Anuncio
Share

Un gran cambio en las normas de Medi-Cal abre la puerta a más adultos mayores

Alexis White, de 74 años, baila al son de una banda que toca en el centro PACE de Gary y Mary West
Alexis White, de 74 años, baila al son de una banda que toca en el centro PACE de Gary y Mary West, en San Marcos, donde habrá más adultos mayores que cumplan los requisitos con el cambio de Medi-Cal. Los centros PACE, acrónimo de Programa de Atención Integral a las Personas Mayores, ofrecen servicios que permiten a los adultos mayores envejecer en casa durante más tiempo
(K.C. Alfred / The San Diego Union-Tribune file photo)

Al reducirse el límite de activos exigido por el estado, los residentes con ingresos ‘medios olvidados’ pueden acceder a un programa sanitario de bajo costo.

Por primera vez en más de tres décadas, el estado ha aumentado la cantidad de ahorros que una persona puede tener para poder acogerse a Medi-Cal, su programa de asistencia sanitaria de bajo costo.

A partir del 1 de julio, el límite de bienes para tener derecho a Medi-Cal ha aumentado de 2000 a 130 mil dólares para una persona, con 65 mil dólares adicionales por cada miembro adicional del hogar. El aumento se aplica a los adultos mayores, a las personas que viven en centros de asistencia de larga duración, a las personas con discapacidad y a otros grupos especializados.

Para tener derecho a la ayuda, hay que tener 50 años o más, ser menor de 21 años, estar embarazada, ser el padre o la madre de un niño que cumpla los requisitos de edad, vivir en un centro de cuidados de larga duración, ser beneficiario de Medicare o ser ciego o discapacitado.

Anuncio

Antes de la ampliación, muchos adultos mayores con ingresos medios no podían acceder a los centros de cuidados de larga duración o a la asistencia sanitaria a domicilio porque no podían optar a las opciones de bajo costo y no podían pagar el elevado gasto de su bolsillo, dijo Renata Smith, directora ejecutiva del centro PACE Gary y Mary West de San Marcos.

Es este grupo al que Smith se refiere como “el medio olvidado”.

“Son las personas que no pueden permitirse una asistencia sanitaria de calidad a domicilio y el aumento de los costos, pero que tampoco pueden acogerse a Medi-Cal porque sus bienes son demasiado elevados”, dijo.

Anuncio

En el pasado, algunos adultos mayores gastaban sus bienes para poder optar a un centro de atención a largo plazo financiado por Medi-Cal.

“Gastar ese dinero no es tan fácil como parece, porque lo que en realidad estás gastando son tus ahorros, y el dinero que normalmente utilizarías para tu comida o tu alojamiento y cosas así", dijo Smith.

Algunos utilizan sus ahorros para pagar las facturas, pagar por adelantado los gastos del funeral y el entierro y/o poner el dinero restante en un fideicomiso irrevocable o para necesidades especiales, y a veces regalan una parte limitada de sus fondos a familiares o amigos, dijo Jennifer Marcks.

Anuncio

Es fundadora y propietaria de Medi-Cal Advisor Group, que ofrece servicios de gestión de casos para ayudar a los adultos mayores a realizar la transición a los centros de atención sanitaria y ayuda a las personas a cumplir los requisitos para recibir Medi-Cal.

Pero tener que reasignar o utilizar esos fondos por adelantado significaba a veces no tener acceso a ellos en caso de emergencia.

“Las antiguas normas y reglamentos no permitían a la gente prosperar a un nivel muy básico en la clase media baja”, dijo Marcks. “Obligar a alguien a bajar a 3000 dólares como pareja casada es realmente poco realista para prosperar en la calidad de vida”.

Anuncio

La fiduciaria Kim Sliffe, con sede en San Diego, dijo que una de sus clientes del norte del condado -una mujer de unos 70 años que tenía problemas para gestionar sus necesidades financieras y médicas- utilizó el método de reducción de gastos para obtener el Medi-Cal hace algo más de dos años.

Cuando contrató a Sliffe por primera vez, la clienta tenía unos 73 mil dólares en su cuenta bancaria personal que debían reducirse a 2 mil dólares.

Gran parte de ese dinero se puso en una cuenta de fideicomiso de protección de activos que Sliffe utiliza para pagar las necesidades domésticas de la clienta, como las facturas de los servicios públicos, las reparaciones domésticas, los suministros y el mobiliario.

