Anuncio
Share

Fuertes vientos en California significan riesgo de incendios y cortes de energía

Los fuertes vientos avivaron el incendio de Alisal en el condado de Santa Bárbara
Los fuertes vientos avivaron el incendio de Alisal en el condado de Santa Bárbara, donde los bomberos se mueven hacia La Paloma Ranch. Está por llegar más clima ventoso para el sur de California .
(Luis Sinco)

Se pronostica que vientos marinos fuertes y secos, incluidos los de Santa Ana, así como los surgidos tras la puesta del sol, llegarán a California esta semana, lo que provocará advertencias de incendio y posibles cortes de energía.

Desde los condados de Los Ángeles hasta Solano, se espera que lleguen ráfagas de vientos del norte a partir del jueves, chocando en algunos lugares con los peligros de una humedad de un solo dígito y una vegetación completamente seca, condiciones que propician incendios, señalaron las autoridades meteorológicas.

Los vientos podrían provocar nuevos fuegos forestales y avivar el incendio de Alisal en el condado de Santa Bárbara, que llegó a más de 14,000 acres en dos días, en medio de fuertes ráfagas.

Allí el peligro se intensificará el miércoles por la noche, cuando se pronostica que los vientos de la puesta del sol, llamados así por su tendencia a alcanzar su punto máximo alrededor del atardecer, aumentarán sobre el área quemada.

Anuncio

Las ráfagas podrían alcanzar hasta 40 mph después de las 6 p.m. y permanecer feroces hasta alrededor de las 2 a.m., cuando se espera que se calmen, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El área del fuego será “algo traicionera”, comentó Mike Wofford, meteorólogo de la estación Oxnard del servicio meteorológico. Es el primer gran incendio que quemó el sur de California este año y los funcionarios temen que apenas esté comenzando una temporada de llamas.

Se espera que los vientos de Santa Ana golpeen partes de los condados de Los Ángeles y Ventura el jueves por la noche, aunque aún no está claro qué tan fuertes serán.

Los modelos muestran el potencial de un evento débil a moderado, con velocidades del viento que alcanzarían las 30 a 40 mph, indicó David Sweet, otro meteorólogo de la estación de Oxnard.

La humedad se mantendrá en un nivel de 10% o menos. Las temperaturas para las áreas más cálidas, incluidos los Valles de San Gabriel y San Fernando, podrían oscilar entre la mitad de los 80 y la mitad de los 90 grados.

El riesgo de incendio es “definitivamente una preocupación”, señaló Sweet, y agregó que las condiciones críticas prolongadas podrían provocar una advertencia de bandera roja.

En partes del centro y norte de California, llegarán fuertes vientos ya que la vegetación permanece históricamente seca.

Una advertencia de bandera roja para el oeste del Valle de Sacramento y la región del Delta entrará en vigor a las 10 a.m. del jueves y durará hasta las 8 p.m.

Se pronostica que los vientos soplarán entre 20 y 30 mph, detallaron las autoridades meteorológicas.

Aunque los vientos no serán extremos, el terreno históricamente seco es “todavía bastante susceptible” a incendiarse, explicó Eric Kurth, meteorólogo de la oficina del servicio meteorológico en Sacramento. “Cualquier fuego que surja, podría ver un rápido crecimiento”.

Varios incendios estallaron a principios de semana, cuando los vientos azotaron una gran franja de la región interior del norte del estado, pero fueron rápidamente contenidos, señaló.

El pronóstico de viento llevó a Pacific Gas & Electric a anunciar posibles cortes de energía para 16,000 clientes en 12 condados y tres regiones tribales en un esfuerzo por reducir el riesgo de incendio.

El alcance de los cortes de energía se redujo de 29,000 clientes en 19 condados el miércoles, ya que la empresa de servicios públicos monitoreó el próximo sistema meteorológico.

Cerca de 25,000 clientes se quedaron sin electricidad a principios de esta semana durante un corte planificado y separado que comenzó el lunes, algunos de estos consumidores podrían verse afectados nuevamente por el próximo corte, explicó Deanna Contreras, vocera de PG&E.

La empresa de servicios públicos notificará a los clientes al menos dos horas antes de que se produzcan los cortes, además de emitir advertencias de 24 y 48 horas.

En agosto, la empresa de servicios públicos cortó el suministro eléctrico a decenas de miles de personas mientras se desataba el enorme incendio de Dixie. Hubo seis cortes el año pasado.

PG&E ha puntualizado que su equipamiento pudo haber provocado el incendio de Dixie, que estalló el 13 de julio cerca de donde un árbol cayó a una línea eléctrica.

El equipo de la empresa de servicios públicos también puede haber encendido el fuego Fly, un incendio que finalmente se fusionó con el de Dixie.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio