Anuncio
Share
Deportes

Patada de Nahuel queda sin castigo

No conocen reglamento Nahuel_1018385.JPG
Si las críticas al portero de Tigres no cesaban, “El Patón” se encargó de encender más el fuego a través de su cuenta de Twitter.
(Agencia Reforma)

Nahuel intentó despejar y fue obstruido por Aguirre, quien luego recibió una patada del guardameta argentino

Nahuel Guzmán intentó defenderse con el reglamento a las críticas por su agresión a Eduardo Aguirre, pero Arturo Brizio respondió de la misma forma indicando que debió ser expulsado.

“Acá, preocupado por ‘los comentarios’. Pero un poco más preocupado porque nuestros ‘opibobologos’ desconocen gran parte del reglamento del futbol. No solo enjuician, también prejuzgan con fundamentos falsos. Es una lástima, porque generan opiniones erróneas”, escribió el portero de Tigres en su cuenta de Twitter.

“Muchachos, dejen de querer manejar las reglas de este juego desde una pluma, un micrófono o una pantalla de televisión. Pónganse a hablar más y mejor de futbol que todos podemos seguir aprendiendo”, agregó Guzmán.

Anuncio

El domingo, en los minutos finales del juego contra Santos, Nahuel intentó despejar y fue obstruido por Aguirre, recibiendo una patada del guardameta argentino.

El árbitro Jorge Antonio Pérez Durán no apreció la acción y desde la cabina de monitores del VAR tampoco le hicieron una petición para que revisara el contacto, desatándose las críticas por no haberlo expulsado.

Ante la pifia arbitral, Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Arbitraje, tuvo que hacer un nuevo video con el análisis de jugadas de la Jornada 6, publicado ayer por la tarde en la cuenta de Twitter de la Federación Mexicana de Futbol, y en el cual asegura que el portero de los Tigres debió ser expulsado.

“En su afán por despejar, (Nahuel) es obstruido por su oponente. El delantero de Santos modifica su trayectoria y se cruza en el camino del guardameta impidiendo el despeje, por lo tanto debió sancionarse falta como correctamente se hizo y debió ser amonestado.

Anuncio

“Sin embargo, el guardameta de Tigres, al ser obstruido, comete una conducta violenta al golpear con la pierna a su adversario. Esta jugada debió reprimirse con una tarjeta roja.

“La decisión correcta debió ser tiro libre a favor de Tigres, amonestación al jugador de Santos y expulsión al guardameta de Tigres, lo que constituye un error arbitral”.

Y aunque la noche del domingo, Guzmán se disculpó con Aguirre, ayer al mediodía se defendió mostrando la parte del reglamento en la que efectivamente se da como falta cuando el portero es obstruido, sin embargo, no mencionó nada sobre la patada que le propinó al atacante de Santos.


Anuncio