Anuncio

Aunque personas como la clienta de Sliffe conservan el acceso a sus fondos para pagar esas necesidades domésticas, los viajes y los gastos de ocio a través de su fideicomisario, esto también significaba que tenían que pasar por un proceso engorroso para trabajar con un abogado y un fiduciario para poner sus activos en el fideicomiso y poder optar a Medi-Cal.

“Con los nuevos límites, probablemente no habría necesitado pasar por todo este proceso de fideicomiso, simplemente habría cumplido los requisitos”, dijo Sliffe.

El Departamento de Servicios de Atención Sanitaria de California calcula que el aumento significa que aproximadamente 22 200 personas más tendrán ahora derecho a Medi-Cal, y miles más tendrán derecho cuando se derogue el límite de bienes en 2024, dijo la portavoz Katharine Weir-Ebster por correo electrónico.

Anuncio

“Los beneficiarios de Medi-Cal podrán mantener recursos adicionales, lo que supondrá una mayor estabilidad financiera y calidad de vida”, dijo Weir-Ebster. “Este aumento de los límites de recursos también hará que la cobertura de Medi-Cal sea accesible a un mayor número de californianos potencialmente vulnerables, entre ellos personas mayores y discapacitadas”.

Programas como el centro PACE de Gary y Mary West ofrecen a los adultos mayores un lugar diurno para socializar
Programas como el centro PACE de Gary y Mary West ofrecen a los adultos mayores un lugar diurno para socializar y recibir atención.
(K.C. Alfred / The San Diego Union-Tribune file photo)

Esta nueva ampliación supone la primera vez que se aumenta el límite de activos en más de tres décadas. A finales de los años ochenta, el límite aumentaba 100 dólares cada año: de 1600 dólares en 1985 a 2000 dólares en 1989. Luego cesaron los aumentos.

Anuncio

El aumento del acceso a Medi-Cal significa también que ahora hay un mayor acceso a los centros de atención a la tercera edad, o a la atención a domicilio y a otros programas que ayudan a los adultos mayores a envejecer en su lugar durante más tiempo, como el PACE, acrónimo de Programa de Atención Integral a la Tercera Edad.

La abogada especializada en planificación patrimonial y derecho de las personas mayores, Maya M. Pinchman, dijo que, anteriormente, algunas personas que necesitaban asistencia -pero que no podían permitirse un cuidador privado, servicios de atención domiciliaria o de día para adultos- acababan trasladándose a residencias de ancianos que no se ajustaban a sus necesidades.

“Tenían que encontrar la manera de entrar en una residencia de ancianos, que quizá no era el entorno adecuado para ellos en ese momento, únicamente porque no podían permitirse la asistencia sanitaria de otra manera”, dijo.

Anuncio

Para utilizar un programa PACE, los clientes tienen que tener 55 años o más, estar inscritos en Medicare o Medicaid y vivir en el área de servicio de una organización PACE. También tienen que necesitar un nivel de atención en una residencia de ancianos y ser capaces de vivir de forma independiente con el apoyo del programa.

Mediante la atención médica y dental, los programas de socialización y el apoyo a las actividades de la vida diaria, los programas PACE pueden ayudar a mejorar la vida y la salud a largo plazo de los adultos mayores de varias maneras.

En San Diego hay varios programas PACE, como el de Gary y Mary West en San Marcos, que incluye un centro para mayores y un centro de día para adultos donde los clientes pueden socializar durante la semana.

Anuncio

Smith dijo que su centro ya está en proceso de contratar más personal para acomodar el aumento previsto a medida que más personas tengan derecho a Medi-Cal.

Este nuevo cambio en el límite de activos es solamente un aspecto de la revisión del acceso a Medi-Cal en el estado en los últimos años.

En 2020, el programa se amplió para cubrir a las personas de 25 años o menos, independientemente de su estatus migratorio, y en mayo de este año, los legisladores del estado también ampliaron el acceso a Medi-Cal a los adultos de 50 años o más, independientemente de su estatus migratorio.

Anuncio

El programa se abrirá para dar cobertura a un número aún mayor de californianos en enero de 2024, cuando se derogue la prueba de patrimonio.


Anuncio