Anuncio
Share

Gobernador y legisladores logran acuerdo para el plan de reembolso por los elevados precios de las gasolinas

A sign at a Shell gas station displaying gas prices
Un galón de gasolina normal costaba 6,99 dólares en la estación Shell de la autopista del Pacífico el 8 de junio.
(Natallie Rocha)

El gobernador Gavin Newsom y los legisladores estatales llegaron a un acuerdo tentativo para enviar 9.500 millones de dólares en reembolsos de impuestos a los californianos, proporcionando hasta 1.050 dólares a las familias este otoño del tan esperado alivio financiero por los precios récord de la gasolina y otros costos relacionados con la inflación.

El plan proporcionaría mayores reembolsos a los hogares que ganan menos dinero e incluiría un pago adicional para los dependientes, según los documentos que describen la propuesta.

Aunque Newsom esperaba inicialmente realizar los reembolsos este verano, las discrepancias entre los demócratas en el Capitolio estatal retrasaron dicho alivio durante meses. Los reembolsos probablemente comenzarán a salir hasta octubre si los aprueba la Legislatura esta semana.

El plan de reembolsos forma parte de un acuerdo presupuestal más amplio que se espera que el gobernador y los legisladores anuncien pronto. El plan de gastos para el próximo año incluye más fondos para la educación K-12, bonos COVID-19 para los trabajadores de la salud, dinero para hacer frente a la sequía y los incendios forestales, la ampliación del acceso a los servicios de aborto y otras prioridades de financiamiento de los líderes demócratas de California.

El reembolso por el aumento de los precios de la gasolina ha sido el eje del debate entre Newsom y los legisladores sobre cómo gastar el excedente de ingresos fiscales del estado, que se prevé que alcance los 97.000 millones de dólares hasta el próximo verano. Las partes han estado en desacuerdo durante meses sobre quién debe recibir los reembolsos y cuánto deben recibir.

Anuncio

Newsom finalmente renunció a su esfuerzo por vincular los reembolsos a la propiedad de autos a través del Departamento de Motores y Vehículos y estuvo de acuerdo con un plan legislativo para enviar depósitos directos y tarjetas de débito a los contribuyentes. Los líderes del Senado y de la Asamblea se comprometieron a excluir a los californianos ricos de ser elegibles para los reembolsos y establecieron un límite de ingresos de 250.000 dólares para los contribuyentes individuales y 500.000 dólares para los contribuyentes combinados - más del doble del límite en su propuesta original.

El plan proporcionaría reembolsos en una escala móvil basada en tres niveles de ingresos.

Un individuo que gane hasta 75.000 dólares al año recibiría un reembolso de 350 dólares, que se duplicaría a 700 dólares para familias con declaraciones conjuntas que ganen hasta 150.000 dólares. Los hogares recibirían un pago adicional de 350 dólares si declararan algún dependiente, lo que supondría un reembolso máximo de 1.050 dólares.

En el siguiente nivel de ingresos, los contribuyentes solteros que ganen hasta 125.000 dólares recibirían devoluciones de 250 dólares. Los hogares que declaran conjuntamente y ganan hasta 250.000 dólares recibirían 500 dólares. Los hijos o cualquier otra persona dependiente darían derecho a los contribuyentes a un pago adicional de 250 dólares, con lo que las familias de este nivel de ingresos podrían recibir hasta 750 dólares en total.

Las personas que ganan hasta 250.000 dólares recibirían 200 dólares, y los contribuyentes conjuntos con ingresos de hasta 500.000 dólares recibirían 400 dólares. Los hogares con dependientes recibirían 200 dólares más, con lo que este rango de ingresos podría recibir un máximo de 600 dólares.

La Legislatura votará sobre los reembolsos y un plan presupuestario estatal final en una serie de proyectos de ley esta misma semana.

La semana pasada, los legisladores enviaron a Newsom un plan presupuestario estatal preliminar por un total de más de 300.000 millones de dólares, un marco que incluía su propuesta inicial de proporcionar 8.000 millones de dólares en devoluciones de impuestos.

Los legisladores aprobaron el presupuesto preliminar para cumplir con el plazo constitucional del 15 de junio y evitar la confiscación de sus cheques. Pero no habían llegado a un acuerdo con el gobernador sobre las devoluciones o el plan de gastos y esperaban que muchos detalles cambiaran esta semana.

Según el nuevo acuerdo, el dinero para las devoluciones aumentaría en 1.500 millones de dólares por encima del plan inicial de la Legislatura.

El gobernador esbozó una propuesta de 11.000 millones de dólares en marzo para dar reembolsos a los conductores. Los legisladores ofrecieron varias ideas que cuestan menos que el plan de Newsom, con muchos legisladores que quieren dirigir más fondos estatales a proyectos de infraestructura y mejoras en sus distritos.

Los esfuerzos por reducir el precio de la gasolina también se producen en medio de un año electoral y en un momento en que la inflación y los tipos de interés están en alza, lo que aumenta la preocupación por una recesión.

Los californianos pagaron un promedio de 6,34 dólares por un galón de gasolina normal sin plomo hasta el viernes, según la American Automobile Assn. El promedio del estado bajó ligeramente desde el récord de la semana pasada, pero sigue estando 1,42 dólares por encima de la media nacional.

El acuerdo sobre los reembolsos se produce después de que el presidente Biden pidiera al Congreso que aprobara un receso del impuesto sobre la gasolina hasta septiembre, suspendiendo el impuesto federal sobre la gasolina en un esfuerzo por reducir los precios de la gasolina en 18 centavos por galón en todo el país. Biden también pidió a los estados que suspendan igualmente los impuestos sobre el combustible para reducir aún más los precios.

Los legisladores republicanos de California han criticado repetidamente a los demócratas por no haber tomado medidas rápidas para reducir el coste de la gasolina y por haber rechazado los llamados del GOP para suspender el impuesto especial sobre el combustible de 51 centavos por galón del estado.

El presidente de la Asamblea, Anthony Rendon (demócrata de Lakewood), anunció el lunes una investigación legislativa para determinar si las compañías petroleras están “estafando” a los automovilistas. El líder demócrata dijo que nombraría un comité selecto para determinar las medidas que el estado puede tomar para reducir los precios de la gasolina, mirando más allá de los reembolsos.

La investigación del comité selecto sigue a una investigación anterior que Newsom pidió a la Comisión de Energía de California que llevara a cabo en 2019 y que descubrió que las grandes gasolineras corporativas cobran “precios más altos por lo que parece ser el mismo producto” y planteó la posibilidad de que las compañías petroleras estuvieran fijando los precios ilegalmente.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio