Anuncio
Share

El Center of Hope, del Ejército de Salvación, quiere ayudar a las personas sin hogar a ‘reinsertarse’ en la comunidad

Una representación del proyecto del El Center of Hope, del Ejército de Salvación, en Anaheim.
(Salvation Army)

El Center of Hope, del Ejército de Salvación en Anaheim proporcionará alojamiento y otros servicios a las personas sin hogar para reintegrarlas en la comunidad.

Durante los últimos años en el condado de Orange, como en muchas ciudades, han tratado de lidiar con la creciente crisis de personas sin hogar, abriendo refugios de emergencia.

El esfuerzo se lleva a cabo respondiendo en gran medida a una demanda iniciada por defensores de gente en situación de desamparo, después de la eliminación de una ciudad de tiendas de campaña cerca del Angel Stadium. Lo que obligó al condado a reconsiderar el problema.

Sin embargo, los activistas sostienen que los refugios no son una solución, sino una medida a corto plazo para sacar a la gente de la calle.

El Ejército de Salvación busca hacer algo diferente con su Center of Hope, en Anaheim. En lugar de solo albergar temporalmente a personas sin hogar, la organización también busca brindar una serie de servicios en un campus para reintegrarlas a sus comunidades.

“El centro servirá como una estrategia innovadora para acompañar a las personas sin hogar del refugio a una vivienda permanente al trabajo, la rehabilitación y la sobriedad, realmente con el objetivo de reintegrarlos completamente a la sociedad”, señaló Ben Hurst, director de operaciones del Ejército de Salvación en el condado de Orange. “Eso para nosotros es la singularidad del espacio. No es solo un albergue y no es nada más darles vivienda a las personas sin hogar, es un camino para la reinserción”.

Anuncio

Cuando esté finalizado, el campus del Center of Hope incluirá el refugio de emergencia, una instalación de vivienda de apoyo con 72 camas, un espacio de bienestar, un centro de rehabilitación por consumo drogas para 175 personas y otro de investigación e innovación, el primero de su tipo en la organización.

Algunas áreas del centro ya están operando. El refugio de emergencia abrió en 2019 cuando Anaheim se apresuró a cumplir con las obligaciones de un acuerdo legal relacionado con la demanda de la ciudad de tiendas de campaña que requería que proporcionara 325 camas. El espacio para la rehabilitación por adicciones también está abierto.

Hurst explicó que el sitio lleva cuatro años en desarrollo. Las otras instalaciones han estado en diseño y planificación durante el último bienio. Una vez que esté en funcionamiento, el centro podrá atender hasta 575 personas a la vez.

Según Hurst, el lugar se guiará por el Sistema de Rendimiento de Personas sin Hogar de la organización, que busca sacarlas de las calles y “reintegrarlas” a la comunidad. El objetivo es que pasen entre tres y seis meses en las diferentes instalaciones del centro.

El sistema está organizado en torno a un campo de beisbol clásico, donde la primera base es el refugio de emergencia. Se espera que los residentes sin hogar pasen entre 60 y 90 días en él antes de ser ubicados en una vivienda de apoyo, que es la segunda base. Durante este tiempo, estarán inscritos en un “programa de transformación de vida”, que es la tercera base. El proyecto se enfoca en lograr la sobriedad y la capacitación laboral.

“Esa es la razón por la que la capacidad tiene un límite de 575; no busca ser un proyecto de vivienda gigantesco, sino de clasificación y rehabilitación”, añadió Hurst.

A rendering of the Salvation Army's Center of Hope project in Anaheim.
Una representación del proyecto del Center of Hope, del Ejército de Salvación en Anaheim, que incluirá una instalación de vivienda de apoyo con 72 camas, un espacio de bienestar, un centro de rehabilitación por consumo de drogas para 175 personas y otro de investigación e innovación.
(Cortesía Salvation Army)

Hurst destacó también que el centro atenderá principalmente a la población sin hogar de Anaheim, pero que será un recurso para todo el condado que, por ejemplo, patrocina 16 unidades de vivienda de apoyo permanente.

Según el último conteo de Point in Time, en 2019, había casi 7.000 personas sin hogar en el condado de Orange. En Anaheim había 1.202, de las cuales, 694 no tenían refugio.

Hurst agregó que entre el 30% y el 50% de esta población tienen una discapacidad crónica y necesitan asistencia para la vivienda porque no pueden tener un trabajo de tiempo completo o cuidar de sí mismos económicamente. El centro busca ayudar al resto de las personas desamparadas que no califican para casas subsidiadas por el gobierno federal. “Sentimos que, en el condado de Orange, estamos en una carrera contra el tiempo”, expuso. “Hay una verdadera sensación de urgencia, necesitamos adelantarnos a la ola que podría venir. Es por eso que enfocamos nuestra atención en un sistema de rendimiento, sabiendo que no hay un gobierno local que tenga la capacidad de albergar a todos los individuos sin hogar”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio