Anuncio

Legisladores de California aprueban un proyecto de ley para hacer obligatorio el jardín de niños

A boy holds his mother's leg at school
August Russell se aferra a su madre, Natalie Russell, en su primer día de guardería en Altadena en agosto de 2021.
(Al Seib / Los Angeles Times)
Share

California está un paso más cerca de obligar a los niños a asistir al jardín de niños, un requisito que llegaría después de que montones de estudiantes más jóvenes del estado se saltaran esa etapa durante la pandemia, aumentando las preocupaciones sobre la brecha de aprendizaje.

Un proyecto de ley aprobado por el Senado estatal esta semana se dirige a la mesa del gobernador y exigiría que los niños completen un año de jardín de infancia antes de entrar en el primer grado, a partir del año escolar 2024-25.

“Esto asegura que los niños reciban una instrucción crítica en sus primeros años de aprendizaje y estén debidamente preparados”, dijo la senadora Susan Rubio (D-Baldwin Park), una exmaestra y autora del proyecto de ley del Senado 70. “Para los estudiantes que no han sido matriculados en el jardín de niños, a menudo los maestros y los padres pasan demasiado tiempo tratando de enseñar las habilidades fundamentales y sus compañeros ya están por delante”.

Anuncio

Aunque el gobernador Gavin Newsom ha hecho de la educación temprana una parte de su programa de gobierno, aumentando el acceso a la educación preescolar y al jardín de niños de transición en todo el estado, es incierto si firmará el proyecto de ley, ya que su Departamento de Finanzas se opuso al proyecto de ley debido a sus costos.

Un análisis legislativo puso la estimación para el aumento de la financiación estatal para el kindergarten obligatorio en los bajos cientos de millones anuales sobre el supuesto de que 30.000 niños más se inscribirían en la escuela.

“Fundamentalmente es sólo dinero, ése es el único argumento negativo plausible”, dijo Kevin Gordon, un veterano cabildero de la educación en Sacramento. “El gobernador es, sin duda, el dueño de los logros en el ámbito de la educación temprana; ha conseguido mucho. La idea del kindergarten obligatorio es consistente con su agenda, pero es un costo más que tal vez no quiera asumir este año.”

Newsom tiene hasta el 30 de septiembre para firmar o vetar el proyecto de ley.

Los intentos anteriores de imponer el kindergarten en California han fracasado. En 2014, el gobernador Jerry Brown vetó un proyecto de ley idéntico.

“La mayoría de los niños ya asisten al kindergarten, y los que no lo hacen pueden estar inscritos en otros programas educativos o de desarrollo que sus familias consideran más apropiados para ellos”, dijo Brown en su mensaje de veto. “Preferiría dejar que los padres determinen lo que es mejor para sus hijos, en lugar de imponer un nivel de grado completamente nuevo”.

Como la mayoría de los estados, California no exige el jardín de niños como parte de sus leyes de educación obligatoria. Los niños californianos de 5 años pueden acceder al jardín de infancia, pero la ley no les obliga a ir a la escuela hasta los 6 años.

Con el proyecto de ley SB 70, California se uniría a los 19 estados en los que el jardín de infancia no es una opción, sino un requisito. El proyecto de ley especifíca que otros programas de educación temprana, como el jardín de niños de transición, que atiende a niños de 4 años, no están incluidos en el requisito. Según el proyecto de ley, los alumnos pueden elegir entre asistir a un jardín de infancia público o privado.

Aunque el kindergarten ya cuenta con una buena asistencia -alrededor del 95% de los estudiantes elegibles se inscribieron antes de la pandemia del COVID-19, según el Departamento de Educación de California- los defensores del proyecto de ley dijeron que permitir que el grado sea opcional engaña a los padres sobre sus beneficios.

Los defensores de la educación temprana señalan que las investigaciones demuestran que el jardín de niños ayuda a formar habilidades sociales y académicas que son clave para el desarrollo de toda la vida - y los que se lo saltan podrían quedarse atrás con respecto a sus compañeros.

