Anuncio

Más mujeres formaron parte de la lista de CEOs mejor pagados

Desde arriba a la izquierda: La CEO de Northrop Grumman
Desde arriba a la izquierda: La CEO de Northrop Grumman, Kathy Warden; la CEO de Advanced Micro Devices, Lisa Su; la CEO de Citigroup, Jane Fraser; de abajo a la izquierda: la CEO de General Motors, Mary Barra y la CEO de United Parcel Service, Carol Tome.
(AP)

De los 341 directores ejecutivos incluidos en la encuesta anual de compensaciones de AP, 25 son mujeres.

Share

Cada vez más mujeres alcanzan el puesto más alto en las empresas cotizadas en bolsa, pero sus cifras siguen siendo mínimas en comparación con sus homólogos masculinos.

De los 341 directores ejecutivos incluidos en la encuesta anual de compensaciones de AP, 25 son mujeres. Esa es la mayor cantidad de mujeres que han hecho la lista desde que comenzó la encuesta en 2011. Pero las cifras no han cambiado mucho: el segundo recuento más alto fue de 21 mujeres en 2017.

La encuesta, basada en datos analizados para The Associated Press por Equilar, incluye a los directores ejecutivos de empresas incluidas en el S&P 500 que han servido al menos dos años fiscales en sus empresas, las cuales presentaron declaraciones de representación entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2024.

Anuncio

Christy Glass, profesora de sociología en la Universidad Estatal de Utah que estudia equidad, inclusión y liderazgo, dijo que aunque ver más directoras ejecutivas este año es positivo, en general las tendencias son desalentadoras.

“Veros un año que es una especie de año estelar en cuanto a directoras ejecutivas”, dijo, “pero luego, uno o dos años después, veremos una rotación significativa”.

Lisa Su, directora ejecutiva y presidenta de la junta de la fabricante de chips Advanced Micro Devices, fue la directora ejecutiva femenina mejor pagada en la encuesta de AP por quinto año consecutivo en el año fiscal 2023, con una compensación total valorada en 30,3 millones de dólares, igual que su paquete de compensación del año anterior. Su rango subió al 21 en general desde el 25.

Su recibió un salario base de 1;2 millones de dólares y un bono por desempeño de más de 1,4 millones de dólares. La mayor parte de su paquete consistió en 21,8 millones de dólares en premios en acciones.

Su ha sido jefa de AMD, con sede en Santa Clara, California, desde 2014. La empresa es parte de un número creciente de entidades que intentan aprovechar el nuevo interés en herramientas de IA capaces de analizar datos, ayudar a tomar decisiones y potencialmente reemplazar algunas tareas actualmente realizadas por humanos. El precio de las acciones de AMD se disparó un 127% en 2023.

Las otras en los cinco primeros lugares de directoras ejecutivas femeninas mejor pagadas incluyen a Mary Barra de la automotriz General Motors con una compensación total de 27,8 millones de dólares; Jane Fraser de Citigroup con un paquete valorado en 25,5 millones de dólares; Kathy Warden de la empresa de aeroespacial y defensa Northrop Grumman Corp. con 23,5 millones de dólares; y Carol Tome de la empresa de entrega de paquetes UPS Inc., cuyo pago fue valorado en 23,4 millones de dólares.

Algunas directoras ejecutivas notables no están incluidas ya que se convirtieron en directoras ejecutivas hace menos de dos años o su empresa presenta declaraciones fuera del período de enero a abril, incluyendo Julie Sweet de la consultora Accenture y Sue Nabi, de Coty Inc.

El paquete de pago medio para las directoras ejecutivas aumentó un 21% a 17,6 millones de dólares. Eso es mejor que lo que les fue a los hombres: su paquete de pago medio aumentó un 12% a 16,3 millones de dólares.

Pero los hombres mejor pagados aún ganan mucho más que las mujeres mejor pagadas. El director ejecutivo de Broadcom, Hock Tan, obtuvo 161,8 millones de dólares, la gran mayoría de eso en acciones.

Parte del problema del número desproporcionado de hombres a mujeres es el hecho de que es más probable que las mujeres sean nombradas directoras ejecutivas cuando la empresa está en crisis, dijo Glass.

“Es como un paso adelante, dos pasos atrás”, dijo. “Uno de los factores que impulsa eso es el hecho de que las mujeres tienden a tener oportunidades para servir como directoras ejecutivas cuando las organizaciones están en crisis... Eso significa que comienzan su trayectoria de liderazgo en desventaja”.

Anuncio