso es el pago inicial o un depósito en garantía. Este pago asegura que el arrendador no alquilará la unidad a otra persona y también puede usarse para cubrir los costos de las reparaciones cuando se mude (vea cómo puede garantizarse el poder recuperar ese dinero). Asegúrese de preguntar si el pago inicial cuenta para el primer mes de alquiler o si se espera que realice pagos por separado.

En el caso de una unidad sin amueblar, el propietario no puede cobrar más del doble del monto del alquiler mensual para el pago inicial. Una unidad amueblada puede costar hasta tres meses de renta.

Luego está el contrato de alquiler. Estos pueden ser orales o escritos. Richardson dijo que debería tenerlo por escrito. Al obtener los términos por escrito, se protege de que se aprovechen de ellos en el futuro.

Asegúrese de comprender lo que dice el contrato de alquiler, dijo Richardson. Si no comprende algo, siente que al contrato le falta alguna cláusula o tiene demasiadas exigencias, puede negociar.

Los propietarios pueden exigir a sus inquilinos que contraten una póliza de seguro para inquilinos hasta un monto determinado. Este seguro cubre los daños a la propiedad personal debido a robo o incendio.

Día de la mudanza

Una vez firmada la documentación y pagado el depósito, es hora de mudarse. El día de la mudanza puede ser extremadamente estresante, pero para transitarlo con éxito, consulte la guía de Los Angeles Times para realizar una mudanza con facilidad.

Hogar dulce hogar

Sus plantas están en su nuevo espacio junto a la ventana, tiene sus toallas colgadas en el estante del baño y su unidad está en camino de sentirse más como en casa.

Ahora que ha sellado el trato, es importante recordar que, como inquilino en el estado de California, tiene derechos.

Sus derechos incluyen lo siguiente:

  • Su arrendador debe avisarle con, al menos, 24 horas de anticipación antes de ingresar a la propiedad, a no ser que sea una emergencia.
  • Tiene derecho a que le devuelvan su depósito en garantía o a que le den un recibo detallado que muestre cómo se utilizó ese depósito para pagar las reparaciones después de su mudanza.
  • Puede demandar si su arrendador viola los términos del contrato de alquiler.
  • Si en algún momento su unidad se vuelve inhabitable, el propietario debe pagar las reparaciones para restaurarla a un estado habitable. Si el arrendador no paga estas reparaciones dentro de los 30 días y usted lo paga de su bolsillo, legalmente se le permite deducir el monto de las reparaciones del alquiler mensual.
  • También puede retener el alquiler si la unidad se considera inhabitable y el propietario se niega a hacer las reparaciones necesarias.
  • Su arrendador no puede desalojarlo porque está reteniendo o deduciendo los costos de reparación de su alquiler si no está cumpliendo con sus responsabilidades.

Retener el alquiler, las demandas y los desalojos son complicados: busque ayuda de un grupo de derechos de los inquilinos o de un abogado.
Conocer sus derechos, dijo Richardson, es una de las cosas más poderosas que puede hacer como inquilino. Si en algún momento siente que algo anda mal, averigüe cuáles son sus protecciones locales y ejerza esos derechos.

Si quiere leer esta nota en Inglés haga click aquí:


Anuncio