El año pasado, Newsom dio a conocer un amplio plan multimillonario para ofrecer programas gratuitos de kindergarten de transición a todos los niños de California, enmarcando la medida como una política impulsada por la equidad que, en esencia, crea un nuevo grado y trabaja para asegurarse de que algunos niños de 4 años no comiencen ya con retraso. Al igual que el jardín de infancia, el jardín de infancia de transición no es obligatorio, sino opcional.

Según los estándares de contenido de California, los alumnos de kindergarten se centran en la fonética, la escucha activa y la comprensión de la estructura de las oraciones. Los alumnos de kindergarten también aprenden a sumar y restar por debajo de cinco, utilizando contadores como cubos para entender las matemáticas. Para algunos alumnos, puede ser la primera vez que aprenden habilidades básicas como sostener un lápiz, escribir su nombre o levantar la mano para hacer una pregunta.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles es uno de los patrocinadores del proyecto de ley. El superintendente Alberto Carvalho dijo que los estudiantes más jóvenes del distrito han sido de los más difíciles de inscribir durante la pandemia.

“La obligatoriedad de un año completo de jardín de niños garantiza que los estudiantes reciban experiencias de aprendizaje de alta calidad académica, social y de desarrollo”, dijo Carvalho.

Las escuelas de California han experimentado grandes descensos en la matriculación, y el jardín de niños ha representado una gran parte de la disminución. La matriculación en el jardín de niños se redujo en 61.000 estudiantes en 2020-21, según los datos del estado.

Esos datos están sesgados por la pandemia, ya que los padres optaron por salir durante un año tumultuoso de cierres de campus y aprendizaje a distancia. Los defensores del proyecto de ley dijeron que las familias pueden pensar que el jardín de infantes no es esencial porque es opcional.

“Miles de familias californianas optaron por mantener a sus hijos fuera del jardín de niños este año pasado debido a la pandemia, optando en su lugar por otros programas presenciales o por no ir a la escuela. Eso significa que miles -o potencialmente decenas de miles- de niños más de lo habitual serán elegibles para el primer grado el próximo año escolar sin haber pasado por el jardín de niños, poniendo aún más presión en un sistema ya tenso”, dijo la Asociación de Maestros de California en una carta a Newsom el martes, instándole a firmar el SB 70.

Alison Yoshimoto-Towery, directora académica de L.A. Unified, dijo a los legisladores en una audiencia del Comité de Educación de la Asamblea en junio que las familias de bajos ingresos son menos propensas a optar por el jardín de infancia. Las tasas de absentismo también son desproporcionadamente más altas en este grado porque las familias no se lo toman en serio, dijo.

“Hacerlo obligatorio permite al distrito acercarse, llamar, hacer visitas a domicilio, aconsejar a los padres”, dijo Yoshimoto-Towery.

La Red de Educación en Casa de California se opuso al proyecto de ley, calificándolo como un mandato innecesario que limita la elección.

“Esta nueva legislación les obligaría a empezar en el jardín de niños sin tener en cuenta su preparación y habilidades sociales - en otras palabras, obligando a 13 años de educación formal en lugar de 12”, dijo el grupo en un comunicado. “Una mejor política educativa tendría en cuenta el dominio y la madurez, no la edad cronológica”.

Otro proyecto de ley, el AB 1973 del asambleísta Kevin McCarty (demócrata de Sacramento), también se dirige al escritorio de Newsom y pretende exigir que los distritos escolares ofrezcan un jardín de infancia de jornada completa. En la actualidad, algunos distritos sólo ofrecen programas a tiempo parcial que duran tres horas al día.

Ese proyecto de ley contó con la oposición de la Asociación de Consejos Escolares de California, que citó su preocupación por la falta de apoyo a los distritos para dar cabida a una expansión del jardín de infancia.

“Muchos ofrecen programas de kindergarten separados por la mañana y por la tarde no por razones de política, sino más bien porque carecen de la capacidad de las instalaciones y/o de los maestros adecuados para satisfacer la demanda”, dijo el grupo en un comunicado.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio